viernes, 13 de septiembre de 2013

Tocándose el bulto. Agarrame ésta!!

Otra cosa es cuando un macho te hace el gesto de "agarramela". 
Está claro lo que hace y porqué lo hace. Se viene cogida
Y que nos lo hagan muchas veces, ¿Verdad?
Y lo bueno sería que después nosotros pudiésemos 
tocarselo a otro, y el placer ya sería completo.


Es curioso como se encadenan las cosas a lo largo del día. hoy me he levantado con unas ganas irremediable de tocarme los huevos. Estaba en la cocina tomándome un café y no podía dejar de tocarmelos y sentirlos calientes en mi mano. Cada tanto me olía las manos porque sentir olor a bolas me calienta mal.

Pensé en dedicarme a escribir sobre esto de tocarse "el bulto" y especialmente los huevos.
Además se que es un tema que gusta a mucha gente, es inevitable ver chavones por la calle que le dan a la chota como si nada.

Me pasó yendo a mi trabajo, parado en un semaforo un chongo que esperaba para cruzar en plena Rivadavia y Castro Barros se tocaba el bulto sin importarle nada, se dio cuenta que lo miraba pero no le importó y siguió con la mano metida. Cruzó por delante mío y me miro sonriéndose. Le gustaba que lo mirara.

Después mas adelante dos pendejos que caminaban seguramente a alguna Universidad hablaban tranquilamente y uno de ellos se echó mano al bulto para en ese gesto normal de muchos recolocarselo dentro del pantalón.

¡Calentura! Parecía el dia para tocarse. También en una obra mientras estacionaba el auto veo a unos obreros que no me habría importado a mi tocarles a cada uno los bultos que tenían ¡que presagiaban soberbias porongas!

Y lo que yo pienso que está más que claro es lo que nos gusta tocarnos los huevos y lo que nos gusta verlo cuando otro lo hace.

 ¿Cómo resistirse a mitrar cuando, por ejemplo, estamos en la playa y alguno se mete la mano para colocarse bien el verga dentro de la malla?

Me gusta cuando ocurre esto mismo en el vestuario de la pileta. Aunque, es curioso, en esto no hay unanimidad. Hay muchos que se suben la malla o los calzoncillos y no se preocupan lo más mínimo de como haya quedado todo dentro.


Yo no puedo, Tengo que meterme la mano y acomodarme el paquete dentro, y veo que muchos hacen igual, aunque algunos no.

No se si porque no les importa como les quede o porque les da verguenza hacerlo en público, si tenemos en cuenta que, normalmente, estos mismo se visten tan rápidos y hacen todo lo posible para no enseñar nada.

De todas formas es un placer ver a los que lo hacen y lo que lo hacemos notamos que los demás nos miran de reojo como nos lo colocamos.

Me gusta también los que tienen esa costumbre de meterse las manos en la cintura del pantalón, como este. Estás en una reunión, charlando con amigos o tomando alguna copa y si alguno tiene esta costumbre se agradece. Notas que todos lo miran y notas que él lo sabe. Tengo un amigo que lo hace y puede hablar de cualquier cosa con una sonrisa cómplice instalada en la cara, después te alcanza algo con esas manos que seguro huelen a huevo y pija.

Fernando Garrido

4 comentarios:

Anónimo dijo...

me pueden decir a que hora esta buena en el baño del centro gallego fui ayer viernes a las 4 y media de la tarde un cementerio. gracias

Fernando River dijo...

En cualquier ambito mas publico q una tetera la seña de "garchamos?" es tocarse el bulto...

Yo lo he hecho para q me peteen en un micro larga distancia y funciona muy bien

Anónimo dijo...

Me encanta ver a los tipos arreglarse el bulto. Presto mucha atención y trato de ver siempre de que lado del pantalón la tienen acomodada. Para eso me siento en el ultimo asiento del bondi. Cuando bajan les saco la radiografía!!!.

Anónimo dijo...

Soy adicto a todo tipo de bulto. ..me encantannn