miércoles, 13 de agosto de 2014

Así los quería tener... de rodillas, mamando.


Si es lindo que te la chupe uno, imaginate cuando te la chupan dos, sentir dos lenguas que se pasean por el tronco, y el glande, que comparten lo que vos pones entre ellos. Imperdible cuando uno recorre los huevos mientras el otro te succiona bien la pija. Hermoso, sentir que la leche te llega a la punta de la pija y que ya es inútil aguantar ese rio de guasca que se va a dividir en dos bocas. Siiii así los quería tener... de rodillas, mamando! 
Lautaro Anchorena

1 comentario:

Anónimo dijo...

veo que has estado ocupado publicando mucho....jeje...
soy Margarita de Bora!!!
Saludos
y suerte en la busqueda...
jeje