Su Obelisco de 9 de Julio.

Compartir

No se por donde empezar la verdad.
Cada vez que lo recuerdo, me quedo en ese instante, 
y mi cuerpo reacciona enseguida.

Este Jueves 24 tuve que ir a Buenos Aires, temprano por la obra social de mi mama.
Buen, tranqui; me tome el 163 hasta Caballito. Y la vuelta quise hacerla rápido. Subte A, C, D y Tren San Martín. 

Todo iba bien, cuando baje del C en combinación con el D. El anden de 9 de Julio hacia Congreso, a pesar de ser mas de las 11am estaba un tanto, movido.  Me fui al final, tipo donde se hace Combinacion con el B. 

Yo estaba de jean negro, camisa con pullover azul, rayban negros y un bolso TOMMY . Como me es imposible, no ‘mirar’ gente como va vestida, scanee mal a un chabon que vino del B. Estaba de jean, un morral de cuero marrón y campera y rayban negros y barbita de algunos dias. Cuando lo relojee del otro lado, osea después de pasar, me dije pobre, debe estar cagado de calor. 
No se, lo que habrá pasado que volvió al filo del anden donde estaba yo. Y se me puso atrás.

Llego el tren, se abren la puertas y me dirijo a las puertas de enfrente, me gusta apoyarme en las puertas. CUANDO GIRO LA CABEZA, este chabon estaba al lado mio, mal. Para que se entienda, yo estaba pegado a la puerta, espaldas a la fila de asientos. Este chabon al lado mio, pero mirándome a mi. No termino de pensar, 

QUE LE PASA A ESTE, QUE SE PONE TAN CERCA?
CAÍ. 
Y RE CAÍ.
CAÍ EN DONDE ESTABA Y LO QUE ESTABA A PUNTO DE PASAR 

Las puertas se cierran y el tren arranca. No pasan unos escasos segundos, y empiezo a sentir unos dedos sobre el filo del jean por la parte de atrás. La excusa era perfecta, el se agarra del caño, pero mientras tanto… Les parecerá gracioso,  pero me sentí un teclado. Dedo por dedo, bajaban y presionaban uno por uno sobre mi culo. No lo vi, como una invasión; Al contrario lo sentí una exploración del terreno. Esto me puso al filo, por PRIMERA VEZ estaba viviendo esto. Llegamos a Tribunales, MI LADO. Sale gente, entra gente. Entra un pibe X y se apoya sobre las puertas, cerradas al fin. 

Para que? Debo agradecer que tenia un chicle en mi boca, para calmar los nervios que tenia. Lo miraba de reojo, el seguía quieto, con mirada fija, como si nada pasara. El pibe es PRO en esto. Yo mientras tanto temblaba y mi panza explotaba. Pero mi cabeza esta en las nubes, estaba en otra. En la próxima estación, entra gente y se acerca aun mas, pero zarpado.  No se, si fue, timidez o falta de experiencia, por que soy mas virgo que la mierda. Pero mi pierna me aviso que algo había ahí que antes no estaba. Mi corazón estaba a full, e imagino que el del también. Sentía su pedazo creciendo. Me atreví a cerrar los ojos, para disfrutarlo. Sentía, y no miento, como latia, como hacia fuerza para que crezca mas y mas. Sentía correr torrentes de sangre. ESA PIJA ESTABA POR EXPLOTAR. El chico de enfrente, se reía y se mordía los labios, me di cuenta enseguida, este no es del palo, pero bien sabe. Arrugué, si, no me atreví a mover las manos bobas que tenia. Asi que empecé a mover y también hacer presión con mi pierna, para darle un feedback, de todo bien, seguí así. Saciate en mi, no me molesta. Yo no daba mas. Quería que siguiéramos hasta Congreso, si era necesario. 

Pero todo tiene un final, y al llegando a Plaza Italia se acomoda su morral frente a mi. Se iba, se bajaba, baldazo de agua fría. La situación final, es que quede entre morral , caño y el. Esta es la mía, antes que se abrieran las puertas, estire mis dedos, y se la acaricie de una pasada a mas no poder. No me alcanzaron los dedos para recorrer todo su trayecto, pero mis manos y yo no se van a olvidar lo que vivieron cada centímetro que ‘explore’ su Obelisco de 9 de Julio.

Me baje en Palermo, y caminaba lento. Revivía todo lo vivido en mi cabeza, no podía ser, YO SI YO, toque, me tocaron, sentí, pero esto fue real, no como las porno que vivo viendo en casa. Me di cuenta al subir las escaleras, que estaba super mojado. Nunca me había pasado, estaba lleno de precum. Me reía solo en el tren, recordando y recordando. Al llegar a casa, no aguante y descargue una vez, no tarde mucho igual. Pero esta vez, fue en VIVO Y DIRECTO.

Guardo el SUBTE PASS, como recuerdo, de lo que fue mi primera experiencia en un subte y en mi vida. El lunes iré de nuevo, puede que estés o no. Pero YO ya no soy el mismo.

Ivan.

Compartir
Lautaro Anchorena on FacebookLautaro Anchorena on Twitter
Lautaro Anchorena
Periodista, fotógrafo y argonauta de la vida, noviando con Diego, CEO fundador y editor de este sitio, ahora devenido en pagina, que mantengo y desarrollo con un grupo de gente maravillosa, al que le brindo dedicación exclusiva desde el año 2009.
Latest Comments
  1. Anónimo
  2. Anónimo
  3. Anónimo
  4. Anónimo
  5. Anónimo
    • Anónimo
  6. Anónimo
  7. Anónimo
    • Anónimo
  8. Anónimo
    • Jose Accion

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Facebook Comments ...
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE