FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

La tentación de dos almas

Tengo 25 años, gay varonil, cero plumas, no frecuento las teteras pero me mato a pajas leyendo sus relatos.Una vez ayudando a mi papa en ...

Tengo 25 años, gay varonil, cero plumas, no frecuento las teteras pero me mato a pajas leyendo sus relatos.Una vez ayudando a mi papa en un trabajo que teníamos que hacer para el seminario de curas, que quedaba cerca de casa y los curas lo conocían a mi viejo porque es de ir mucho a misa. La cuestión es que llegamos al seminario golpeamos la puerta y al rato nos abre un pibe relindo, aunque no hablaba bien español, era extranjero parecía alemán o algo así, tendría unos 32 años, y nos invita a pasar, me saluda con un abrazo y beso en la mejilla.

Me regusto el pibe, pero bueno estaba mi viejo y además era CURA jajaja, luego de eso fuimos hacer el trabajo. Estábamos arreglando unos bancos, cuando miro para fuera del cuarto donde estábamos y veo salir de una habitación un flaco recién bañado solamente con una toalla, alto macho era, le dije a mi viejo que me estaba remeando pero al salir del cuarto me encontré con el párroco amigo de papa, le dije si podía ir al baño, y dijo si pasa, para mi suerte era el mismo cuarto donde había salido el machazo, el párroco me dice: creo que los seminaristas se están bañando, golpeá antes de pasar.

Mi corazón palpitaba pero mi pija palpitaba aun mas, una mezcla de temor y adrenalina me tensaban el cuerpo. En fin, me decidí entrar , una vez adentro veo un pasillo largo, con 5 piletitas para lavarse las manos, 5 cubículos con inodoro, y mas allá al fondo una puerta de vidrio semitransparente que daba a las duchas, por lo que veía mis ojos había como 4 machos bañándose, lo que no sabia es que los sacerdotes se bañaban todos juntos jaja. en fin me quede meando y semipajeandome viendo a un metro del vidrio opalino y borroso por el vapor de las duchas.
En eso escuché que abren la puerta de entrada al baño, y guarde la japi en el pantalón e hice como que iba a lavarme las manos, era un seminarista, relindo , el mismo que me había abierto la puerta anteriormente, me hablaba raro, jaja,y yo bueno le contestaba lo que entendía,en eso los otros flacos que estaban en la ducha van saliendo, y se sorprenden un poco al verme,yo como que agacho la cabeza por vergüenza, me quede hablando con el rubiecito mientras los otros se secaban y se ponían shorcitos algunos y otros se iban con la toallita entre las piernas, al cerrar uno de ellos un morochito con barbita de unos 40 años muy potable, le hace un chiste al rubiecito y le guiña el ojo, y se ríen los dos, no entendí un carajo lo que pasaba jaja, en fin quedamos el rubiecito y yo, resulto ser simpático el curita, y en eso me dice si no quería darme una ducha que hacia calor, yo no sabia que hacer, tenia a mi viejo que me estaba esperando con los trabajos pero bueno la calentura me pudo mas, y le dije bueno dale pero no tengo toalla.

Abre un armario y saca una y me la dá. yo estaba retenso no sabia que hacer. el flaco cierra la puerta de la entrada con una trabita y me dice que vallamos a las duchas, entre eso nos íbamos desvistiendo, yo no podía sacarle los ojos del bulto y de la colita, se rie y me guiña el ojo y me tira la cabeza como para ir a la ducha.

Fuimos, enjabonada va enjabonada viene me comienzo a enjabonar la chota y el comienza hacer lo mismo. Los dos estábamos erectos , la situación me recalentaba , yo estaba que explotaba, en eso me toca el pecho y me acaricia se me acerca y me da un beso suavecito , nos comimos la boca, baja lentamente y me empieza a chupar la pija, por favorrr como la chupaba el HDP, mientras se repajiaba.

En eso acabo dentro de su boca, y me la seguía mamando, abre su boca y me muestra la lechita que inundaba sus fauces, la escupe y se enjuaga la boca en la ducha, mientras se seguía pajeando y al fin acaba, nos tentamos de risa los dos y nos secamos y vestimos, al salir del baño, el va para el pasillo al fondo y yo para lo de mi viejo jajaja, que estaba tomando mates con el párroco y ni cuenta se había dado que yo no estaba.

En fin muy lindo recuerdo, cada tanto lo veo al rubiecito , pero no pasa mas que un saludo y nada mas.

Demián

ÚLTIMOS COMENTARIOS