miércoles, 21 de diciembre de 2011

Buenos Aires (SentidoG.com)
Aquellos lejanos y clandestinos tiempos...


Por Facundo R. Soto

La zona de la Facultad de Medicina es uno de los lugares de encuentro gay. Se trata de un circuito rodeado por departamentos y casonas antiguas, pocas de ellas se conservan. A principio del siglo pasado las casas contaban con muchas habitaciones y sobre todo: secretos. Todavía quedan algunas, pero no secretos.
En 1931 el Príncipe de Gales y Anatole France se alojaron en un petit-hotel de la calle Uriburu. ¿El motivo de viaje del príncipe? Encontrarse a escondidas con su amante, en Buenos Aires. ¿Por qué en el petit-hotel de la calle Uriburu? Porque ese alojamiento era del juez Patricio (nunca se develó el nombre). Por las noches daba descontroladas fiestas para la alta sociedad. Los hombres iban con una valija de mano. Pasaban al baño. La abrían. Sacaban la ropa y se vestían de mujer. Una vez travestidos, bailaban el minué, y con los nocturnos de Chopin daban por comenzada la fiesta, que terminaba en “festichola”.

Hay documentación de estas reuniones, entre ellas, las memorias del aristócrata Rodolfo Aráoz Alfaro, que tenía una fortuna considerable, donde cuenta que el juez llevaba una doble vida: de día era intachable, reconocido por la high society; y de noche se transformaba en una mujer entregada a los vicios y placeres que la noche le generaba. Por otro lado, corroboramos que las fiestas del juez “eran famosas por su abundancia en champagne, y la participación de las más variadas parejas de la época (incluyendo próceres, pintores, escritores y políticos).
Un magistrado, altamente reconocido, fue una noche a una de esas fiestas. Se sorprendió al reconocer a X (tampoco contamos con este dato, ya que fue censurado en la escritura) vestido de mujer. El juez Patricio, y dueño de casa, le abrió la puerta, como excelente anfitrión que era. Después, se entregó a satisfacer los pedidos que los hombres y “mujeres” le hacían, sin perder su alta educación, a pesar de tomar Don Perignon desde que empezaba la noche. Al anfitrión, nunca se le pudo reprochar nada, quizás era el exceso de alcohol que lo ponía más exagerado en sus modales, servicial y educado que durante el día, permitiéndose así llevar hasta al extremo su servidumbre de complacencia.
Uno de los concurrentes que no faltaba nunca, era José Evaristo Uriburu Tezanos Pinto, nieto del presidente que le dio nombre a la calle donde él mismo dejaba una vida en la puerta para crearse otra (de mujer) apenas cruzaba el zaguán de mármol. Su padre, en ese momento era el embajador de Gran Bretaña, moreno y descendiente de salteños. Los delicados y sugerentes escritos de la época dan a entender que Uriburu nieto, nacido ocasionalmente en el Perú, “estaba provisto de muy buenos dotes” que lo hacían ser uno de los más codiciados por “las otras mujeres”. Muchas le llevaban regalos y le hacían continuas adulaciones, con tal de ganarse un suspiro a solas con él.
El padre de Evaristo, fue notificado del tipo de fiestas a las que concurría su hijo. Después de pasar la negación que se impuso en él, tomó valor y disfrazado lo esperó en la esquina de la casa del juez Patricio. Lo vio salir a la madrugada con el sol detrás, y el príncipe al lado, apoyándose en su hombro. ¿Que pasó después? Lamentablemente, todavía no lo sabemos, de todas formas algo podemos imaginarnos. El juez falleció pero las fiestas continuaron, y el desfile de personalidades de la aristocracia porteña también.

Otro de los habitúes a las fiestas fue Arturo Jacinto Alvarez, hijo de un militar y famoso terrateniente de la época, que se dedicó a disfrutar de la herencia de su padre hasta dilapidar la fortuna: una cantidad importante de campos y estancias. Sobre todo en extravagancias como la majestuosa fiesta que dio en el Hotel Crillón, donde el centro del espectáculo fue la danza de perros afeminados, vestidos con polleritas y cintas rosas. Esa noche hubo champagne y caviar para todo el mundo. En cada mesa se encontraba un objeto, considerado una valiosa antigüedad, que servía de adorno y souvenir. Algunos se llevaron dos o tres, y con su venta vivieron un par de años. Un año más tarde, Arturo Jacinto Alvarez le compró a Picasso el telón que hizo en 1917 para el Ballet Parade Russes de Serge Diaghilev, del que se había enamorado por su tamaño: 10,50 por 17 metros.
En la última época de su vida seguía vistiendo, como siempre, de blanco. Se trasladaba en suntuosos carruajes de un lado para el otro, pero no tenía plata para pagar los impuestos de la última propiedad que le quedaba. Decía que estaba enamorado de la belleza. Después de ver ballet en el Colón y de cenar en Edelweiss solía llevar a su quinta de Ituzaingó a los amantes de turno, que conocía por la calle Uriburu. Muchos de ellos de su desmantelada mansión se robaron los pocos objetos de valor que quedaban, sin saber del todo el valor que tenían.
En 1961 publicó la novela Esvén donde hay descripciones de los ambientes más elegantes de París, de las fiestas del conde Etienne de Beaumont, y por supuesto del caserón de Uriburu. Escribió un capítulo sobre perros en celo, considerado por la crítica literaria del momento como delirante. Terminó durmiendo en las plazas, con los auténticos dibujos de Jean Cocteau que había adquirido cuando compró un auténtico Rendir en París, en su atado de papeles. Seguía hablando en francés, incluso con los mendigos con los que compartía la noche. “Lo último que se pierde es el status”, le decía a todo el mundo con el que se cruzaba, después de haber participado en el levantamiento contra Perón el en ’51.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Ese oscuro Objeto de deseo...


Con el revival actual de las teteras, no se bien si se debe a la apertura de este blog , o se debe a que llas viejas costumbres están regresando, y como sucede con toda moda que vuelve, nuevos elementos se suman a la reedicion.
En este caso estoy hablando de esos nuevos elementos , los negros, y cuando digo negros no me estoy refiriendo a lo que comúnmente se denomina gronchos en forma despectiva, sino a los hombres de color , que actualmente son mas y mas en nuestra gloriosa ciudad.

Semanas atras me meti en el baño de la linea D de la estación Once y observe que un negro grandote estaba en plena accion, a los pocos dias otro en la tetera de la confitería London de Florida y Av. de Mayo.
Y como las casualidades no existen, comencé a fantasear con una cama con un negrazo infernal. No sabia que por algun designio sobrenatural mis deseos se cumplirían tan pronto.


Sábado a la tarde, estoy mas aburrido que nunca y salgo a caminar por el barrio, es necesario que diga que vivo en Villa Crespo en estos dias y que si bien en una epoca fue un barrio precursor de teteras con los baños de la pizzeria Santa María de Scalabrini Ortiz y después la confiteria Totem de Corrientes y Malabia, actualmente inactivas ambas, hoy en dia no hay demasiada acción en ningún tugurio de estas zonas.

Esperando que se haga la hora para ir al cumpleaños de un amigo, decidí ir a dar una vuelta, ver si le compraba algún presente al tacaño de mi amigo que jamas me regala nada y a fantasear con algun chongo que pueda ver en la calle, ya que me venia dando manija con los dos que habia visto en las teteras del subte y con otros de unas paginas porno locales en la que varios negros le rompen el culo a unos pasivos que se prestan a su juego.

Mientras observaba una vidriera de mochilas y carteras es que me parece ver pasar a uno de los negros de esa pagina, inmediatamente me doy vuelta y comienzo a seguirlo para darme cuenta rápidamente que no era quien creía, sin embargo el mismo era portador de un lomazo , un negro de un metro noventa con soberanas gambas y terrible espalda.

Pase junto a el y lo mire casi descaradamente, el negro ni se inmuto. al llegar al semaforo veo que el hombre es quien me mira, le clave la mirada en los ojos y baje la vista hasta su bulto.
El negro acelero la marcha, yo me resigne y comencé a caminar mas lento,. Para mi sorpresa el negro se dio vuelta, me busco con la mirada y rápidamente se metio en el Burger King de Corrientes entre Malabia y Scalabrini Ortiz. Me dirigi como un maratonista para alcanzarlo y observe que subia las escaleras rumbo al baño. Entre rápidamente y me coloque junto a el. un pibe de unos veinte y pico años se encontraba ya en su posición en el tercer mingitorio. Una tetera aqui, como no se me ocurrio!!!!!!!!!! pensé, y volví a la escena para ver que el muchachito ya le había empezado a mirar la pija del negro que comenzaba a agrandarse cada vez mas.

El negro se desabrocho el pantalón y le entre a meter mano en los huevos, el otro ya comenzaba a amagar para chupársela

Al negro se lo veía nervioso, indeciso, pero con una poronga colosal que ni yo , ni mi nuevo y desconocido amigo ibamos a permitir desperdiciar.
El pibe se agacho al mismo tiempo que yo, como un buen compañero le chupo la pija un par de veces y me la paso para que me la meta en mi boca. Si bien el negro tenia la pija durisima seguia incomodo , miraba continuamente la puerta de entrada. En el preciso momento que el negro logro relajarse hizo su entrada un noble anciano. La desconexion fue instantánea, el viejo choto luego de dar mil vueltas se metió en un cubículo y cerro la puerta, pero para el negro no habia marcha atrás, guardo la pija y dijo "no, asi no", como si fuese la versión travesti de color de la Chiqui Legrand.

Mi amigo reciente , dispuesto a no perderse semejante poronga y semejante macho nos dijo " ey, yo vivo cerca, si les va, vayamos a mi casa", el negro comenzó a poner excusas, pero mientras le manoteábamos el bullto insistentemente logramos entre ambos convencerlo. A los pocos minutos estábamos en el departamento desvistiendo al negro, quien paso de una actitud escurridiza al desenfado total. Se puso en pelotas en un santiamén y con la pija hecha un garrote nos agarro del cuello y resfregandonos la poronga por nuestra cara enuncio las palabras que delimitarían como serian las cosas en ese encuentro, "haber pedazo de putas como me chupan bien la pija".

El pibe se volvio loco, se comía el pedazo de carne con un hambre voraz, al momento me lo pasaba a mi , mientras el le chupaba las bolas, las cuales se metia ambas en su boca.
El negro continuaba su discurso "les gusta putas, les gusta la poronga de este macho?", como obedientes rameras le contestábamos que si con la cabeza.
Luego de una larga mamada el negro se tiro en la cama. Con las piernas estiradas mostraba un choto colosal que se lo frotaba con suavidad. al momento que nos ibamos a abalanzar sobre el nos ordeno, " de a uno a la vez, el otro se queda en el sillón mirando y pajeándose": Dada mi esmerada educacion le conferi al dueño de casa el honor de ser el primero.

El negro bastante zarpadamente, lo tomo de los pelos y le levo la cara a su miembro. A la voz de "Tragatela puto", la pija del macho le entraba hasta las profundidades de las fauces al jovencito que no podía ni emitir sonido. Con sus gigantes piernas, el hombre enroscaba la cabeza del chico y le mandaba la pija hasta la garganta, sosteniendo la posición por un tiempo mas que el prudencial. El pibe en una posicion sumisa apenas si contenia las arcadas. El negro me miraba con placer, pero el juego comenzaba a no gustarme. Lo mire al pibe que logro sacarse la pija de la boca y me pedia que sea yo quien siga, el negro lo miro y le dijo "te cansaste maricon ?" , y corrió al pibe de un empujón.

La onda del negro me sublevo. Leugo me hizo una seña y me llamo a la cama. Cuando me estaba por agarrar del pelo, me le trepe encima y le dije " ya te chupe la pija bastante, no sabes hacer otra cosa".
Me le había sentado encima y la cabeza de su poronga me franeleaba la puerta del culo. "Dale me vas a decir que no sabes como saciar un buen culo, no sabes usar la lengua acaso?" le dije para luego introducirle mi lengua en la boca.

El negro entro en frenesi, luego de darle unos chupones , me dijo al oido " Ahora vas a saber que es lo que te chupen el orto". El negro me dio vuelta y quede en cuatro con el agujero del culo en medio de su cara. La lengua jugosa del tipo comenzó a hacer delicias en mi cola, sentia los lengüetazos y el juegueteo de sus dedos entrando y saliendo de mi culo como jamas me habia sucedido, asi por un largo rato en donde en mas de una oportunidad pensé que alcanzaba el clímax.

Como pude me acosté arriba del tipo , y mientras el hacia maravillas con su lengua procure meterme su poronga en mi boca para comenzar a mamarlo al mismo ritmo que me cogía el orto con su lengua.
Apenas pude ver que el pendejo tirado en su sillón, quien se encontraba con la pija al palo y con las piernas abiertas se metia un dedo en el orto.

Luego el negro lo llamo, el pibe se puso en cuatro al igual que yo y entre los dos continuamos rítmicamente chupándole la pija , a la vez que nos besabamos entre nosotros .El negro nos chupaba el orto a ambos , mientras nos mandaba dedo una y otra vez.
Llegado un momento nos pusimos de frente al negro ante su pedido de vernos mientras lo mamábamos. al observar que nos besábamos con el pibe el negro se transformo, " vamos putas , asi las quiero, asi van a tomarse toda la lechita".

Con mi amigo nos empezamos a pajear cruzadamente, mientras La pija del negro nos golpeaba la cara.
El pibe me metio un par de dedos en el orto y lo mismo hice con el: el negro estaba en éxtasis total y casi sin aviso un regadero de leche empezó a caer por nuestra cara y nuestra boca. Para mi sorpresa el pibe empezó a tomar cuanta gota de guasca salia de la pija del tipo, yo le chupa la cabeza del choto, evitando tomar el fluido, pero si lo esparcía por mi cara. comenzamos a pajearnos con mas fuerza , mientras nos besábamos con la cara enlechada y la poronga del negro golpeandonos una y otra vez. Le acariciábamos las bolas, el olor a semen era embriagador y el gusto dulce de su leche mientras nos besábamos nos conducía a un placer sin limites.

Empezamos a acabar casi al mismo tiempo, la poronga del pibe hecha un fierro lanzo un guascazo que me pego en el pecho. Con fuerza bese la boca de mi casual compañero y actual amigo, nos quedamos acariciándonos las pijas enguascadas y besándonos suavemente.
Quedamos exhaustos. el negro se levanto y le pidio darse un baño, que duro apenas unos segundos. Con el pibe nos quedamos desnudos tirados en la cama. El negro salio del baño ya habiendo recuperado su cordialidad "muy bueno el polvo" sentencio, nos beso en la boca y nos acaricio el culo a ambos, un rato, las yemas de sus dedos recorrió el agujero del orto de ambos mientras nos transaba , despidiéndose para irse.

Antes de cerrar la puerta sin embargo nos dijo "la próxima vez me los cojo bien cogidos a los dos", entre los dos le acariciamos el bulto que comenzaba a tener una incipiente erección. Seguramente la próxima vez la carne negra del moreno estará dentro de nosotros, deseamos en silencio y por separado con mi nuevo amigo.

The Swan

Es nutritivo el semen?


Hay hombres que disfrutan eyacular en la boca de su pareja, algunas mujeres y hombres aceptan esta práctica. Pero ¿De qué está hecho el semen?

Cerca del 10% del volumen del semen de una eyaculación corresponde a los espermatozoides, y más del 90 % al líquido seminal. La densidad de espermatozoides en el semen varía de 50 a 150 millones por mililitro, por lo que cada eyaculación contiene entre 200 y 300 millones de ellos.

El semen está compuesto por fructuosa, aminoácidos, ácido cítrico, fosfatasa ácida, calcio, sodio, zinc, potasio y enzimas. Todo esto proviene de la vesícula seminal.

Por último se mezcla con un fluído producido en las glándulas uretrales y bulbouretrales, una proteína espesa, clara y lubricante que le da la consistencia de mucosidad.

jueves, 15 de diciembre de 2011

El sordo del cine Victoria, Hipólito Yrigoyen 965

Hace tiempo que no voy, pero en Hipólito Yrigoyen, entre Bernardo de Irigoyen y Tacuarí hay dos cines. El que está más cerca de B. de Irigoyen tiene dos salas, una en subsuelo, con un enorme espacio y sectores dark room para perderse. El ambiente, muy selectivo.

El otro, más cerca de Tacuarí, es más chico pero la gente tiene muy buena onda. La mayoría madurotes. Si uno no es muy exquisito, siempre liga para lo que guste. Una vez estaba a la espera, se me acerca un viejo, pero era evidente que yo no tendría ganas de él. Me pregunta: “¿Ya te cogió el sordo?” Yo no entendía. Me explica: “Quedate por acá, que en cualquier momento se te tira”.

No pasó mucho tiempo cuando un tipo, entre 45 y 50 años, me agarra de la cintura y me lleva para un costado oscuro. Me empezó a besar. Era el sordo porque llevaba audífonos. Muy buen cuerpo. Después de un rato de tragarnos cada uno la saliva del otro, se agacha y me baja los pantalones. (Cuando voy de cacería no uso calzoncillo para hacer más fácil las cosas.)

Me la chupó magistralmente. Cuando sintió que la tenía al palo, me dio vuelta para hacerme un examen proctológico con la lengua. Me excitó al mango, mientras que me relajaba y lubricaba el ano. Se paró y me la puso de un saqué. Tenía una técnica magistral para bombear, sacándola del todo y volviéndola a meter. Mi culo está experimentado, así que no me dolía, pero sí experimentaba un placer como pocas veces.

Por llegar al clímax, me la saca para que yo me la llevara a la boca. Apenas la envolví con mi lengua, derramó con fuerza el preciado líquido. Por lo general, nunca trago la leche de un desconocido, pero ni bien hubo terminado, sin darme tiempo a escupirla, me levantó para besarme y tragarse él su propio semen, usando mi boca como copa. Lo ví un par de veces más. Ya habiéndolo identificado, yo era el que lo buscaba y me lo llevaba a un costado. Hace tiempo que no vuelvo por allí. (Cambié de trabajo y ya no me queda tan cerca.)

Por Máximo G. F

lunes, 12 de diciembre de 2011

Cine IDEAL, recorrido por los lectores.


Lo de los cines esta copado si no vas con muchas pretensiones. a mi me gusta el ideal de Suipacha y Corrientes. quizá es amplio limpio y seguro. yo nunca tuve problemas ahí, hace muchos años que lo frecuento.

Hay un par de chicas, (grandes) que por unos pesos te la maman, y creo que hasta sexo, pero desconozco la tarifa, gays, a montones, que te pueden hacer pasar un rato excelente. tv. alguna hay, tenes una sala abajo gay, muy amplia, o yo no se buscar, o el ambiente es muy tranquilo. hay acción en las butacas mas escondidas, o en la puerta de entrada de la sala. apenas entras.

Hay otra salita mas chica en pb, pero ocurre mucho en los baños. de conocerse adentro y de común acuerdo ir a pasar un buen rato al baño, que no es muy amplio pero zafa. arriba tenes tres salas. la primera al subir, es la mas chica y te aconsejo ir a los rincones de atras. y bajarte tu pantalon hasta los tobillos, hasta que te ve alguno jugando con tu instrumento. y seguro se prende. igual en la sala del fondo que es mas amplia. y también en las partes atras a los costados y la ultima fila es donde simpre encontré la mejor acción. a mi me gusta que me mamen bien la pija, y siempre hay alguien disponible.



También si veo alguna verga que esta buena me animo a tocar, masturbar y también chupar. solo hay que esperar el momento. si te calientan ver un poco de peli, se ven muy bien y pasan buenas películas. hay una salita privada en el medio del primer piso con asiento largos donde he practicado sexo anal a muchos chicos sin preocuparme por los demás. todo buena onda. espero que te sirva y te animes. la podes pasar muy bien.

sábado, 3 de diciembre de 2011

El culo y sus cosas. Scat. Otra opción para el placer?


Ahora se preguntarán que es el SCAT?


Escatología es decir juegos sexuales con heces o todo lo relacionado con materia fecal en el plano erótico. Los belgas e ingleses son aficionados a esas finezas al igual que los japoneses, maestros en el tema. En Tokio abundan los prostíbulos con sanitarios transparentes o fondos de plexiglas para presenciar el espectáculo de las prostitutas (debe existir igual en versión gay) mientras defecan. El cliente se coloca abajo del sanitario para ver salir de ano el objeto de sus deseos.

Otros prefieren depositarlo "fresquito" directamente sobre un plato metálico o de porcelana para ser degustado calentito por el cliente que como saben siempre tiene la razón. Igual otros gustan de oler el excremento sin consumirlo o saborear con su olfato y lengua la marca de residuos fecales en un calzoncillo usado. Para gustos y sabores...

A estas alturas muchos de uds. estarán horrorizados pero estamos hablando de una de las parafilias más utilizadas en varios países del mundo. Al estar estigmatizada mucha de la gente que la practica no lo comenta, por eso resulta heavy hablar del tema.

Tampoco me va la onda escatológica pero respeto a quienes les guste. No me gusta juzgar las preferencias sexuales de los demás pues de cintura para abajo que cada quien haga de su culo un florero. Hay quienes aprecian las lluvias doradas, versión más soft de esta preferencia por los fluidos corporales. Lo mismo escuché decir a amigos y personas allegadas sobre la homosexualidad o la bisexualidad. Para ellos es un asco el que un chico le chupe el culo a otro o aún la pija, (igual esta última no esta vetada siquiera para romper algún culo). De la penetración anal entre gays ni hablar en esas estrechas mentes (claro entre hombres porque ellos y ellas son los primeros en gustarles la práctica siempre y cuando sea heterosexual). En fin que la sexualidad es tan variada y amplia como la naturaleza misma.

Creo, la verdad que cada uno disfruta como quiere y si hay gente que le va que lo golpeen y lo disfrutan o les va el scat o lo que les de placer, bienvenidos por ello, yo nunca lo practique al scat, pero por ejemplo a mi me encanta el sexo oral y los que les va el scat deben de opinar que también es un asco.
 Pero bueno en conclusión no somos nadie para censurar a nadie nuevamente bienvenidos los que les va el scat, no somos diferentes a mi me encantan los hombres y también alguien podría discriminarme.

Fernando Garrido 

COMBINACION DE BAÑO DE SUBTE B ESTACION TRONADOR + BAÑO DE SUPERMERCADO JUMBO.



Recomiendo este baño cuando querés estar tranqui con alguien
ya que son súper tranquilo y no jode nadie y es limpio.
Ya saben una buena combinación es baños Tronador + Baño de Jumbo.   



Buenas... Nuevamente voy a recomendar un buen lugar por experiencia propia
El baño del subte de la línea B de la estación Tronador.

Suelo ir debes en cuando a este baño y lo que tiene en particular es que a veces
Se pone muy bueno, paso que volviendo de la facultad, estaba muy caliente.

Y me dije, vamos a ver que onda en el baño…
Al llegar había dos flacos uno pajeándose en un mingitorio y el otro era un muchacho en silla de ruedas, también haciéndose la paja esperando que alguien le de pija.
Fue medio bizarro ver algo así, paso que me puse al lado del flaco en el megitorio de al lado y se la mire de una. Flor de verga tenia el flaco, encima estaba vestido de pintor
De repente entra un tipo calculo unos 50 años, se queda mirando al muchacho que estaba en silla de ruedas, no da un paso que se baja los pantalones y le pone la pija que debe medir unos 18x6 al muchacho de silla ruedas, donde no duda en comérsela toda.

Mientras yo pajeaba al flaco que estaba al lado mío y el a mi.
Lo que si tenia un poco de cagaso ya que tenia miedo que entre alguien que no sea del gremio o un cana mala onda y se pudra todo, por que todo era muy evidente.



Entonces le dije al flaco que estaba al lado mío, si le interesaba ir a un lugar más discreto. Me dijo que si, le comente que el lugar era el baño del supermercado JUMBO.
Que esta ahí nomás: Dirección: Tronador 801 y Guevara Tronador

Así que salimos del baño de tronador directo para los baños de Jumbo
Nos metimos en un cubículo, y tuvimos flor de tirada de goma, estuvo de diez.
Recomiendo este baño cuando queres estar tranqui con alguien ya que son súper tranquilo y no jode nadie y es limpio, Ya saben una buena combinación es baños tronador + Baño de Jumbo.
  •  Destaco que Igual hay onda en el baño de Jumbo, la ultima vez estuve con un tipo casado que se dejo tirar la goma. Destaco este lugar para tenerlo en cuenta.

A los que quieran contactarme les dejo mi correo:
herreranicolas29@yahoo.com.ar
Aclaro soy discreto varonil. 26 años


Un saludo para todos!!
Nicolas.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Fui al cine Box

CINE BOX. CINE XXX. Laprida 1423. Palermo. lun/sáb: 10 - 6 h

Me pude organizar y animarme a ir al cine Box el lunes.
Fui tipo 19 hs. Primero para llegar iba mirando la altura de la calle, ya que no tenía ni idea de como era la entrada. Por suerte estaba numerada la puerta, y en ella había un cartel que dice "Cine", tan chico que si venis apurado lo pasas de largo.
Entre, una persona me pregunta si quiero dejar mi campera, le digo que no y me indica donde pagar la entrada. Aboné la entrada, y seguí el único camino posible.

Encontré la sala hetero, en esta sala estaban pasando justo un "solo". Bastante aburrido, vi un flaco sentado junto a otro los dos sobándose las pijas. Había muy poca gente.
Como no atrajo para nada la situación subí una escalerita que hay a la izquierda de la sala, y ahí una vez que se acostumbraron mis ojos comencé a registrar el lugar. En el balcón frente a la pantalla había tres tipos, uno cogiendose a un flaco, mientras este le hacia un pete a otro.

Estaba tan oscuro que me costaba ver si hacia el final del pasillo donde estaba habia algo mas. En eso cuando quiero acordar aparece un flaco de la "nada" y me agarra el bulto, que ya lo tenia al palo del morbo que me causaba la situacion.

Me dice que buena pija tenes, querés que te la chupe? El flaco de unos 30 o 35 años, menudo de cuerpo. Le digo que si, me saca la pija del pantalón y me empieza a mamar, se sintió muy bien, no tanto porque fuese una gran mamada sino por la excitación de hacerlo por primera vez en un cine porno. Despues de eso, que no fueron mas de 5 o 10 minutos, me pregunta si me lo quería coger.

Obviamente dude un tiempo, que deben haber sido como 2 segundos, y le dije que si. El flaco tenia muy buena cola, asique se le me empece a meter, costo porque no estaba para nada dilatado, pero después del segundo intento entro toda lentamente, después de una deliciosa bombeada, que no fue muy extensa porque yo estaba extremadamente caliente, acabe. Pero antes de hacerlo aparece un pibe de unos 26 años con mochila, mira y se sienta en el banco que había junto a nosotros. En eso aparece el flaco al que le estaban tirando la goma cuando subí, me pone la pija en la cara al pibe que recien se sentaba y se la empieza a mamar.

Minuto mas tarde el pibe se da vuelta y se arrodilla sobre el asiento, y le empieza a hacer la cola. Para cuando yo acabe, ya había dejado de cogerlo y se la estaba chupando de nuevo. En eso el flaco que me acaba de coger, me dice; todavía la tenes dura, ponela por aca y me acerca la pija a la cara del flaco que estaba al lado mamándole la pija al otro tipo.

Pense que me iban a sacar cagando, pero no fue asi, el tipo al que se la estaban mamando le agarra la cabeza al pibe y se la lleva mi pija. Me la chupo, y debo decir que mucho mejor que el que lo había hecho antes.
Despues de unos minutos, el tipo que estaba de antes con él, me dice no sabes la cola deliciosa que tiene, no te la pierdas. En eso el pibe deja de chuparme la pija y me pone la cola para que le meta la pija y se lleva a la boca la pija del otro tipo.


Me lo cogí, realmente una cola hambrienta era esa. Estuve disfrutando un rato, pero como recien habia acabado, no me quede mucho, ya que el placer no era tan intenso.
Me quede ahí arriba viendo que había algo mas de gente, en eso se me acerca un flaco de mas o menos mi edad. Nada mal, cuerpo normal, pelo lacio a los hombros, creo que ojos claros y barba candado.
Me franelea la pija por afuera del pantalón, y me dice: "que buena pija" (no creo tener un gran pedazo, pero por lo visto tuvo buena aceptación) si te gusta es para disfrutar ... Y me dice, me la chuparías?? Le contesté: claro que si, siempre que yo también la pase bien.

Le saco la pija y se la empiezo a mamar, al flaco le gusto bastante, nos besamos, le bese el cuello, las tetillas; le lamí el orto y otra vez la pija. En el medio me hizo un pete breve, pero delicioso ...
En ese acto oral que no deben hacer sido mas de 15 o 20 minutos, quise cogerlo, cosa que no muy sutilmente no quizo. Pero lo que halago mi ego fue que acabo sin tocarse.

Después de eso estuve un rato dando vueltas, pajeándome un poco con la peli, ya que quería acabar por segunda vez. En medio de eso uno de los flacos que estaba sentado cuando llegue seguía ahí, tocándose de tanto en tanto; no estaba nada mal y al cual se le acerca al que le había hecho el pete, se ponen a conversar y le dice lo bueno que había estado el pete que le había hecho y que besaba muy bien.

Se para el que estaba mirando la peli,da una vuelta y me lo cruzo nuevamente en el pasillo junto con su amigo, que le vuelve a decir que besaba bien. En ese momento lo mira y le dice bueno ya que insistis lo voy a probar, y me agarra la cara y me parte la boca de un beso; y me dice es cierto besas bien, también es cierto es cierto que la mamas tan bien. A lo cual le ofrecí una muestra gratis ... que acepto jajajaja
Le hice un pete breve, pero que disfrute tanto yo como él.
Me gusto la experiencia .... tendré que volver

Eduardo T

Chris y Gabriel

Mariano manda data.

Hola gente...... quiero contarles que somos miles los homosexuales encubiertos en Buenos Aires. Somos masculinos, onda nada que ver, cuidamos que no se sepa porque nuestra flía., nuestro entorno no lo aceptaría y nos deja más tranquilos que no se sepa que si se sepa. Entonces..... tenemos rebusques en los baños públicos de Bs. As. y lamentablemente somos cada vez más "perseguidos".

En mi caso, soy de usar el baño como lugar de levante y después ir a un telo para hacer las cosas bien y tranquilos.


Busco siempre tipos con mi misma onda, con características que demuestren que viene de laburar o estudiar..... que no me voy a encontrar con un chorro encubierto.


Estaría bueno que nos pasemos datos de lugares y experiencias.... les paso algunos:

- Baño en el subsuelo del Paseo La Plaza, Av. Corrientes al 1600 más o menos.... después de las 17 hs. antes la puerta está cerrada y hay que pedir la llave. Ojo que a veces entra gente de seguridad, hacen que se van y después quedan en la puerta esperando para cagarte a pedos. Están con el típico unidforme de seguridad y otros con pantalón y camisa azul, más un Handy.

- Baño del Café La Paz, una esquina más allá del complejo La Plaza, yendo hacia el obelisco.

- Mc Donalds de Florida, de Corrientes, yendo hacia Retiro.

- Pizzería La Napolitana, en la otra cuadra de la estación Constitución.

Por supuesto, discretos..... y pasen datos postas..... Y experiencias....

martes, 1 de noviembre de 2011

RECOMENDADA: "De principio a fin"

"Si sabe qué tiene, conoce qué quiere"

Cuando de follar (coger, tirar) se trata, quien no se conoce a sí mismo no sabe qué puede dar, cómo puede hacerlo y mucho menos, qué desea recibir. El preámbulo de toda relación, ya sea que se esté haciendo el amor o "cogiendo", es el encuentro consigo mismo(a).

No hay una gran diferencia entre follar y hacer el amor, en última instancia la persona enamorado y la que se consigue "un polvo" ocasional, no espera pasarlo mal en su intercambio, sino obtener el máximo placer posible.

Así que cuando de sexo se trata, no es verdad que el amor todo lo perdone. Tarde o temprano, generalmente en medio de una airada discusión, le sacarán en cara su falta de tacto, interés, pericia, desenvoltura, cumplimiento, o simplemente el hecho de quedarse dormido/a, fumar en el momento menos oportuno, oler a todo menos a bueno o cualquier otro "detallito" que parecía pasar inadvertido. Hay algo que no se debe olvidar: lo que mal comienza, mal termina: una cosa es aguantarse y otra amar de verdad.

El preámbulo al preámbulo en toda relación sexual es el encuentro con sigo mismo/a. Es necesario conocer-se bien el propio cuerpo antes de lanzarse a la aventura de encontrarse con el cuerpo del/a otro/a.

Permítase suficiente tiempo para descubrir-se centímetro a centímetro toda la extensión de su piel. Ingéniese la posibilidad de tocar su espalda, sus nalgas, su cabeza, sus piernas, sus genitales, su pecho, su barriga…

Acaríciese de todas las formas posibles: suave, fuerte, con un dedo, con toda la mano, con algo frió y algo caliente, con una pluma y una uña; toque agresivamente, roce suavemente; sin tocar la piel, sienta el calor de su mano.

Descubra las múltiples posibilidades y especialmente qué zona, cuándo, cómo, dónde, con qué le gusta ser acariciado/a y la velocidad e intensidad con que lo prefiere. Cuando se sabe lo que tiene, se sabe lo que se quiere.

Es muy difícil darle a la pareja si no se ha experimentado con uno mismo lo amplitud de posibilidades, pero es también muy complicado solicitar algo si no sabemos qué es lo que deseamos; para saberlo, ese encuentro pleno y "egoísta" consigo mismo es la fuente del conocimiento y de la experticia con que llegamos a la piel y los sentidos de nuestra pareja.

Una buena manera de aproximarse a sí mismo es re-descubrir-se, aproveche ciertas situaciones cotidianas en las que ni siquiera se da cuenta que tiene cuerpo, para apropiarse de usted mismo/a. Hágalo en el momento del baño, de la afeitada, de la depilación, al vestirse y desvestirse, en la cama cuando está solo/a, viendo la televisión u oyendo música.

No sólo hay que tocarse, también hay que mirarse. Frente a un espejo, y algunas veces parándose sobre él, revise, observe, contemple, goce la mirada sobre su propio cuerpo.

No se cohíba. Al inicio la parecerá extraño darse un tiempo y lo es, ya que culturalmente el cuerpo es una cosa puesta al servicio de otros/as y no el espacio en que vivimos e intercambiamos. Autorícese a cambiar la percepción sobre sí mismo/a, a emocionarse con sus posibilidades y a gozarse el auto-re-conocimiento.

Masturbarse es igualmente otra forma de autoreconocimiento, pero esa práctica tanto en hombres como en mujeres, bien merece capitulo aparte.

Bueno, por otro lado si cree que no necesita mejorar le recomiendo leer el siguiente artículo que le permite autoevaluarse con relación a si es un buen polvo.


Manuel Velandia

Thalia - ¿Qué será de ti?

sábado, 29 de octubre de 2011

En el ciber

Olor a meo, el escape de la represión.

Para quienes aprendieron a pagar el precio de su deseo con violencia, angustia, psicoanálisis y razzias,
el baño público fue más que un paseo compulsivo; una rebelión tan personal como compartida
que permitía quitarse de encima, al menos fugazmente, el peso de la represión.
El viejo sexo en los baños públicos no encontró sitio en el salón de trofeos de la emancipación gay –y más bien sobrevive como puede en las catacumbas del concepto– pero así y todo conserva dentro de su curriculum vitae el diploma de desestabilizador del orden represivo, dentro del cual nació. ¿Sordidez anacrónica, ahora que existe todo un mercado de la perversión codificada? Con tantas opciones privadas, la gratuidad de la tetera abruma la razón neoliberal. El placer sexual sin compromiso, si quiere ser motivo de alarde, se debe pagar como un impuesto al cheque. Para los viejos y gordos están las páginas de contactos o los clubes específicos, para los pobres feos otros pobres feos. Si por alguna razón hubiera que reprimir el uso lujurioso de un baño público, ya no sería tanto por el escándalo de la práctica sino porque nadie ha sacado su ticket de ingreso.

Florence and The Machine - Shake It Out

viernes, 28 de octubre de 2011

Porno Generado: Matías!! By Pedro M.

Creampie una practica nacida del cine porno.

La industria del cine pornográfico se caracteriza por ser una especie de submundo al que muchos acceden en privado. Son pocos los que se atreven a decir abiertamente que son consumidores más o menos habituales de este género del cine, algunos más aventurados incluso abren estas páginas en sus oficinas con el fin de salir de la rutina por unos momentos, otros optan por la neutralidad de un locutorio público pero la mayoría lo hace en la privacidad de su casa.

O en el caso de los gays muchas veces vamos al cine directamente a tener sexo, las variables que se presentan son muchas. En todos los casos, el cine pornográfico se caracteriza por brindar a sus consumidores una gran variedad de géneros o “temáticas” acordes a la necesidad o requerimientos de su público.

En este submundo del porno es el creampie y probablemente pocos sepan que es una práctica que casi todas las personas hemos realizado o realizamos en forma cotidiana o regular. En efecto, el creampie no es otra cosa que la penetración durante la relación sexual que culmina con la eyaculación del hombre dentro de la vagina de la mujer, el ano e incluso el de otro hombre.
En el ambiente gay se da también como un fenómeno dentro de los fetiches que hay dentro de la moda ganbang, o sea la lubricación con el semen de uno y la penetración por parte de otro utilizando el semen del anterior. Una práctica cada vez más común.

El no cuidarse y la falta de campañas no es algo que solo atañe al tercer mundo. Europa también está cansada de las campañas y la gente prefiere vivir la vida loca, antes que usar preservativo. La crisis económica cubre con fastidio los cuidados sexuales, los europeos no se manejan en las crisis como por ejemplo los argentinos. Al no estar acostumbrados se desesperan rápido y una vía de escape Express es el sexo a como dé lugar.
Por más que tal vez en público y reunión digan que el uso del condom es primordial, o lo lleven en la billetera, no hace al uso efectivo del mismo. La hipocresía en el sexo está a la orden del día.  

Los clubes creampie están muy de moda acá en España, el fetiche pasa principalmente como lo muestran las fotos por ver salir el esperma del ano de la persona que ha sido recientemente penetrada. En eso radica el morbo. Muchos practican aquello de terminar de eyacular y sin respiro, un nuevo partener penetrar ese culo que chorrea semen.

Se podría decir que el cine porno vuelve a sus raíces con esta modalidad de tener relaciones sexuales. No es común que una industria en la que los productores y consumidores buscan variantes sexuales, ofrezca una simple relación sexual. La escena que todo el mundo espera es la de la eyaculación que se desarrolla de la siguiente manera, el primer chorro puede que quede en el culo pero se VEN los sucesivos chorros de semen que chocan contra el ano y son filmados con variadas técnicas lumínicas, para enterrar otra vez la pija en ese culo que está totalmente (como se dice en Argentina) enguascado / lefado (al decir español). 

En un principio, el género amateur, no era muy difundido en los albores de Internet. Pero los años han ido avanzando y la tecnología de los teléfonos móviles ha permitido que casi cualquier pareja pueda grabarse en la intimidad. Estas nuevas tecnologías han encontrado eco en las redes sociales, foros principalmente, en los que millones de usuarios suben sus videos y los comparten con la comunidad. Esto ha dado lugar, a su vez, a que estas personas comunes vean en el creampie la manera más sencilla de hacer cine porno en casa. Es fácil de deducir por qué. Sucede que en una producción de cine porno tradicional, además de la pareja que esta sosteniendo relaciones sexuales, existe un tercer integrante que es el camarógrafo e inclusive puede haber más miembros del equipo de producción como sonidistas e iluminadores. Bajo esta óptica el creampie sólo requiere de la pareja que deja su cámara de video o su celular de manera estática y se graba a si misma sosteniendo relaciones sexuales para luego subir su video a la red.

 Sin embargo, otras voces creen ver en la práctica del creampie otras connotaciones, de orden social. El cine porno que simplemente ha visto en el creampie, una “nueva” modalidad para hacer cine, modalidad que al parecer viene ganando espacio entre las preferencias de los consumidores de este cine que llevan bastante tiempo viendo siempre lo mismo. Esta situación se ve incrementada por ciertas circunstancias como el acto sexual con una pareja nueva. Es por esto que la industria del cine porno debe aplicar ciertas técnicas antes de rodar una película con temática creampie. Generalmente se le pide al actor que se masturbe y tenga una eyaculación previa al rodaje. El uso del yogurt natural para acrecentar y dar volumen a las acabadas da por tierra con un mito sobre la abundancia de semen en los estudios.

De este modo pueden evitar una eyaculación precoz durante la puesta en escena. También se utilizan retardantes localizados o incluso técnicas de post producción de video para conseguir un efecto más real.

domingo, 23 de octubre de 2011

Polvómetro: ¿soy bueno en la cama?


No hay nada que atormente más a un hombre que enterarse que es un pésimo polvo o perder la erección en el momento menos indicado. Manuel Velandia establece una escala de puntos para tener en cuenta y evaluar el propio desempeño en las técnicas amatorias.

Para la erección, los laboratorios farmacéuticos han creado substancias químicas que resuelven el problema orgánico, pero que no hacen nada por el hombre que cuelga detrás del pene.

Para esto de ser malo en la cama, sólo es posible procurarse las condiciones para tratar de mejorar, y en ello es determinante contar con una pareja, dispuesta a sacrificarse, para conseguir a mediano o largo plazo el tan anhelado disfrute.

Si los hombres fueran tan buenos para el intercambio genital como lo son para el sexo oral (entiéndase, en este caso, la posibilidad de ser creativo y fantasioso con la vida sexual), cualquier mujer u hombre interesado/a se sentiría profundamente agradecido/a.

La pareja suele dar muchas señales que indican al hombre la evaluación que se hace sobre su destreza y capacidad para satisfacer las metas sexuales deseadas. Las puntuaciones del polvómetro se relacionan con respuestas físicas, sumadas a ciertas actitudes y comportamientos. Puntuaciones que serán las claves para saber cómo se es evaluado, ya sea porque se es muy malo o demasiado bueno.

El siete es un número muy recurrente en la cultura. Son siete los días de la semana, los colores del arco iris y los pecados capitales, siete es también la máxima calificación posible en el polvómetro. Si pasa raspando (cuatro puntos), más le vale regalarse un tallercito de Kamasutra.

Ningún punto: hay maneras de tocar el cuerpo, de acariciarlo y también de rechazarlo. Si estando frente a su pareja, su palma de la mano se posa sobre su pecho, ejerce una leve o fuerte presión, como tratando de retirarlo, no intente seguir; ha logrado que su pareja pierda el deseo y si se descuida, hasta le sacarán a patadas de la cama.

Un punto: si logra pasar a la cama y luego de que ha pasado lo que usted considera que debió haber sucedido, su pareja se levanta inmediatamente y se baña, no queda la menor duda: usted es un polvo malísimo. Por más aséptico que se sea, cuando se está mínimamente satisfecho, se permanece un poco en la cama, así la higiene básica se haga ahí mismo.

Dos puntos: si usted ha logrado concluir la faena y acto seguido la pareja se voltea dándole la espalda, el polvo fue malo, bueno no tanto, ya que la pareja prefiere echarse a dormir en vez de establecer una discusión y soltarle en la cara, la falta de técnica, entusiasmo, creatividad o lo que a usted le falta. Lo del sueñito es una excusa, ni se crea que se aproximó al orgasmo.

Tres puntos: si la pareja le pide mas y más y más, sin un cigarrillo de por medio, un sueñito corto o un tiempito descansando y medio adormilada, no lo dude: usted es un mal polvo; sólo que le cuesta mucho darse por vencida y se niega a reconocer que ha perdido el tiempo. Si además de lo anterior la pareja desiste y decide masturbarse, asuma que la evaluación es peor, réstese medio punto.

Cuatro puntos: si la pareja en vez de darle la espalda se abraza a usted, pero permanece en silencio, puede ser que no esté totalmente satisfecha o que se haya enamorado, prefiera ser realista y se consuele pensando que "es mejor polvo medio malo que bueno por conocer".




Cinco puntos: si la pareja termina sudada y/o con la respiración entrecortada, es que usted sobrepasa raspando el nivel medio. En este nivel la pareja casi nunca logra el orgasmo, pero es posible que se consuele pensando que el ejercicio cardiovascular le ayuda a mantenerse en buena forma y se ha ahorrado la ida al gimnasio. En general, cuando se llega a este nivel, la pareja siente que la ha pasado bien, está algo agradecida y terminará pensando que estar con usted por lo menos es algo más creativo que masturbarse.

Seis puntos: hablar durante un acto sexual, autorizarse a proponer ciertos juegos eróticos, sugerir posiciones o cambios en el ritmo de la penetración, es el inicio de una buena evaluación. Significa que se ha obtenido suficiente placer y muy seguramente con tanto apoyo logra encontrar el tan anhelado orgasmo.

Siete puntos: si su pareja fuma y una vez terminado el polvo enciende un cigarrillo, puede darse por bien servido: ha dejado satisfecha a su pareja. Si no fuma, la evaluación es algo diferente: la pareja se queda tranquila, ensimismada, habla poco y puede darle un ligero apretoncito de mano, un besito tierno en la mejilla o una caricia tierna en la cabeza o en el pecho. Si le tocan la barriga, no lo dude, usted es un gordo buen polvo.

No tome por evaluación un solo polvo, puede suceder que usted no haya estado realmente en las mejores condiciones posibles y por supuesto no haya rendido adecuadamente; si le dan la posibilidad, es mejor tener una segunda evaluación. Si la calificación es muy diferente de la primera debe intentar una tercera para promediar. En todo caso, por nada en la vida, se consuele con ser un polvo promedio, la cosa tiende a empeorar con la costumbre. La evaluación recibida de una persona enamorada generalmente es poco objetiva.


Manuel Velandia

viernes, 21 de octubre de 2011

Fantaseando con penetrar...

Promiscuo como una rata rastrera...

Juro que durante todo ese tiempo nunca me arrepentí
de haberme echo asidua víctima erótica
de esas salas promiscuas y calientes

Cuando volví de España, donde había vivido durante 3 años y medio, volví a ocupar mi antigua habitación en la casa de mis padres. Una noche de desvelo empecé a buscar algo para leer y en uno de los cajones encontré una antigua revista Eroticón; presa de la melancolía, me puse a hojearla recordando mis primeras noches calientes en soledad, donde fantaseaba con encuentros carnales con hombres, que a esa altura eran sólo puras fantasías, imposibles de llevarlas a la realidad. Seguí hojeando la revista sin prisa pero sin pausa hasta que encontré una nota sobre cines porno en la porteña ciudad. Maravillado con semejante novedad, me la leí de pe a pa sin perder ningún detalle. Asombrado y excitado, no podía creer lo que leían mis ojos.

Me pareció más fantasía que realidad, pero igual me quedó la duda. Uno de los cines donde más se había detenido el cronista era el Cine Plus, ubicado sobre la calle Rioja, justo al lado de la bailanta Latino Once. Me quedó volando por la cabeza, y sobre todo por la bragueta, la nota que había leído, y ya que era del Oeste y viajaba diariamente a la Capital, pensaba tomar coraje para meterme a ver qué pasaba realmente en ese cine porno. Varias veces miré de lejos la pedorra sala. Pasaba por enfrente, pasaba por la misma vereda y nunca me animaba. Me sentía sucio, perverso, pajero...

Hasta que un día mi cuerpo debatió con mi mente sus necesidades y salió ganando. Corría el año ’96. Cuando entré, saqué la entrada con la cabeza baja y empecé a ver que había más de un tipo deambulando por el lugar. En la oscuridad de la sala, después de acostumbrar la vista como los gatos, empecé a ver decenas de tipos que andaban dando vueltas por todos lados. Eran tipos y tipos y más tipos, como un grupo de experimentados cazadores. Había tipos en las escaleras con los pantalones bajos, tipos besándose, manoseándose, había escenas de sexo completo, oral, grupal, romántico, sexo, sexo y más sexo.


En el primer piso, las escenas de la pantalla grande mostraban películas hétero; poco tiempo después entendí que esas películas eran el anzuelo ideal para los trabajadores chongos cansados, que venían a buscar un pete express, sentados con cara de boludos hundidos en las butacas que, seguramente al cerrar los ojos ante una boca caliente, soñarían que la que succionaba era la porno star de la pantalla.

Arriba la sala gay y un cuarto oscuro donde los cuerpos se transformaban en revoltijos de carne. Fiestas negras, duchas blancas, lenguas salvajes: en la carta de ese cine el menú era variado y podías comer, chupar y tragar hasta saciarte.

En los baños, la cosa era más íntima si querías revolcarte con la puerta cerrada en el cubículo del inodoro, aunque la mugre en general era exagerada. Papeles sucios amontonados en olorosas montañas, el piso alfombrado por forros usados y a veces, si tenías suerte, había agua. Por años y años, mi vida sexual pasó a desarrollarse en ese cine en particular, aunque recorrí por simple curiosidad varios cines de Buenos Aires, cada uno con un perfil específico y respondiendo a un concreto mercado.


Durante los largos años que retocé en los baños, en los rincones y hasta en las butacas, me enamoré, hice amigos, encontré algunos novios no muy perdurables pero que me entretuvieron bastante, cumplí increíbles fantasías, me crucé con las entrepiernas más chicas de mi vida, y con las más grandes e inolvidables, y vi cosas que si tuviera que contarlas una por una, no me alcanzarían ni días, ni meses, ni años. Hoy, en el año 2011, esos eróticos reductos siguen estando, abrigando el deseo y los cuerpos calientes que prefieren enredarse en prácticos retoces, sin histerias, ni versos prearmados.

No son discos, ni pubs maricas de diseño, pero lo que es seguro es que muchas de las maricas que histeriquean en la noche bolichera o en la calle, en los cines porno se transforman en bestias carnales y salvajes guiadas por puro instinto, y entienden que, después de todo, en esa oscuridad permanente, todos los gatos somos pardos, mal que a una le cueste aceptarlo.

Juro que durante todo ese tiempo nunca me arrepentí de haberme echo asidua víctima erótica de esas salas promiscuas y calientes; eso sí, para qué negarlo: a veces me he sentido una rastrera rata de alcantarilla... y otras tantas... una diosa bañándome desnuda en la Fontana di Trevi, como la grandiosa Anita Ekberg en sus años más calientes del cine de oro italiano...


Tulipán

Música en la noche... MADONNA, Rain

jueves, 20 de octubre de 2011

Desde Francia Alan y Proust, pero viven por San Telmo!

Hola! Somos Alan y Proust dos franceses y estamos estudiando una maestría en Buenos Aires, somos amigos con derecho a rose y buscamos un tercero.

Nos gustaría hacer amigos por acá y ver que onda. Nos va de todo en el sexo. Yo (Alan) soy más bien versatil, tirando a activo por eso es que nos gustaría alguien similar con más ganas de estar en el medio, o sea ser penetrado por ambos, un pasivo nos encantaría pero estamos abierto a todo lo que se dé. 

Ojo que también me banco una poronga es según como venga la mano. Proust, está invicto y no quiere entregar él su colita. Comuníquense a  BUSCAMOS TERCEROS



Al palo

¿A dónde van los votos de gays, lesbianas, travestis y transexuales en las elecciones 2011?

¿A dónde van los votos de gays, lesbianas, travestis y transexuales en las elecciones 2011?

Gonzalo, un falso bostero.

Siendo gallina, millonario de toda la vida,
llevo a River Plate en mi sangre,
quería cogerme a un bostero
que diera el culo bien abierto,
como los bosteros en general. 
Hoy recordé las cosas que hacíamos con Gonzalo un compañero de trabajo que tuve allá por los 90. Laburábamos en un call center, (trabajo más tedioso imposible). 

Yo en esa época por problemas personales vivía de mal humor en forma crónica. Los estudios no avanzaban, las cosas en mi casa no estaban bien y cuando llegaba al laburo, había veces que tenía que esperar horas interminables para empezar la jornada que no rendía. 

Las cosas con mi novia tampoco iban muy bien así que tenía “cierta energía contenida” que salía por el lado del mal carácter.

Gonzalo estaba entre los pibes del grupo de laburo y siempre destacaba por alguna cosa que decía y hacía reír al resto, A mi también. No sé, no recuerdo como nos empezamos a acercar, lo que si recuerdo es que en cierta oportunidad veníamos viajando con otros flacos compañeros, en subte y el iba sentado, conmigo parado ubicado enfrente, todos hablando, (si hubiera pelado mi chota, se la metía en la boca de una). Lejos de esto el nota que tenía una pelusa en el pantalón de mi traje (muy cercana a la zona de la pija) y me la saca, haciendo el siguiente comentario: “No me banco las pelusas… ahora estás bien…”. Lo miré directamente como diciendo: “¿Qué tocas flaco?!!” –el solo se reía- despreocupado.

Se bajaron casi todos mis compañeros en Diagonal Norte y yo me di cuenta que tenía una erección contenida y que mi pija peleaba con el boxer para obtener más lugar.  Ángel un chabón casado con el que éramos muy compinches mirándome me hace notar que estaba colorado y me recomienda que tenga cuidado que Gonzalo era puto, que yo era lindo y que seguro quería que me lo cogiera, (yo tenia la verga a medio parar).

Bajé del subte entre molesto y confundido, no sabiendo que actitud iba a tomar. Había tenido algún encuentro casual con algún pibe en baños o simplemente para bajar la calentura cuando mi novia no quería entregar. Nunca tuve conflicto con el tema, para mi en esa época estaban las minas para coger y algún chabón de vez en cuando que te ordeñaba si necesitaba un poco más. Siempre pensé que el demandante sexual –sexopata- era yo.
Al otro día Gonzalo me pide disculpas porque –se le había ido la mano- prometiendo que eso jamás volvería a suceder (yo no sabía de que tenía ganas, ni él ni yo, no entendía…).

Con el tiempo nos fuimos haciendo grandes amigos y fue así que empezamos a compartir salidas e idas a una quinta que el tenía en la zona de Pilar propiedad de la familia, la idea era que yo le enseñara a nadar, le tenía mucho miedo al agua, siempre que íbamos estábamos solos, rara vez vi algún familiar.

Un día, secándonos y cambiándonos las mallas luego de la pileta,  la tensión cedió y le partí la boca de un beso arrodillándolo de prepo para que me chupe la verga que le hundí directo a la garganta, él estoico soportaba todo y quería más, se ahogaba con mi pija, pero se la engullía con fuerza, en algunos casos me hacia doler, pero no me importaba, quería satisfacerlo a como diera lugar. Fue la primera vez que un tipo me mostró mi semen en su boca abriéndola para que viera la cantidad de leche que le había dado, se lo tragó ante mi vista y no contento con esto me limpió la chota con dedicación y ahínco. Luego me besó.
Cuando se incorporó me preguntó si había cogido con hombres, le contesté que salvo chupadas no había ido más allá –una vez había intentado cogerme un pendejo pero su falta de higiene anal, no me sedujo. El quería darme el culo a cambio de que lo llevara a un telo (donde nunca había estado, era su fantasía).
Su culo era hermoso, formado y duro, turgente, se me paraba de tocarlo, me lo imaginaba apretadito para que mi chota lo destruyera. Le dije que yo también tenía una fantasía –siendo gallina, millonario de toda la vida, llevo a River Plate en mi sangre, quería cogerme a un bostero que diera el culo bien abierto, como los bosteros en general. Según Gonzalo esa era la fantasía más fácil de cumplir. Me dijo que él era de Boca pero que no le importaba porque quería que lo cogiera. Eso encendió mi morbo. Pero iba a tener que esperar...
A la semana nos encontramos en Capital para ir a un telo, cuando llegamos, me llamó la atención que Gonza fuera con un bolso como para pasar 15 días en la costa. Yo iba con una mochila chica, que contenía dos remeras una de River y otra de Boca y algunas otras cosas personales. 

Gonzalo al mejor estilo Mary Poppins empezó a sacar cosas de su bolso cuando ya estábamos en la habitación. Había llevado sushi hecho por él (estudiaba gastronomía oriental), champaña y unas golosinas árabes que se comían con los dedos y tenían jarabe por todos lados, era imposible no mancharse y por ende empezar a chupar todo lo que ese néctar tocaba.

Lo primero que hizo fue ponerse la remera de boca, me sirvió champán, me daba sushi en la boca cada vez que lo pedía y me pidió que yo con mi remera de River desnudo sobre la cama me acostara con los brazos cruzados por detrás de la nuca, me atendió como si fuera un sultán. Me daba de tomar, de comer yo era su macho y él se había convertido por arte de magia en una geisha bostera.

Estaba al palo, era muy notorio, él también estaba excitado se acercaba a olerme la chota pero no me la chupaba, se reía con su boca a centímetros de mi pija, yo ardía.
Me hacía desear y cada vez más mi calentura aumentaba. Derramo uno de los dulces árabes sobre mi glande y cuando vio que ese néctar chorreaba, confundiéndose con mi precum,  por toda la verga empezó suavemente a dar pequeñas lamidas levantando ese almíbar y poco a poco veía desaparecer mi glande y el tronco de mi pija en su boca. Tenía fiebre, alucinaba y el solamente se reía tímidamente, me pedía que siguiera con los brazos cruzados tras  mi nuca, la chota me ardía, me quemaba, me latía, temía acabar porque ya no podía cuantificar mi calentura.

Estaba al palo, era muy notorio,
él también estaba excitado se acercaba a olerme la chota
pero no me la chupaba, se reía con su boca
a centímetros de mi pija, yo ardía.


En un momento Gonzalo me dijo: "hace lo que quieras" -fue como soltar a la bestia, me incorporé, me dolían mucho los huevos, lo empecé a besar y a chupar por todos lados, su culo, su bolas incluso su pija , lo besaba alternativamente y estaba entregado a mi de una forma casi femenina, -me susurró: “aunque me duela esa poronga, me gusta estar acá con vos”

Lo hice poner en cuatro, lo lubriqué con saliva, un gel y una crema que él pidió y empecé a meterme dentro suyo. Lejos de calmarme verle el nombre de Maradona en la espalda de la camiseta 10 de Boca me calentaba mucho más. Sentía que mi chota se agrandaba más y más, tenía una roca. 

Mi fantasía se estaba cumpliendo. Él por momentos gritaba, se contenía me pedía que esperara, pero al mismo tiempo me embestía para que mi pija entrara toda. La calentura de ambas partes era tal que en poco menos de veinte minutos yo estaba gozando de su culito apretado como había imaginado y él me confesó que desde el día que me había conocido esperaba ese momento.  Que lo de sacarme la pelusa no fue algo improvisado.

Comencé a moverme lentamente y  me empezó a arengar para que fuera más rápido, me perreaba, se movía en círculos, su cadera y su cintura eran de goma. 
Toda mi leche y todo mi ser me empezaron a abandonar, chorros de guasca caliente rebotaban en su interior, el dolor de huevos desaparecía y cuando concluí una acabada interminable, me propuse hacerlo gozar a él descubriendo que las sábanas manchadas acusaban que había eyaculado antes que yo. Su culo estaba tan abierto que una acuarela rosada de sangre y semen asomaban por su raja dilatada, húmeda. Nos quedamos un largo tiempo sobre la cama reponiéndonos sin decir una palabra. Su cabeza reposando en mi abdomen. 

Gonzalo fue quien tomó la iniciativa: Lautaro tengo que decirte algo, no sé como lo vas a tomar….
-          Qué? (le pregunté algo alarmado)
-          Te mentí, no soy de Boca, soy de Vélez, ¿no hay problema, no?
      -     ¡Para nada! (nos empezamos a reír sin pausa).  Nos quedamos descansando, besándonos, cogiendo y hablando hasta el otro día habiendo cumplido con dos fantasías en una noche. Cada tanto nos vemos y nos acordamos de esas épocas.

Musica en la Noche .... MADONNA The power of good bye

miércoles, 19 de octubre de 2011

Lleno de odio... El mensaje de un lector.

Leo con sorpresa y disgusto un mensaje que deja uno de los lectores, llamado Daniel sobre una nota que publicaramos acá en el blog la semana pasada "Me volví un puto transparente" de Marcos L.

Dice Daniel:  
A ver, yo creo que las respuestas a lo que planteas están en la nota. Cómo puede terminar una persona que pasa horas y días en las teteras? Una persona que sólo piensa en él, en que le den placer, en "que se la chupen"?? El egoismo combinado con toda un vida de promiscuidades te deja sólo (y bien merecido). Yo prefiero disfrutar las tardes con alguien, en vez perder el tiempo como un pajero en esos lugares, eso es quererse a sí mismo, y el sexo... si tenés dos dedos de frente se disfruta sin recurrir a esos lugares. No estoy en desacuerdo con que CADA TANTO uno tenga una experiencia con más adrenalina, pero...tanto sexo prosmicuo se necesita??? Sinceramente pienso que son enfermos. Tengo 21 años, estoy con alguien desde los 19, estoy recién recibido, trabajo con adolescentes y no puedo decir que soy gay justamente por lo mal que nos hacen quedar la mayoría (incluidos los que escriben aca). Todo el tiempo cogiendo, enfermos totales, sin límites, decis que tu casa es un cojedero, gente con VIH que bien merecido se lo tiene en los casos de la promiscuidad, me molesta tanto englobarme en estas cosas... después hablan de la discriminación. Por qué cuesta tanto encontrar gente gay que sea inteligente?, que no termine así?... que no tenga una pija en la cabeza? por qué cuando voy a un baño a darle su uso me tengo que ir apenas entro porq los viejos pajeros te rompen las pelotas?
Por Daniel el Me volví un puto transparente... tengo más de 40!!... a la(s) 16:45 

Creo que este comentario (el que publicamos, para compartirlo con uds) es muy facho!
Nadie tiene merecido ser portador de VIH, nadie puede blandir en su sano juicio la palabra PROMISCUIDAD de una forma tan liviana, para terminar diciendo que cada tanto va a un baño para TENER UNA EXPERIENCIA CON MÁS ADRENALINA. ¿? No se entiende.

Por otro lado en las notas tratamos de reflejar las vivencias de cada uno de los que escribimos en este blog, el que hacemos con gusto y tomándolo de forma profesional, teniendo cada uno fechas de publicación y entrega como si se trabajara en una editorial formal, aunque en realidad sea un hobby. Viviendo todos nuestra sexualidad de la manera que queremos porque es lo más irreductible y privado que puede tener el ser humano. Estamos hartos de ser criticados y sospechados de promiscuos cuando en forma paralela vemos que la nota más criticada es la que tiene más entradas y mayor tráfico.

Recibimos muchas veces el apoyo de los lectores pero y es justo decirlo, desde este lado se ve que somos (nosotros los gays) muy autoritarios y casi de extrema derecha en la forma de opinar que tenemos. Hay mensajes que no se publican porque son totalmente ofensivos y no aportan nada de nada. Me llama soberanamente la atención que Daniel quien dice tener 21 años, trabajar con adolescentes, se muestre como un tipo totalmente amargado y lleno de odio a tan temprana edad y sobre todo, intolerante como cualquier personaje de una iglesia fundamentalista. Si hasta pareces el hijo de Cynthia Hotton (terrible diputada opositora de la ley de matrimonio igualitario)

Por último me pregunto: ¿si todo esto te parece tan nefasto y malo Daniel, para que visitas este blog?

Daniel Baños

Solo leche..

Cosas de gay. Soy diferente...


Hay ciertos tópicos o clichés que siempre se nos achacan a los gays: tener pluma, gustarnos la ropa, las cremas, la decoración, ir por el ambiente un día sí y otro también, ser promiscuos, tener dinero y gastarlo en cosas caras, etc.

Pero sólo nosotros los gays sabemos cuáles son los tópicos que nos definen. Y distan mucho de las poses del de hombre de pelo en pecho.

Hace unos meses leí en una revista de una asociación de cuyo nombre no puedo acordarme una entrevista a gays mayores y a otros más jóvenes, para que describieran cómo es su vida y observar las diferencias generacionales. Pues el joven ni corto ni perezoso empieza la entrevista diciendo: " Para empezar, yo es que no soy un gay típico, soy más bien diferente...."

Vamos a ver, maricones todos, el gay típico es una quimera, como que Gasalla s ahora se cambiara de vereda. Así que no hay gays iguales y diferentes, todos somos como somos, cada uno con su historia. Evidentemente no existe un gay que cumpla todo lo que he comentado al principio, pero siempre hay algo que te diferencia de los heteros, por muy chongo que te pongas. Lo que pasa es que nosotros no nos conformamos con nuestra "diferencia", individualmente somos diferentes a lo "diferente".

Daniel Baños

martes, 18 de octubre de 2011

La edad se lleva con la sinceridad y el aprender a quererse

Hablamos de amor?


Esto es dedicado a vos Marcos… y a tu ultimo post...

No me parece para nada ni comparto la presunción de la marica triste con que te caratulan algunos que te dan respuesta.

Hay muchas boludeces, que se sostienen desde el narcicismo. Si uno vivió mucho alimentado por su propio ego, probablemente sea víctima de ello cuando el espejo no devuelve lo que uno quiere. El problema no es volverse trasparente para los demás. El problema es en realidad volverse trasparente para uno mismo, y es ahí donde comienza la sensación de vacuidad.

Uno no encuentra en uno, lo que quiere encontrar, pero si empezaste el gimnasio a los 38 (como en mi caso… eliminare la panza matándome en spining, pero nunca tendré los bíceps del pendejo de 24 que muscula desde los 17… ni que hablar del culo…

Supero los cuarenta, siempre me consideré “lindo”, siempre “me quise”. Eso no quiere decir que le guste a todo el mundo. Puedo ser atractivo. Depende para quien.

En un baño mi pija atrae, a veces si, a veces no, porque muchos quieren pijas con cara sin barba, lozanas, y jóvenes, otros a la hora de agacharse no distinguen, edades, etnias ni escenarios.

Hace 20 años que no piso ambiente. Llego un momento que no toleraba no ser “encarado”. No pude entender hasta después de mucha madurez y análisis que el que no podía encarar era yo ¡!

Igual demasiada histeria glamour y “la Liza” hablando de la tetera de tres de febrero… infumable!! Todavia pisa escenario? No lo soporte mas y “me retire”… pareja mediante… un millón de años de ese escenario.

No volvería.

Pero uno no es más o menos tonto por ir de bares . Hay tonto danzante y tonto de madera… no tiene que ver con eso,,,

La vida solo te lleva por el camino que la conducís, y salvo la enfermedad y el dolor por el otro, el resto se puede construir y uno es artífice de su destino.

No soy quien para aconsejarle nada a nadie. Si para decir que los momentos de “permitirse” las sensaciones con lo que esto conlleva, son síntoma de inteligencia, y puntos de apalancamiento para la reflexión. Esta bueno que si sentís, seguir por el lado de la fiesta y lo disfrutas sigas adelante, pero cuídate de vos… con lo que viene después… además de cuidarte del otro mientras tanto. El peor enemigo de uno... es uno mismo.

Te lo dice alguien que no tiene la vida resuelta, que fantasea y goza compulsivamente en un baño en un encuentro colectivo, pero que no deja de aguardar, en silencio, que lo tome por sorpresa, ese beso, que ilumine la mirada y que te hiele la sangre porque sabes que detrás de esa ternura la pasión en los sentidos dura el doble.

Y confío en que va llegar como llego un día sin siquiera imaginar que podía suceder.



Me paso una vez. Lo disfrute y compartí muchísimos años de mi vida. Sé que eso existe, y si no vuelve a aparecer, no es tan importante para mi ser “visible a los ojos de los demás” no voy a decir que no me halaga…. Pero lo importante es que pueda verme yo mismo y no compadecerme de mí…aunque me permito añorar y también porque no, tener algunos de esos que no son los mejores días. Es señal de que estoy vivo.

Te rebanco con la nota… y arriba el ánimo que si SOS el de la foto de los columnistas estas mas bueno que comer pollo con las manos…

Abrazo y beso…

Lisandro Torres

lunes, 17 de octubre de 2011

Aprenda como chupar (bien) la pija en 10 simples pasos.






En este espacio compartiremos una técnica infalible y ejercicios, basados en la experiencia.
Comenzaremos por tomar algunas frases de la vida cotidiana y/o mitos urbanos, a partir de las cuales se han desencadenado discusiones que han llegado hasta puntos más extremos que las de política, religión y fútbol.

El individuo activo, en adelante “El Chupador” dice: “La sé chupar”, “Me gusta chuparla”, “No me gusta chuparla” o “Hago lo que puedo”, mientras que “El Chupado” refuta: “No la saben chupar”, “Tiene problemas con los dientes”, “Me la raspa”, entre otras, en ambos casos.

Será importante no prejuzgar el contenido de éste estudio diplomático, antes de llegar hasta el final.

Tomaremos como puntapié inicial que la pija esté bien parada. (Existe la técnica de cómo chuparla cuando está chiquita, pero le dedicaremos otro capítulo.)

1. -Liderazgo: No debe ser necesario que El Chupado sugiera o exija al potencial Chupador que se meta su pija en la boca. El Chupador debe cumplir el rol de líder absoluto en esa situación.Citando una definición de marketing, podemos afirmar que el liderazgo es “el arte de influir sobre la gente para que trabaje con entusiasmo, en la consecución de objetivos en pro del bien común.” Prematura conclusión: “Si querés que te la chupe bien y con ganas, chupala bien y con ganas, caso contrario, no te quejes.”

2.- Cariño: Cariño, decimos... A ver si nos entendemos: Es IMPRESCINDIBLE mimar la poronga. Comenzar por besos, lamidas, etc.¡Pasa la pija por tu cara! ¡Frotala en tus mejillas! ¡Pasale la lengua! ¡Dale besos! ¡Sacale fotos! Y mientras tanto, pajeala un poco… (no mucho, un poco, para evitar la eyaculación veloz, vissste).

3.- Relajación: Éste tópico es fundamental para todo lo que comprende una relación sexual. Los pasos anteriores debieron ya haberte quitado las tensiones si has había al comienzo, pero es importante estar distendido en este momento del acto, puesto que lo que vendrá requerirá de mucha entrega, dedicación, paciencia y trabajo delicado. NOTA: Si no esta dispuesto a poner ninguna de las actitudes recién mencionadas, le recomendamos leer la segunda temática del Anexo 1. VER temario de Anexo 1 al final de la página.


4.- Chuparla: Aquí comenzaremos simplemente a chuparla. Despacito, ¡CON LOS LABIOS! Y por favor, y esto va para el caso en el que el chupadorNOestuviese circuncidado, encarecidamente, correle el prepucio, pielcita o cuerito (como le llames) y ¡CHUPALE LA CABEZA, TE LO PIDO POR FAVOR! (o glande) (y SEGURAMENTE "El Chupador" te lo pida por favor). No sirve una chupada sobre el prepucio.
 Recordemos que la cabeza de la chota es su parte más sensible y ahí es donde se genera el mayor punto de placer en “El Chupado”.NOTA: Es muy válido jugar con el prepucio, cubriendo toda la cabeza y metiendo la lengua por el agujero que se genera en la punta. También es posible meter la punta de la lengua en el agujerito donde sale el pis o el posterior semen (leche).

5.- Hasta el fondo: Técnica: ¡Bajá la lengua y abrí la garganta! Esto es un ejercicio que no debe pretenderse exitoso en la primera vez. Requiere práctica, constancia y perseverancia. El objetivo de este ejercicio es que la pija entre lo más profundamente posible en la boca (vulgarmente dicho: comérsela toda).El entrenamiento consiste en abrir bien la boca, bajar la lengua y abrir la garganta simulando una gran "A".Valen prácticas frente al espejo del baño, ascensor y/o subte, sin ningún objeto, diciendo “AAAAAAA”. Entendemos que al principio pueden producirse arcadas, léase, movimiento violento del estómago que excita a vómito; pero no es necesario llegar hasta la garganta en la primera sesión. En las sucesivas oportunidades se llegará de modo paulatino a este objetivo, logrando así el placer absoluto de “El Chupado”, quién factiblemente emita una frase similar a: “¡SIIII! ¡¡COMÉTELA TODA!!”

6.- La chupada propiamente dicha y los dientes: En el acto de la chupada, la acción más popular es la de subir y bajar la cabeza, con la pija en la boca. (Consideramos esta última aclaración es casi innecesaria pero… nunca se sabe). Es decir, masturbar a “El Chupado” con la boca.En éste punto del ejercicio, haremos eso, tratando de llegar lo más profundo posible y SIN INCLUIR LOS DIENTES (con excepción del pedido explícito del individuo pasivo, a la voz de “mordela un poquito… dale”).La pija duele, tesoro… es sensible… si la mordés o la raspás con los dientes, generalmente no gusta. Cuidar esos detalles.NOTA: No cubras los dientes con los labios como “viejito sin dientes” porque es extremadamente “bajapito”. Los labios deben permanecer carnosos en todo momento porque son los que acariciarán la chota en todo momento.

7.-  No olvidar los huevos: En el acto de la felatio (o mamada) debe incluirse todo el aparato genital masculino. Léase: pija + huevos + perineo (ubicada entre los huevos y el orto, ano u ojete) *Popularmente (?) conocido como "bolano". Los huevos tienen sensibilidad, a muchos les gusta y salvo pedido explícito, los chuparemos sin quejarnos y disfrutando del momento.También podremos acariciarlos mientras ejecutamos el paso Nº 6. (Con cariño porque si los golpeas, duele!)El perineo puede ser masajeado en todo momento, inclusive ejerciendo un poco de presión, puesto que es un lugar cercano a la próstata y es en esa zona donde se encuentra en mayor punto de excitación en el hombre.


8.- Los pendejos: Si mientras estas ejecutando todo el acto sentís un pendejo en la boca, podrás acudir a diferentes técnicas según en caso: A) Seguir masturbando con una mano y sacándote el pendejo con la otra. B) Detenerte, sacarlo y luego seguir. C) Tragártelo. D) Lo que te surja en el momento. Ninguna de las opciones es la mejor, pero el pendejo en la boca es molesto y hay que sacarlo indefectiblemente. NOTA: SI se te metió entre los dientes y no queda más remedio que ir al baño porque ya no podés más, cuando vuelvas se sugiere (preferentemente se ordena) repetir todos los pasos desde el Nº 1.

9.- Acabada o eyaculación: Hay muchas cuestiones que rondan respecto de éstepunto. La acabada en la boca es tema de discusión que se desprende de la riña general por labuena chupada. Esto es cuestión de gustos. Si “El Chupador” adora que “El Chupado” eyacule en su boca, será extremadamente placentero para ambos. Es lo recomendable. Tragarla o no, dependerá también del gusto individual.También es posible dejar que “El Chupado” concrete su eyaculación en cualquier otra parte del cuerpo de “El Chupador”. A elección. Como así, es posible no eyacular y proceder seguidamente a la penetración.

10.- Diversión: El acto de la chupada debe ser placentero, pero sobre todas las cosas, divertido.¡Miralo mientras se la chupás! ¡Hacele caritas! ¡Miralo como goza! ¿No ves que le encanta? Generar un código entre los dos… o los 3… o los que 4… o los que sean...
Es todo un arte el de la mamada.

¡No lo desperdicies con prejuicios ridículos!

¡Lánzate a hacerlo felizmente, hermanx! y recibirás la chupada de tu vida!

Próximamente: Anexo 1, donde se tocarán los temas "Andá a lavarte la chota", "No sirve chupar de favor" y "Si me acabas en la boca te la escupo en la cara", entre otros.

Muchas gracias, querido lector! ¡Hasta pronto!

Federic

MARIANO MARTINEZ se estaría GARCHANDO a Franco Masini ?

MARIANO MARTINEZ se estaría GARCHANDO a Franco Masini ?
Hace CLICK en la foto

ULTIMOS COMENTARIOS