El galleguito

Compartir
Quiero que pongas un espejo en el suelo,
luego me pones en 4 patas y me metes
la poronga mientras yo lo veo todo!

Hay zonas de nuestra vida que parecen no tener nada que ver con otras, y sin embargo el tiempo nos demuestra que todo es una sola cosa. Hablo de esto porque hay un aspecto de mi vida muy controvertido y es mi voz y el poder hablar. de niño fui un chico callado y retraído. Todo miraba y no decía nada. de adolescente me burlaban en el secundario. Y así toda mi vida, me costo expresarme a través de la palabra. Pero eso no era inconveniente en el sexo. Ahí me sentía a mis anchas. Siempre fui desinhibido y osado, y lo único para lo que usaba la boca era para chupar…y no precisamente naranjas, jiji¡. Quien iría a pensar que un día todo se juntaría y sería un infierno.

  Caminando por San Telmo voy al mercado de Pulgas en busca de una vasija de bronce. revolviendo algunos canastos, me encuentro que otro también buscaba algo. Mis ojos se posan en un muchacho grande, como de 40 que me mira y me sonríe. Vuelvo a levantar la vista, buscando la suya y la encuentro. Era esos hombres que no son ni altos ni bajos, ni rubios ni morenos, ni joven ni viejo, ni lindo ni feos. Están ahí, en la medida justa entre la determinación y la presión hormonal.
 -Hola chaval…que buscas?…tenia esa tonada española tan cálida y llenas de zetas.

-Una tonteria…balbucié
-Yo también…aburrido de ser turista, por aquí y por alla…tu eres de aquí?
-Si
-Eres guapo
-No
-jaja
-jaja
-Te gustaría hacer algo mas divertido?
-si
-…venir a mi hotel…te gustaría?
-Si
-No hablas mucho…ya hablaras, ja
-Ja
-te gusta el sexo con hombres?
-me encanta
-Y si vamos…que quisiera que te hiciera…

 Como el sexo es lo mío, en esa zona me sentí mas desenvuelto y sin dudar le conteste:
-Quiero que pongas un espejo en el suelo, luego me pones en 4 patas y me metes la poronga mientras yo lo veo todo!

-Ok…
– Y tu que quieres?
-Oralidad¡
 Supuse que quería que le chupara la pija. Estaba bueno. Primero le chupaba la pija y luego me cogía mientras yo miraba (Eso me pone loco).
  He aquí la sorpresa que cuando ya desnudos , en 4 patas yo, con el espejo apuntando a mi culo abierto, el se pone atrás y con la mano en la pija me dice. Ahora sexo oral…hago el amague de moverme para metérmela en la boca y el me lo impide. No entendía nada.
-Quiero que hables, que repitas lo que yo te diga…
-Que?
-Di:: Por favor, quiero que me cojas¡
-NOOO…no puedo…me cuesta decir eso..
-Dilo…quiero que me cojas
 Lo repetí casi susurrando…me daba mucha vergüenza pero lo dije¡
– Ahora suplícame que te coja!
NOO..no se como hacer eso...
-Suplícame ya¡
 Y de pronto desde adentro algo se fue aflojando y las palabras tímidas al principio se pusieron mas vivaces con los minutos…¡
_ Cógeme…méteme la verga en el culo …por favor te lo pido…hare lo que quieras…este culo es tuyo…soy tu puto soy tu puta soy tu carne dame la verga la leche en el ollo métela al fondo métela toda los huevos hasta los huevos pija bolas orto leche en la boca traga la leche traga la bala traga el sable traga la verga rómpeme el orto acábame acábame acábame

 Después de todo estuvo bueno. Por ahí, de vez en cuando, con algún amante ocasional, me acuerdo y le mando la sarta de palabrotas, sin respirar…tienen buena recepción, en general. Aguante el sexo oral, galleguito¡

Jorge E
Compartir
Relatos de los lectores on FacebookRelatos de los lectores on Twitter
Relatos de los lectores
Un lugar para que todos esos relatos sean fantasías o no puedan materializarse y compartirse con todos los demas... Historias que se repiten, pero que tienen el condimento único del que la escribe y las vive, Historias increíbles, y otras que se suman a una terrible y única realidad. En definitiva tus historias.
Latest Comments
  1. Anónimo
  2. Anónimo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Facebook Comments ...
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE