martes, 25 de febrero de 2014

Orgias: para no morir en el intento...

Todo el mundo busca para hacer un trío a alguien que haya llegado ese día desde Marte. Alguien del que estés 100% seguro que es saludable, que no te conozca, que no conozca a ninguno de tus amigos, y que desaparezca a la mañana siguiente para siempre.

Quizás tu hada madrina pueda crear a alguien así usando una varita mágica y un ratón, como en Cenicienta, y a la medianoche ese personaje volverá a ser un ratón y podrás pisotearlo hasta matarlo… pero en la realidad los tríos no funcionan así. Los tríos funcionan mejor con ex-garches con los que seguís en buenos términos, amigarches y gente que conocés, que te gusta y a la que te sentís atraído. Y tenés que asumir que esa persona a la que le proponés un trío podría reírse, o podría contarle a alguien que le hiciste esa oferta o que tuviste ese trío. No tengas un trío si te da tanta verguenza que alguien pudiera enterarse. No tenés derecho a tener un trío si querés estar seguro que nunca nadie se entere.

¿Cómo manejar los celos? Si vas a estar con alguien que va a querer tener tríos en el transcurso de la relación y vos estás aceptando ese contrato, y te parece bien, y te gusta esa persona lo suficiente como para hacerlo… lo que hacés es esto: las primeras veces que tengan un trío vos estás al mando. Vos sos la persona menos segura, sos la que tiene que aclimatarse a esta nueva idea… y por lo tanto todo debería estar en sintonía con tu nivel de comodidad. Lo que deberías hacer es: las primeras veces que tengan un trío esa tercer persona no debería hacer más que besarse con los dos o franelear. Esa persona es un estímulo visual y un accesorio.

Cualquier cosa que pase que esté más allá de besarse o franelear, es tu decisión, vos sos la que dice: “Todo bien, adelante”. No lo decide tu pareja, lo decidís vos. Y vos tenés 100% de poder de veto.

Los tríos sólo funcionan bien en las parejas si ambos tienen poder de veto total y no hay idioteces. Vos tenés derecho a descartar a cualquier persona que por cualquier razón te hace sentir incómoda, y lo mismo debe poder hacer tu pareja. Y no debe haber discusiones, ni caras largas, ni manipulaciones, ni idioteces. Si no es así, son tríos a la fuerza. Y eso es la muerte del amor y la muerte de las relaciones. Eso sí que no funciona.

Dan Savage

No hay comentarios: