viernes, 29 de enero de 2016

Ismael (Dios oye). Cuarta parte

José María Gómez | Nosotros y los Baños| Los Putos|

 

Ismael

 

Desde ese día me costó dormir. Me despertaba sumido en pesadillas. No obstante, al despertar e imaginarlo ahí, en su cuarto, desnudo y solo y al alcance de mis manos, me sobrevenía una alegría inmensa, unas terribles ganas de reír. Entonces lo recreaba. Recordaba su espalda, su cintura, el pliegue todavía inaccesible que llevaba sin pausa a la locura. Volvía a ver como enajenado sus brazos largos, sus piernas duras, sus pies, ¡oh, Dios!, sus pies tan delicados que daban ganas de besar, de arrodillarse. Entendí a la hermana de Lázaro. Su devoción. Yo no tendría ungüento pero mi leche alcanzaría, ungirlo a pajas destempladas como a un Cristo de carne y hueso. Lo fantaseaba a mi lado otra vez. El pecho ondulado como las arenas del desierto, las tetillas de color rosa lastimadas de necesidad, su ombligo, ¡oh, Dios!, su ombligo como una florcita tibia para adornar mi boca. Cuando tomó mi mano aquella vez (cuando me dijo: “Por eso”), yo no sabía lo que iba a suceder. Lo miré a los ojos. Me miró. Entonces acercó mis dedos a su ombligo, a su origen, a una marca que de alguna manera nos unía.

(Y no solamente por Vergara, del cual me acordé inevitablemente. También se refería a lo fundamental. Todos somos hijos de un mismo dios. Desde esa perspectiva, todos hacemos el amor con hermanos. El amor homosexual es incestuoso. No tiene nada de malo, el asunto es que nos obliga a ser generosos, a no lastimarnos, a amar. Dios es amor, dicen, y justamente cuando cojemos es cuando nos damos cuenta, o deberíamos. Estar con el otro, comulgar, penetrarnos, ser el otro en ese instante es sublime, es el regalo de un padre que nos ama, que la tiene clara, que quiere que seamos felices).


Pero no avanzó mucho más. Y yo tampoco, todavía. Una semana después yo acribillaría a ese mismo ombligo a mordiscones. Fue nuestra comunión y así nos entregamos: padre e hijo, Dios y hombre, pija y culo. Ismael es muy creyente y yo también. Creo en el cuerpo del hombre que es mi pan.


Nos separamos como lastimándonos. Lo que iba a suceder, sucedería. Pero entonces, cuando quise retirar mi mano la retuvo. Fue apenas un instante pero durará toda mi vida. Quiere decir que son momentos indelebles y todos los hemos vivido alguna vez. En este caso sirvió para que percibiera algo que estaba ahí, muy cerca, apenas más abajo: su sexo, ¡oh, Dios!, su sexo como un panal de abejas que destilaría leche y miel como en la tierra prometida.


(Continuará)

 
Leé acá mas de José María Gómez: “Ismael (Tercera parte)”

lunes, 25 de enero de 2016

Tacto rectal: Un dedo al año no hace daño

Ale K | Tacto rectal | Consultorio


Muchos pacientes varones acuden a mi consulta desconcertados en muchos casos sin saber que hacer o a quien recurrir cuando tienen dolencias en el abdomen y además orinan con mucha frecuencia, llama la atención que pocos hombres sepan de la existencia de los médicos urólogos, la especialidad que se encarga de revisar en este caso.


[avatar user="AleK" align="left" /]

Si después de los 45 años, el varón siente dolor, en la zona baja abdominal, experimenta problemas de micción, sería recomendable que un urólogo a la brevedad revisara clínicamente su próstata, ya que podría estar en proceso alguna enfermedad.

 

[embed]https://www.facebook.com/juan.junco.549/videos/737431872954704/[/embed]

 

¿Qué produce la enfermedad prostática?
Lo primero que tenemos que dejar en claro es que el cáncer de próstata puede ser durante muchos años
asintomático, sobre todo al inicio cuando un tratamiento podría ser curativo...
La patología prostática por agrandamiento o inflamación va a producir lo que llamamos el “síndrome de
obstrucción infravesical”

Caracterizados por síntomas irritativos como urgencia miccional y aumento de la frecuencia miccional, y por síntomas obstructivos como la disminución en la fuerza del chorro, goteo posterior, micción en dos tiempos o sensación de vaciado vesical incompleto, incontinencia urinaria que llamamos micción por rebosamiento, o retención aguda de orina.


ƒ Lepor H. Campbell UROLOGIA 8ª edición, Panamericana, tomo 2 p 1465, Buenos Aires, 2004)

¿Qué es el antígeno prostático específico (PSA)?
Es una enzima proteolitica de la familia de las kalicreinas
Se produce en la célula epitelial glandular del acino prostático y es vertida a la luz con una concentración
5000veces superior a la del plasma
En el semen cumple la función de licuefacción
Su valor normal es de 0 a 4 nanogramos ml y es inactiva en el plasma
Otro parámetro que modifican el valor normal del PSA es la edad del paciente, la posibilidad que un PSA
4ngml sea consecuencia de cáncer de próstata es mayor en un paciente de 40 años que en uno de 80 años.
Mientras más joven menos debe ser el valor de PSA para ser considerado normal
El otro parámetro es la velocidad en que el antígeno prostático aumenta si aumenta más de 0,7 por año debe
ser descartado un cáncer prostático
Carter H. Partin A. W. Campbell UROLOGIA 8ª edición, Panamericana, tomo 4 p 3349, Buenos Aires, 2004

¿Si tengo el PSA normal por qué me tiene que ver el urólogo?
La valoración urológica actual no solo consiste en el PSA, se valoran también los síntomas obstructivos e
irritativos mediante el interrogatorio. Y la anatomía de riñón, vejiga, próstata y cantidad de orina residual por
medio de la ecografía. La medición del caudal urinario (uroflujometria) va a permitir objetivar si existe
obstrucción.

tacto rectal

CONCLUSIÓN: 

¿Porque un dedo al año no hace daño?
El cáncer es la segunda causa de muerte en los EE.UU. y entre los hombres el cáncer de la próstata es el mas letal. Los profesionales de la salud especializados dicen que si se detectara a tiempo habría mas de un 80% por ciento de probabilidades de curarse, pero que como los hombres no se quieren dejar hacer el "tacto rectal", acuden al medico cuando el cáncer ya avanzó mucho y allí es poco lo que se puede hacer.
La campaña mundial que pregona que “un dedo al año no hace daño” hace hincapié en no quedarse solamente con la medición del PSA porque las patologías obstructivas e irritativas no se pueden medir a partir del PSA solo se pueden palpar. En Argentina el Dr López Rosseti es el adalit de dicha campaña.
TODOS los hombres , después de pasar los 45 años de edad debieran de hacerse un análisis mínimo una vez al año , pues desde esa edad en adelante es que existe grave riesgo de ser afectado por este tipo de cáncer.

Mi pija publicada... Gabo

mi pija publicada
Tengo 35. Acá pajero calentón, normal, sin estereotipos, buscando pasarla bien. Me re van las pajas cruzadas en baños públicos, también garchar. Soy velludo, tipo discreto, activo.
Soy de zona sur, pero me muevo por microcentro también. Contacten por acá.
Pijazos para todos.

viernes, 22 de enero de 2016

Ismael (Dios oye). Tercera parte

José María Gómez | Nosotros y los Baños| Los Putos|

 

ismaelOtra cosa que hacía Ismael era meterse en mi cama. Subía las escaleras –descalzo y apenas vestido con uno de sus calzoncillos azules– y se despatarraba sobre las mantas. Boca abajo, la espalda amplia dividida en dos por una columna algo desviada, me permitía observar su cuerpo como si fuera un territorio, el lugar anhelado cuyo descubrimiento exigía pasión pero también destreza. Un paso en falso, una deliberada equivocación trastocaría el objetivo, mudaría en frustración un deseo que nos pertenecía aunque era mía la necesidad de no interrumpir con deslices la línea capital que nos llevaría a nosotros mismos. Yo era un padre y él, un hijo; mejor dicho, yo debía encontrar en la intrincada manifestación del deseo el lugar del guía, el protector, alguien a quien le correspondía garantizar al otro que llegado el momento de la entrega podrá sobrevivir. Un daddy capaz de devolverlo sano y salvo a la cordura.


Más abajo, y apenas cubierta por la tela, la espalda de Ismael se hacía curva impetuosa, redondez, interrumpiendo con su sola presencia toda elucubración, todo recato. Era desesperante. Pobres aquellos que no han sufrido tamaño desatino. Me dolían las manos, el gesto interceptado por la mesura amenazaba estallar, no lograba encontrar el argumento para no hundir mis dedos, ahogar en el umbroso tajo la precaución, entregarme. Una agonía dulce, una ventura cruel, todo lo que se necesita para enamorarse. Yo se de qué les hablo. Ismael tiene el trasero más hermoso del mundo.


La primera vez que se metió en la cama yo dormía. En el sueño, un muñeco de porcelana antiguo, de esos con el culo cerrado, se entretenía balanceándose sobre la ventana, provocándome: al menor movimiento de mi cuerpo se estrellaría fatal sobre el abismo. También había lágrimas en el sueño pero no podía saber si eran de pena o de alegría.


Quiero que se entienda bien. Ismael no era un muchachito más. Era el hijo de Vergara. Volviendo a lo importante, era un tremendo guacho que cuando me aplastaba me quitaba la respiración. Le gustaba jugar, pellizcarme, realizar conmigo pruebas de resistencia. Se hacia el muerto. Dejaba caer sus brazos increíblemente largos sobre el colchón. Yo rezaba (y también, comprenderán, se me paraba la pija). Y entonces Ismael giraba de repente y se echaba de bruces sobre mí, inmovilizándome, calentándome el cuello con su aliento. Olía en esos momentos a dulce de leche y mazapán. Otras veces, se acurrucaba tiernamente a mi lado y me tocaba la cara.


Un día dijo, sorpresivamente: “Me molesta esto”, y se sacó el slip de un manotazo. Recordé en él el gesto de Vergara. Desnudo, puro, inclemente, le brillaba la piel que escondió prestamente debajo de la sábana. Sentí el golpe. “Mirá que no soy tu padre”, lo reconvení. “Por eso”, me contestó, alargando la mano.


(Continuará)



Leé acá de José María Gómez: “Ismael (Segunda parte)”

 

jueves, 21 de enero de 2016

VOCABULARIO: Se dice trava o traba?

Ale K | Travas o Trabas? | Consultorio


trabaTrabas:


Juntar una cosa con otra.
Sujetar una cosa con otra de forma que no pueda moverse:
trabó la puerta con una cuña.
Enlazar, concordar.
Comenzar, establecer:
trabar amistad. También prnl.
Espesar un caldo o una masa, ligar:
trabar una salsa. También prnl.
prnl. Enredarse, atascarse.
Entorpecérsele a uno la lengua al hablar:
la emoción hizo que se trabara.

travas

 

Travas:


Persona de base orgánica masculina cuya identidad se visualiza e identifica con la de una fémina.

 

 

Los travestis/travas comenzaron a mostrarse en Buenos Aires en la época de gloria del carnaval entre la década del ´40 y la el ´50. Con la llegada de la liberación sexual, poblaron las calles, adoptando la zona de la calle Godoy Cruz, en el viejo barrio de Palermo, y transformándola en una zona roja. Cualquiera que circulara por allí cuando comenzaba la noche podía cruzarse con cuerpos esculturales producidos al más estricto detalle femenino con formas verdaderamente impactantes, que exhibían su “mercadería” con lencería erótica y muy poca tela.

Generaron toda una actividad comercial fashion, para abastecer sus propias necesidades, que fue desde zapaterías con medidas especiales (tacos de 12 cm. de alto, con números desde el 40 al 44) hasta casas de ropa y accesorios especialmente diseñados para seducir y mostrarlo todo. Los travas realizaron su actividad con los clientes, contando con el consentimiento de los “telos” de la zona.

Pero la protesta de los vecinos que rechazaban esta permanente exhibición a cualquier hora del día sin pudor, e incluso ante la presencia de menores, provocó una ley del Gobierno de la Ciudad que los “corrió” hacia la zona de los bosques de Palermo. Mientras tanto los travas iniciaban a esos menores que primero miraban azorados.

En general, las travestis han ganado un importante espacio social y mediático a través de sus estrellas más faranduleras en el show business de la televisión comercial donde exponen su vida privada, sus emociones y sus historias de amor en la prensa. Flor de la V, Lizy Tagliani y siempre dudo si poner en esta categoría a Moria Casan ;)

Es un hecho que la mayoría de los jóvenes decide pagar a la hora de iniciarse sexualmente. Pero a diferencia de lo que el imaginario social (supone que la primera vez es con una prostituta ) en los últimos tiempos muchísimos adolescentes se han inclinado por debutar con una travesti.

“Alrededor de un 15% o un 20% tienen su primera relación con una travesti”, según cuentan muchos hombres en el consultorio.



Los especialistas coinciden en que el hecho de iniciarse con una travesti puede ser producto de una moda dentro de las nuevas sexualidades así como otros jóvenes que se autodefinen como bisexuales, que están en una etapa de transición o simplemente se instalan en una amplitud sexual que los acompañará toda la vida.
Tienen experiencias sexuales tanto con hombres como con mujeres o como las chicas que suelen dormir juntas y se tocan para luego masturbarse.

martes, 19 de enero de 2016

Sauna: ensartado en el cuarto oscuro


"Rápidamente me ganó la mano y se abalanzó sobre el trozo de carne  para saborearlo y a los pocos minutos le estaba colocando el látex protector para sentarse en él."


sauna



 

[avatar user="Ivan Mon" align="left" /]

Mucho tiempo atrás se dio mi primera vez en un sauna, antes de ir había tratado de empaparme de todos los foros existentes para bajar mi ansiedad, pero más allá de algunos tips ningún foro me satisfacía. Así que después demuchas vueltas me di cuenta que solo restaba animarme e ir.


Ese sábado a la tarde otoñal y colorido, cerré la puerta de casa decidido y en poco tiempo me encontraba en la ventanilla de recepción del sauna. Pagando el ingreso me dieron un par de ojotas, dos toallas y me indicaron como llegar a los lockers. Reconozco que ingresé con cierto temor pero enseguida me di cuenta que todos estaban en la suya, en el vestidor habían dos hombres, uno de  más de 60 y otro de unos 25 que rajaba la tierra de lo bueno que estaba. Me quité la ropa y con la toallita y dos preservativos envueltos en la misma me fui a hacer la ronda de reconocimiento, en el cine del lugar habían algunas almas en juego previo, en los saunas había dos o tres tipos relajados y alguno de ellos exhibiendo sus genitales como invitando a la de-gustación, en los pasillos mucha gente dando vueltas y algunos conversando, pero en el cuarto oscuro se armaba una fiesta entre varios, o por lo menos eso podía intuir con mucho esfuerzo visual, al entrar corroboré todo eso con el tacto.


saunaMe animé a manotear algunos bultos y frotar por encima de las toallas, pensando que quizás esa seria toda la acción que tendría, pero eso estaba por cambiar. A medida que mi visión se acomodaba en la oscuridad se hacía más fácil ver la lujuria de ese sauna. Había un par de chicos muy jóvenes comiéndose la boca salvajemente, otro flaco muy bonito, pero con cara de reventado, estaba de rodillas en el piso rodeado por 3 o 4 hombres maduros con las toallas abiertas y alternándose entre ellos para deleitarlo y deleitarse con la felación dispensada. Un oso cincuentón estaba sentado en una de las camillas en plena esquina del cuarto, con la toalla totalmente abierta y su miembro apuntando al techo de lo firme que estaba, estaba justo de frente a mí por lo que me tenté a acercarme, pero fui demasiado lento e indeciso, pues una viborilla experta rápidamente me ganó la mano y se abalanzó sobre el trozo de carne  para saborearlo y a los pocos minutos le estaba colocando el látex protector para sentarse en él.


Mientras me resignaba a observar el espectáculo una mano con brazo y todo me rodeo desde atrás, apoyando su deseo en mis nalgas y su pecho peludo en mi espalda – ¿te gustan los osos?- me preguntó al notar mi atención a la escena de frente. Aún por detrás pasó sus dos brazos por mi torso y me llevó al rincón caminando (y besando mi cuello) a lado del oso que disfrutaba de una cabalgada épica. Yo me dejé llevar pues para lo poco que había podido palpar ese pecho peludo estaba enmarcado en un cuerpo musculoso y joven, sin mencionar que tenía un perfume exquisito.


Mientras me besaba el cuello y las orejas él me fue quitando la toalla e hizo lo propio, me pidió permiso para cogerme, pero le confesé que no quería hacerlo (me da un poco de pudor), sin problema alguno se sonrió (dejándome entender que igual la pasaría bien), yo seguía de pie contra la pared y sus labios bajaron lentamente por mi espalda, mis costillas y se detuvieron en el fin de mi espalda, (mientras tanto un par de voyeristas se habían acercado), con esas dos manos fuertes y cargadas de venas suaves, me separó las nalgas y enterró su rostro en mí ser quedándose arrodillado.


saunaSentía la humedad de su lengua y su saliva se escurría por la parte interna mi muslo, pasaba su lengua lentamente y luego rápido (como un cachorro saboreando algo sabroso) por momentos succionaba y también mordía suavemente, pero siempre terminaba pasándome la lengua toda abierta y lentamente desde la raíz de los testículos hasta mi humedecido esfínter (que buenos lengüetazos). Yo con las piernas abiertas y con mis manos y rostro apoyados en la pared simplemente gemía y disfrutaba sin mirar, pero en un momento quise ver y me di cuenta que se estaba poniendo un preservativo para penetrarme, él se puso de pie y trato de introducir su miembro pero me lastimaba, era muy grueso, yo con las manos contra la pared trate de zafar cuando sentí que me lastimaba pero él no me dejó, - tranquilo, ya vas a ver que no duele- me decía mientras volvía a pasar su lengua con fines dilatadores, pero yo estaba dispuesto a irme a pesar del placer que sentía, pero cuando me dispuse a hacerlo otra alma caritativa entro en escena, un tipo joven y de pelo corto se agachó y se colocó frente a mi miembro, (estaba recibiendo sexo oral por delante y por detrás) era la gloria máxima, una sensación que no se olvida al ser la primera vez, simplemente me dejé llevar y me entregué al momento.


sauna


Creo que fue en ese instante que me olvide de todo y cuando me di cuenta en un par de segundos el de atrás me estaba penetrando totalmente, me dolía mucho pero no podía zafar estaba acorralado por una lado por las paredes y por el otro por los mirones que se tocaban y disfrutaban el show (eran como 10).


Su miembro era largo y tenía una forma particular pues si bien el tronco era muy grueso, tanto su cabeza como su raíz eran angostos, lo que hizo que una vez adentro mi esfínter se apretara en la raíz de su pene y así lo aprisionara, él solamente se movía, gemía y me apretaba contra la pared, mientras tanto en el piso el otro muchacho nunca dejó de succionarme, yo solo sentía una mezcla de dolor, placer y miedo, pues casi podía sentir como su virilidad removía todas mis entrañas en cada movimiento que realizaba. Yo estaba ensartado, inmovilizado, y de pronto sentí como si alguien nos empujara con mucha fuerza desde atrás oprimiéndome contra la pared, cuando logré mirar hacia atrás, vi que un viejo morrudo con barba candado canosa y con el cuerpo todo tatuado lo había penetrado a él. Ahora éramos cuatro, cuatro ingredientes, como un brocheta, pero unidos por esfínteres y falos, no tardé mucho en sentir (a pesar del preservativo) las descargadas de fluido caliente en mi interior y sus gemidos en mi nuca,  una sensación casi en cadena que me provocó la eyaculación más abundante y placentera en la boca de alguien que rápidamente me salpicó lo pies con su orgasmo.



Creo que varios acabaron esa noche viendo la escena, yo ahora recordándola, y ustedes……..?

 
Leé aquí más sobre el autor de esta columna.

sábado, 16 de enero de 2016

Mi cuñado heterosexual...

[caption id="attachment_6309" align="alignright" width="300"]mi cuñado heterosexual “Sabemos que los dos queremos lo mismo, agachate y cometela, es toda tuya”[/caption]

Cerca de mi casa queda el Parque Las Heras, donde la gente va para ejercitarse y recrearse al aire libre. También por sexo.
Una noche mi hermana me invito a cenar a su casa. Ella vive con su marido y su hijo de un año, esta casada hace 10. Él siempre me pareció muy atractivo pero nunca lo había mirado con otros ojos primero porque es mi cuñado y segundo porque sé que es heterosexual y por ende nunca íbamos a tener posibilidades de nada. Durante la comida, mi hermana le comentó a mi cuñado que yo salgo a correr durante la noche haciendo alusión a que él estaba últimamente muy sedentario y que le vendría bien hacer un poco de actividad física, inmediatamente mi cuñado reaccionó preguntándome si me podía acompañar, “es una excelente idea” dijo ella.

Pensé unos segundos en mi cabeza y accedí a regañadientes sabiendo lo difícil que iba a ser trotar con semejante macho al lado. Al día siguiente empezamos y tal como lo suponía no podía dejar de imaginarlo teniendo sexo estando agitado y todo sudado, su respiración me ponía los pelos de punta.

Empezamos a conocernos y para dificultad mía nos fuimos llevando cada vez mejor, nos reímos mucho juntos. Tenía que hacer fuerza para no mirarle el bulto que, no sabía si lo hacía a propósito o no, pero se lo acomodaba a cada rato. Terminábamos de trotar, él me acompañaba hasta mi casa que queda de paso a la suya y se iba. Al mes me pidió si podía ducharse en mi casa para llegar limpio a la suya. Todo se iba tornando más difícil y mi fantasía por él se potenciaba mas y mas.
Me mataba a pajas pensando en todas las veces que me daba apretones mano o me abrazaba completamente mojado. En uno de los regresos antes de entrarse a bañar me dijo: “tu hermana me dijo que haces muy buenos petes” me quedé petrificado, no sabía que responder y a eso le sumé una terrible erección quedando totalmente expuesto.

Para mi sorpresa vi a través de su pantalón que también estaba al palo, me miró fijo y sonrió.
“Sabemos que los dos queremos lo mismo, agachate y cometela, es toda tuya”

-”No podemos hacerle esto a mi hermana, por favor frenemos acá”

-”No tiene por qué enterarse, yo te doy lo que querés, vos me das lo que yo quiero, yo cumplo con el ejercicio que ella me pide…todos salimos ganando creo yo”.

Mientras me hablaba me manoseaba la pija por encima del pantalón.
Me agache y sentí uno de los placeres mas grandes del mundo, la pija de un verdadero macho adentro de mi boca.
Le hice la mejor mamada que recibió en su vida y quedó más que satisfecho.

Con el tiempo me transformé en su puta porque me usa y descarta las veces que quiere, la situación me hace sentir pésimo pero al mismo tiempo me excita muchísimo. 

 

viernes, 15 de enero de 2016

Ismael (Dios oye). Segunda parte

José María Gómez | Nosotros y los Baños| Los Putos|

ismael2Tenía hambre de abrazos, abrazos fuertes, de hombre, de esos que se necesitan para vivir. Y no es que los estuviera mendigando: una vez que descubrió la fuente inagotable, es decir, cuando supo que yo podría brindárselos sin límites, se entregó a ellos con fruición. Entraba sigilosamente a la cocina cuando yo estaba preparando un jugo y me rodeaba con sus brazos largos y no me dejaba tranquilo hasta que yo me diese vuelta para atraparlo. Entonces cerraba los ojos. Todo su cuerpo se ablandaba, se hacía frágil, sedoso, adoptaba maravillosamente la forma de mi propio cuerpo como entregándose.

Ismael es un poco más alto que yo pero yo soy más fuerte. Atenazándolo, aprovechaba también para mirarlo. Su rostro hermoso que imaginaba también virgen de caricias me provocaba ansias, deseos de besarlo. Sus labios delicados que abría levemente implicaban promesa y también desenfreno. A veces hubiera preferido que en esos momentos me mirara, descubriera en la comisura de mis labios la saliva o pudiera atisbar, en el fulgor de mi mirada, qué otras cosas o cuántas sería capaz de hacer (además de abrazarlo) si me lo permitiera; entre ellas, convertirme en puño y que el abrazo tierno se haga feroz, inevitable, capaz de atravesarlo como a una mariposa de coleccionista. Pero él también lo sabía, y esperaba el momento. Me lo dijo después, cuando pasó todo. Y digo “pasó todo” con una liviandad mentirosa, es increíble que sólo dos palabras intenten referir a tanto fuego y a tanto crimen (pues ese amor estuvo a punto de matarme).


En “Un tranvía llamado deseo” hay un texto de Blanche Du Bois con relación a Stanley Kowalski: “Ese hombre me va a destruir”. Salvando las distancias, Ismael me dijo que pensó, cuando me vio la primera vez en la estación: “Ese hombre me va a cojer”.


Vuelvo a los abrazos. Derrumbado sobre mi cuerpo y yo sosteniéndolo con firmeza, comenzamos a registrar la tibieza que se alojaba ahí, en donde somos hombres. El roce todavía fugaz se fue avivando, creció, en algún momento descubrimos que nos abrazábamos para eso nada más, para restregarnos las pelotas. Él, Ismael, al principio laxo, su montañita que se haría feroz se acomodaba, tierna, y sostenía mi embate. Más tarde reaccionó. Ahora, cada vez que nos abrazábamos, echaba su cuerpo hacia adelante, apretaba, sostenía mi calor con el suyo, como midiéndonos, las dos durezas todavía inocentes preparándose para el desastre, el momento anhelado en que escaparían del nido para destrozarse.


Amo a Ismael, quiero decir, me calienta, y él lo sabe. Lo dijo al cabo y espontáneamente mirando ahí: “¡Estamos al palo, eh”!, y golpeteó un instante con sus dedos dejándome como loco.


 


(Continuara)


 


 Leé acá de José María Gómez: “Ismael (Primera parte)”

viernes, 8 de enero de 2016

Hepatitis B se contagia cien veces más que el sida


El virus de la hepatitis B se contagia “cien veces más” que el VIH pero esta enfermedad se traspasa entre la gente de una forma “silenciosa y a veces mortal”, sin que se dirijan a combatirla los ingentes recursos que se destinan a la lucha contra el sida. Es por ello que los expertos reunidos en la conferencia anual del Asia Pacífico sobre el Estudio del Hígado (APASL), entre ellos el director del laboratorio de referencia para la hepatitis B de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Stephen Locarnini, han hecho hoy un llamamiento a las autoridades para que se conciencien de la “enorme carga sanitaria” que supone este virus.


En declaraciones a Efe, Locarnini ha explicado que la hepatitis B está “repuntando” en Europa, donde el virus se trasmite fundamentalmente mediante las relaciones sexuales, al entrar en contacto con la sangre y fluidos corporales de una persona infectada.

Locarnini ha relatado que igual que el VIH está muy extendido en África, la hepatitis B y C son endémicas en algunas regiones de Asia y, de hecho, un 75% de los casos se dan en este continente donde la trasmisión más importante se produce de madre a hijo.

El virólogo ha recordado que los movimientos migratorios están haciendo que se incremente su incidencia, debido al aumento de inmigrantes llegados a España de China, del sur de África, del Magreb y de los países del Este.

En España, se estima que la hepatitis B afecta a 450.000 personas, que ya han sido diagnosticadas, aunque “un número similar están infectadas sin saberlo”.
El doctor Rafael Esteban, jefe del Servicio de Hepatología del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona, ha informado a Efe de que la incidencia de la enfermedad estaba en cifras muy bajas, de alrededor del 0,3% de la población, mientras que ahora “estamos en muchas zonas por encima del 1% y este crecimiento se ha producido tan solo en los últimos cinco años”.

Aunque hay una vacuna para prevenir la hepatitis B, la “desinformación” provoca que muchas personas vivan con el virus sin saberlo incluso durante veinte años, en los que va atacando lentamente el hígado hasta producir cirrosis o cáncer hepático sin siquiera dar síntomas en seis de cada diez infectados.
El responsable de la OMS ha informado de que más de 2.000 millones de personas han estado en contacto con el virus de la hepatitis B y aproximadamente 400 millones la han hecho crónica, siendo la causa de cerca de un millón de muertes al año por cáncer de hígado, cirrosis o fallo hepático.

Tanto Locarnini como Esteban se han mostrado partidarios de que las personas con prácticas sexuales de riesgo y las poblaciones inmigrantes se sometan a la prueba de la hepatitis, un sencillo análisis de sangre, a fin de ponerse cuanto antes en tratamiento, detener la progresión de la dolencia y evitar nuevos contagios.
Locarnini ha confesado que la importante lucha contra el Sida es consecuencia de los “poderosos lobbies” que hay detrás de ella, mientras que la hepatitis pasa “casi desapercibida sin ser por ello menos peligrosa”.
Ambos especialistas han hecho alusión a la falta de formación, al componente cultural y también al “estigma” que padecen las personas procedentes de estos países como principales trabas para someterse a la prueba. “El miedo es el peor enemigo”, ha sentenciado el dirigente de la OMS.

“Todo lo que tenemos que hacer es un cribado a esa población inmigrante y detectar el problema”, ha reiterado el experto, quien ha insistido en que actualmente los países desarrollados cuentan con todas las herramientas necesarias para enfrentarse a él, tanto preventivas como terapéuticas.
Aunque no existe cura para la hepatitis B crónica, hay terapias disponibles que pueden retrasar la progresión de la enfermedad y el daño del hígado.

Los tratamientos antivirales, como entecavir, han demostrado su eficacia para frenar el desarrollo de la infección y revertir el daño hepático causado por la enfermedad, como han corroborado diversos estudios presentados en APASL 2012. EFE

Ismael (Dios oye). Primera parte

José María Gómez | Nosotros y los Baños| Los Putos|

IsmaelDebo reconocer que me gustan los muchachos, y los reconozco por el olor, como de pan fresco y alelíes. Y porque andan por el mundo despertando suspiros. Nadie que tenga corazón y, por supuesto, pija, puede permanecer indiferente. Son el capricho de Dios, una avanzada del paraíso y también del infierno. Nunca se enamoren de un muchacho. Son como el agua que como tal se escurre y te dejan con sed. Son como el aire pero es uno que te asfixia. Ahora bien, el día en que te cojés al guacho, sos Gardel. Vale la pena el sufrimiento.

Ismael a los quince años quiso ser seminarista. Se había enamorado de Dios. A los diecisiete tuvo una crisis de fe. Se pasaba horas delante de un espejo, desnudo, intentando descubrir qué había de pecaminoso en ese cuerpo que descubría atiborrado de dones, y uno fundamental. A los veinte, y aconsejado por Vergara, se propuso ingresar a la UCA, la universidad católica argentina. Y en eso andaba. Nunca dejó de creer en Dios y es una de sus virtudes. La otras,  y que iré enumerando, me fueron quitando el sueño.


Un primer incidente ocurrió a la hora del baño. El lugar que le correspondía, lindante con el cuartito asignado, tenía problemas con la ducha. Llamé a Mario, el plomero, quien prometió arreglarla la semana que viene. Mientras tanto, y con el chico a medio vestir, le propuse usar mi cuarto de baño, el que está arriba. Cuando terminé de hablar lo acompañe hasta el lugar, le di las toallas, abrí el agua para el baño de inmersión, salí…quise salir. “¿Por qué no te quedás, mejor, a ver si me ahogo?, me dice. Ahí me di cuenta de que estaba un poco loco pero era una locura linda. “Así hablamos, papi, ¿no me querés conocer?”, agregó. Ante esas situaciones, yo me conozco, me estalla la cabeza. Todo lo que está a mi alrededor desaparece y lo único que veo es el objeto, la matriz, un Aleph enloquecido con forma de muchacho. A veces, como en este caso, el muchacho se transforma en flor y me dan ganas de arrancarla. El deseo es violencia, llamarada y hay que ser muy cautos para no incendiarse. No todavía.


Dale, un ratito”, dije, tragando saliva. Ismael es flaco y alto. Frente al espejo, observándose, se entretiene rascándose una pequeña herida que ostenta en uno de sus hombros, el derecho. “¿Quién te arañó?”, pregunto, con alguna intención. “Todavía nadie”, contesta, y sonríe con esa sonrisa que tardé en dilucidar: timidez y desenfado, y todo al mismo tiempo. “Que no sonría, Dios”, rogué, pero Dios estaba ocupado en esos momentos y me entregó así, de pies y manos. Pero sobreviví. Esto recién empieza. Y vestía, mejor dicho, cubría su desnudez con harapos, como dicen los libros. Ante tanta magnificencia de la carne, todo hilado es miserable. Describiendo: unos pantaloncitos blancos de gimnasia y abajo nada al parecer. No quise mirar mucho para no quemarme los ojos. Y lo bien que hice. Quedarme ciego de repente cuando había tanto por hacer… Ya llegará la hora, me dije, y llegó. Esto que les cuento es real, sucedió en estos días y todavía me están sangrando las manos.


Sigo. Miré sus pies, para distraerme. No debí hacerlo, también es peligroso. Sobre el embaldosado, calientes, sus pies semejaban peces. Y despedían olor. Sentí mareos. Una fragancia a mar y a uvas podridas. Tuve hambre y sed de repente, y ganas de arrodillarme. Rezar: “Dios mío, aparta de mí este cáliz”. Pero Dios lo tenía todo preparado. Se le había ocurrido entregarme al chico, era Su voluntad que me lo cojiera. Y obedecí, claro, aunque no ese día. Faltaban un montón de cosas que ya les contaré y de manera más simple, lo prometo. Pero hoy, perdónenme el lirismo. Ya termino. Me levanté para dejarlo solo. Mientras salía, Ismael se sacaba con suavidad el pantaloncito para meterse al agua. No miré. Recordé un poema de antaño. Se los dejo, por si lo necesitan alguna vez: “Cerré los ojos cuando la flor caía/se desnucó/ y el tallo herido estalla/de pétalos ardientes mi piel abrió/de espaldas. /Desbocada./ Te arrastré no muy lejos/apenas que tus pies se mojaran”.


 


(Continuará)

 

Leé acá de José María Gómez: “Ismael (introducción)”

miércoles, 6 de enero de 2016

SAUNAS. Garchando a vapor.

Lautaro Anchorena | Saunas Argentos | Ruta del calor

En España y Francia, por ejemplo, hay muchas ciudades que tienen lindos saunas. La competencia es maravillosa y la atención es excelente. Hay otra mentalidad y mucho respeto, no hay mucha histeria, la gente la pasa muy bien.


 

[avatar user="NYLBadmin" align="left" /]

sexo como animalesEn la Argentina (neoliberalismo mediante) tuvimos un momento de gloria saunero, que en la decada posterior se llevó la decadencia, ahora no hay muchas opciones. Se diría que por lo que cuentan los que concurren que el mejor lugar es Homo Sapiens.

En las provincias no hay casi nada de saunas. Cordoba y Rosario es un desierto.
Se habia inaugurado un privado con pileta climatizada en Santa Fe pero lo cerraron. En La Plata lo único que funciona es Plaza Baños Turcos y tiene un limite de horario, los que viven en el Gran Buenos Aires no tienen nada, o sea si vivís por zona norte o el oeste no dá irse a La Plata, es muy lejos.

Adri Ramone, Olimpo Sauna, Energy Spa pasaron a la historia.
En la entrada hay que sacarse todo, pagar un Evita y unos mangos mas y calzarse la toalla y las ojotas. Al principio se mira, se tantea, la mano boba cobra vida y se puede jugar al distraído. En los pasillos todo parece una gran casualidad, un “¡disculpame que te la toqué!”, “¡te apoyé sin darme cuenta!”. Al rato las caras ya son familiares y se va a los bifes. La lengua casi no se usa para hablar. La mayoría van solos y se internan. Rara vez se ven mujeres y en la parte más oscura siempre está la orgía. Ahí, el que deja la puerta abierta es porque invita a que se sumen los que pasen. A pesar de la oscuridad son los claros códigos del saunero.

Entra uno que se masturba, llega otro que se la chupa y llega otro que se la pone. Después es como un juego primitivo de sensaciones: tan básico como la carne que roza la carne y la estimula. En ese ida y vuelta hay un código de respeto que no se rompe, porque si uno no tiene ganas de hacer algo, ya llegará otro que sí.

Los fantasmas de la persecución policial no están porque no hay delito: no existe un catálogo de masajes ilegales. Si el sexo no se paga, no hay explotación. Y en los saunas no hay plata de por medio.

“Una vez que ponés la mano en la llama, no podés volver atrás”, dice la erótica Madonna en su etapa más erótica. Para muchos sauneros, el único problema es la compulsión: lo adictiva que puede ser la manzana de los placeres.



Living para gente grande

Pocos minutos atrás se masturbaron entre sí, casi mirando a otro lado, y no eyacularon. Dos hombres que pasaron los 50 toman un café en el primer piso de una construcción antigua de la Recoleta y miran el canal de las noticias. Hace tres horas que van del sauna húmedo al seco de Unikus y eyacular otra vez sería una deshidratación. Por hoy, mejor no hacerlo más. Hasta que el recuerdo de haber tenido placer hasta quedar sedados traiga una erección. Entonces sí acabar de nuevo.
Unikus

Es chico y básico: saunas y duchas. Está poblado por hombres mayores que buscan la oportunidad de sexo ocasional, si pinta. Y si no, el cafecito: señores recoletos que parecen salidos de la discreción de una tetera de porcelana. La mediocridad lo va invadiendo y está en franca decadencia tomando la vía de extinción. Unos meses para que cierre...  O quede así... Mediocre, la gente se acostumbra a todo, y lo que otrora fue un lugar coqueto puede pasar en la actualidad a ser un cogedero más como el baño de una estación de tren...
A Full

Todo tiempo pasado fue mejor. | Ni la sombra de lo que antes era…| Desde las luces graduables tan eróticas que eran fundamentales (pueden alegar que los mismos clientes las fueron rompiendo) ahora en los reservados o se enciende a toda luz tipo reflectores una cabina e ilumina todo o quedamos todos a oscuras…

Sobre la manutención de este sauna, ni hablar! Una sola entrada paga una “flor” de todas las que faltan en las duchas, el baño hasta los espejos deteriorados, antes tenias a disposición crema de afeitar, desodorante y gel aunque fuera común y creo ¡¡¡Que lujo!!! eso sí siempre hubo problemas con las toallas y su reposición.

Bajo "esa" ducha de A Full, un chico de 27 me cuenta qué hace ahí un jueves a las tres de la mañana: “Me gustan las mujeres, pero disfruto que me penetren tipos sin vueltas. No voy a boliches gay porque me aburre todo eso. No me gustan los besos ni chuparla, me gusta tenerla adentro”. El chico tiene novia, la dejó hace un rato en su casa. “¿No te gustaría que te penetrara ella con un dildo?” No le gustaría, lo excita tener un placer sólo para él: lo calienta que una barba raspe mientras le meten la lengua en la oreja. “¿Y a tu novia la dejás que te juegue con los dedos?” Tampoco.


Las dimensiones de A Full son las de un baño griego: dos pisos con incrustaciones art nouveau, saunas, camillas para masajes, duchas y lugares bien oscuros con películas porno. También hay resabios de una mesa de pool enguascada y devenida a menos y un living donde la madrugada de los fines de semana, cuando hay mucha carne joven, algunos se internan y duermen siestas después del sexo. La higiene no es un paso fundamental. Las ladillas abundan. Hace unos años, los que iban de traje por la tarde no pagaban la entrada.
Homo Sapiens

El que mas lobby tiene. En Almagro, la barra de tragos de Homo Sapiens es pretenciosa y lo consigue: todo el lugar está pensado para el lujo. A una cuadra de Amérika más que un Spa HS es una experiencia sexual. Hay un microcine, cuartos privados, dark room y camillas con calor. Lo consumen sobre todo mayores de 40. Para algunos este segmento etario es de "viejos" entonces en las recomendaciones te ponen que no vayas porque está lleno de "viejos" quien recomienda no llega a los 20 y se mea encima... chupete a la derecha!

Alberto nos cuenta: el unico sauna decente y excelente de la capital es Homo Sapiens, los sábados y domingos esta lleno de gente que revienta, así te lo digo, no miento ni invento nada, digo la verdad por que es así, los días de semana el ambiente es mermado por que la gente trabaja y no tiene tiempo de pegarse una vuelta los fines de semana es diferente. La gente le ha tirado mierda diciendo que esta lleno de viejos que no tiene jacuzzi ni pileta u otros servicios, Homo sapiens esta bueno,bar limpio y buena onda,nadie te jode,cine porno hermoso para cojer tranquilo no hay histeria,te eligen vos elegís y la pasas bien. Las duchas hermosas,te bañas bien salís relajado, los saunas una maravilla,en el 2 piso,la sala semioscura esta preciosa, nadie jode y podes charlar con alguien tranquilamente, los cuartos oscuros tanto el del primero como el segundo se coje como locos y se arman inolvidables cojidas, el termomasajes es agradable, pedís la llave,entras y te acostas en uno, la pasas bárbaro.


Es común quedar como en trance: calor, sexo, calor, sexo. Saber cuándo es suficiente no es una decisión fácil, a menos que haya que volver a las obligaciones. “Hago una guardia en la clínica que está a dos cuadras y los jueves tengo un espacio de tres horas libres a la tarde. Esos días me pego una vuelta. Estos lugares a la tarde no son lo mismo que a la noche: encontrás tipos que parecen deportistas del sexo, que lo hacen como una necesidad básica”, dice un hombre de 43 años, todo depilado.

La experiencia de Carlos en Homo Sapiens va un poco más allá: "en años que concurro a saunas, cines y distintos lugares de sexo casual nunca me sucedió que en un sauna viera a una pareja mujer, hombre, HM. Es lo que me sucedió en Homo Sapiens , una mujer de mediana edad , mas bien joven con un hombre de entre los 40 años, bien dotado, ofreciéndole sexo oral en las butacas a la vista de todos, en mi condicion de bisexual, me arrime discretamente para mirar, cuando al poco tiempo se amontonaron varios a hacer lo mismo, me pareció reloco y no paraba de sonreírme, no me pareció prudente ofrecerme a un trio, como en un campo de la zona de Moreno al que concurro y es de ambiente swinger donde tuve varias experiencias en tríos , pero en esta ocasión los miraba como se comían mutuamente, creo que es una buena idea implementar esta modalidad inclusive con lesbianas".


[caption id="attachment_4738" align="aligncenter" width="500"]Entra uno que se masturba, llega otro que se la chupa y llega otro que se la pone. Después es como un juego primitivo de sensaciones: tan básico como la carne que roza la carne y la estimula Entra uno que se masturba, llega otro que se la chupa y llega otro que se la pone. Después es como un juego primitivo de sensaciones: tan básico como la carne que roza la carne y la estimula[/caption]
Madison Square (cerrado)

A dos cuadras de HS estaba el club Madison, un complejo que tenia el plus de la pileta climatizada. De Madison se puede decir que sigue cerrado. Desde septiembre por problemas con las instalaciones electricas y por reformas.Era otro sauna muy bueno pero siempre cada dos por tres por tiempo indefinido cierra. Hasta ahora sigue cerrado. La gente llama por telefono y no hay respuesta. El grupo publico de Facebook tiene ya usuarios que se han quejado pro la falta de atencion. Lo unico que tiene es un grupo cerrado administrado por el barman del spa.
Era mejor de todos MADISON con orgías inmensas, camas para 20 personas, glory holes, piscina,jacuzzi, cine, de todo. Es verdad que no iba mucha gente pero con eso era suficiente, de todas las edades y con ganas de joda.

Roce, erección, piel. La camilla está pegajosa, el jabón líquido funciona como lubricante. Hay gemidos y golpes contra las paredes. El pijón parece un tótem, un faro en la oscuridad con seguidores que se arrodillan. El tatuado en medio del vapor. El oso acostado en la camilla. Es como un limbo.
Nagasaki

Nagasaki está a la vuelta del Abasto. Algunos sauneros lo critican: se consigue sexo, pero el lugar está deteriorado y muchos que van una vez, no vuelven: 40, 50, 60 años y bastante extranjero. Hasta hace algún tiempo Nagasaki en el Abasto era una excelente opción. Pero ahora es otro lugar con la mitad de los servicios sin funcionar (el sauna húmedo hace meses que no presta servicio, el hidromasaje con agua fría, el sótano se inunda por las filtraciones de las duchas de la PB, otro lugar más que no encienden más la calefacción, los lockers oxidados, con trozos de metal oxidado por el piso: lo que puede perfectamente llevar a un corte en los pies y posterior tétanos, las toallas rotas muy mal lavadas, los pisos se levantan, las camillas del 1 piso en las cabinas están muy rotas, con la "goma espuma" a la vista, etc. etc.) La onda descascarada lo hace más tetera que sauna. En el sector oscuro se acumula la acción y todo se chupa con todo.
Energy Spa (cerrado)

Spa es la interjección de Salus Per Aquam: salud a través del agua. Frente al Parque Centenario está el Energy Spa, que fue el pionero de los saunas gays bajo el nombre de Baño Salud. Hay muchos relatos sobre lo que pasaba de forma encubierta. The Swan, contó su relato en esta pagina: “Había dos flacos que atendían y antes de cerrar el local, por unos pocos mangos te enfiestaban. La cosa iba lenta, primero tenías que animarte a decirles que les querías chupar la pija”. Hoy, el Energy Spa está cerrado y es solo un recuerdo... tiene su lugar en "Teteras con historia". 

A full

 

Hay otros lugares que incluyen mimos para la chota y mimos para el "alma" y que pueden ser un poco mas salados en precios, me refiero a los que no son estrictamente un cogedero y en el que podes disfrutar de varios servicios en una sola tarde o dia, tienen más que ver con un spa. Por poner un ejemplo podriamos hablar del Hotel Castelar, Finlander o de Markus day spa, ya algo escribimos de ellos.

 

Te dejó y bloqueó en Grindr, Whatsapp y Facebook? Eso es Ghosting!!

martes, 5 de enero de 2016

Conoces a... Ezequiel ??

Flaco Pasivo | 35 Años | Busco Maduros Activos


Ezequiel



De vacaciones estos días. Soy un flaco pasivo, absolutamente discreto.
Busco varones activos y maduros (preferentemente mayor de 45/50 años).
Me gustan los hombres masculinos y mas bien robustos.
Solteros ó casados.
Preferentemente por la zona de Microcentro, Tribunales, BN ó Palermo.
No busco pareja pero un si un buen amante para vernos
cuando podamos ó tengamos ganas. No tengo lugar !
Dejame tu mail o celular y nos contactamos. Ezequiel

lunes, 4 de enero de 2016

Mi pija publicada ... Javier.

Veterano calentón | Activo | 48 años | busca pasivos bancadores.


 

Javier

 

De vacaciones por este mes, ando de trampa, casado, solo en Buenos Aires, el que se banque mi poronga, que se ponga y me lo empomo. Me encanta bombear por largo tiempo mientras el pasivo se la aguante. También que se prendan a mi pija como terneritos mamones, soy bastante lechero.  Si te va deja mensaje o whataspp y me comunico... Para arreglar algo rápido y sin vueltas.


TETERAS: Mamadas al amparo de la Virgen de Schönstatt

Nuevo Schoenstatt: Misiones 2501 (1888) Florencio Varela - Buenos Aires 


Hay momentos donde uno no busca hacer nada y aparecen las oportunidades como en este caso que les paso a contar...



Schönstatt


Ahora que se viene el calorcito empiezan a aparecer las ganas de revolear la chota por lugares abiertos y con pastito, por eso le estamos dando importancia a estas teteras que tal vez no son las tradicionales de ciudad, sino aquellas que implican estar un poco más alejados de la city. Aunque los mosquitos te puedan picar los huevos sabemos que no podes resistirte a querer mostrarla al aire libre o a que te la lustren al costado de un río, por eso nos parece interesante el dato que nos pasa Emmanuel sobre este recreo en Florencio Varela para garchar al amparo de la Virgen de Schönstatt. Gute Fang!




Tengo 27 años y soy de Almagro, cada tanto voy a alguna tetera y la paso genial. Pero en esta ocasión me sucedió algo en un lugar inesperado.


Con un grupo de amigos que vive en la zona sur de Buenos aires nos reunimos a pasar una tarde al aire libre en Florencio Varela, el lugar se llama Schönstatt es una gran parque que pertenece a la iglesia, fuimos ahí porque podes comer algo y el lugar es inmenso, creo que en el grupo ni creyentes hay.


Lo que sucedió es lo siguiente: en un momento voy al baño, entro tranquilo, y en enseguida atrás mío entran dos pibes de unos 20 y pico.


Y enseguida comienzan las miradas, yo pensaba que esto no podía estar sucediendo y menos en este lugar, enseguida comenzamos los tres a mirarnos las chotas, y uno de ellos comenzó a tocarme bien la pija. El otro nos dice vamos a divertimos un rato, nos metimos en uno de los cubículos y lo mejor de todo es que la puerta llega hasta el piso, nos encerramos ahí los tres y pasamos muy bien.


Cuando volví con mis amigos casi 40 minutos después, tuve que meter la excusa que estaba descompuesto.



Hay momentos donde uno no busca hacer nada y aparecen las oportunidades como en este caso.


Emmanuel


Schönstatt

Ismael (Dios oye) Introducción

José María Gómez | Nosotros y los Baños| Los Putos|


ismaelTodo se vino abajo el día en que me preguntó, parpadeando y con esa voz tan dulce que tiene: “¿Y cómo es cojer con un hombre?”. Estábamos sentados uno junto al otro, mirando un partido (pues a él se le había ocurrido que debíamos verlo juntos a pesar de mi desinterés por el juego) y durante el entretiempo, en vez de ir a reponer las cervezas, se recostó imprevistamente sobre mi hombro. Hasta ese momento, nuestra relación se había desenvuelto en unos términos un tanto complicados. Y con algunas discusiones menores, producto más bien del nerviosismo de la situación que por motivos serios. En realidad se trataba de algunas recomendaciones mías sobre el uso de la casa a las que respondía con sonrisas tímidas que a mí me desarmaban y no tenía otra manera de contrarrestarlas que preguntarle, con cierta brusquedad: “¿Entendiste?” Y entonces respondía, respondió casi la primera vez: “Sí, papá”, y sin poder evitarlo se le encendió la cara. El rubor, de matices delicados, iluminó la estancia entibiándome el alma.


El chico, valga la aclaración, se puso en hijo apenas pisó el hall de entrada. Y le salía muy bien a pesar de la falta de experiencia. Ya saben ustedes que su padre lo reconoció a regañadientes y no había querido tener tratos con él hasta que fue un muchacho. Recién ahí, y por motivos incomprensibles, Vergara (quien nunca se casó), lo encontró un día por la calle y le dijo, como si hubieran estado conversado ayer mismo: “Ismael, m’hijo, venite mañana a ver el partido a mi casa”. Y ese mismo día lloró, Ismael, a la noche (me lo contó la única vez que hablamos sobre el tema) y a la mañana siguiente se compró una camisa nueva, de color rosa, agregó, para ir a visitar a su padre por primera vez en su vida.


Yo no tengo hijos, es decir, no estoy acostumbrado a encontrar toallas usadas en el piso del baño o calzoncillos azules y minúsculos en el cesto del lavadero y, mucho menos, ingresar a la hora de la siesta sin hacer ruido a la casa y encontrarlo, como se ve en la foto, descansando apaciblemente sobre el sillón del living. Esa tarde, porque viene al caso, tuve una de mis primeras conmociones (por no decir erecciones). “Me agarró el sueñito”, dijo, desperezándose (parece que tenía el mismo tic que su padre) y, acomodando con un gesto delicado lo que tenía afuera (y que yo no podía dejar de mirar, como alucinado) me abrazó, echándose somnolientamente sobre mi cuerpo antes de dejarme rumbo a su cuarto.


Posdata: Ismael anda siempre por la casa con los pies descalzos. El día del partido, por ejemplo, apenas iluminados por la pantalla, los recogió con elegancia sobre sí mismo para agregar, ante mi azoramiento: “Porque a mí me gustaría probar”.


 


(Continuará)



Leé otras publicaciones del autor 

domingo, 3 de enero de 2016

Las pijas de los lectores

Mi pija publicada | Nueva sección propia y mejorada| Categoría única| Publicá!


lectores


Todos ellos ya publicaron mandando sus fotos y material a


usandbath@gmail.com 


Enviá todo lo que tengas, relatos, data de teteras o lugares, fotos o videos y lo estaremos editando y publicando a la brevedad.


Mostrate como lo hicieron ellos, una forma de hacer contacto y llegar más allá...

Palacio de Aguas Argentinas. AYSA. Riobamba 750.

[caption id="attachment_10033" align="aligncenter" width="604"]AYSA Palacio de Aguas. Museo AYSA ubicado en Riobamba 750.[/caption]

 
Les paso el dato de la nueva tetera, muy buena y discreta.  Se puede pasar un momento de aprendizaje sobre la historia del agua y su uso por parte del hombre y a la vez combinarlo con un poco de placer :)

Se encuentra en el Museo AYSA ubicado en Riobamba 750.

El ingreso es gratuito y es a partir de las 9 hs.  Recomiendo ir temprano porque es REEEEEEEE tranqui cuando abre.


Ingresan por la puerta y luego cuando suben por las escaleras al museo a su derecha tienen los baños públicos en el primer piso (en donde está el museo), los de seguridad no joden no rompen las bolas, nunca están en los baños.
Muchos fuman en los boxes de los baños, a pesar que está prohibido y no pasa nada, dado que incluso lo usan los empleados, la limpieza es muy buena, siempre hay papel, los boxes son muy privados, lo pueden ver en las fotos, todos tienen cerrojo, así que es seguro y la puerta llega hasta casi el piso.

Se puede arreglar, ingresando al chat de la nosotros y los baños y listo.

Lleven forro si quieren hacer algo mas de lo previsto y listo.

Espero que sean discretos y no la quemen.

sábado, 2 de enero de 2016

Mi experiencia en "Homo sapiens" Spa - Lounge

Tenía un tiempo libre. Me conecté por Twitter @sexoteteril y al toque me contactan varios para hacer algo. El primero fue un pibe que conozco hace años (uno de los primeros con los que estuve) y que está muy bueno: maso de mi edad, más bajito que yo, lomudo (le está dando duro al gym), ortazo maravilloso y, aunque a mi no me interese, tiene la pija más grande que haya visto... enorme!. Bueno, charlando dijimos de ir a Homo-Sapiens, que él no conocía.


 

 

[avatar user="FedeGoye" align="left" /]

spaLo pasé a buscar y fuimos. Con una llovizna molesta. Llegamos al spa, entramos, nos sacamos la ropa y ponemos la toalla y ojotas y empezamos a recorrer. MUY poca gente. En total habría 10 personas, como mucho. La mayoría mayores de 50 excedidos en peso (no son de mi gusto).

Nos duchamos primero, fuimos al sauna y nos metimos al laberinto oscuro. Ahí transamos un poco y nos chuparon las pijas. Seguimos avanzando y llegamos a un sector donde dos se garchaban a un tercero iluminados por un celular (¿?), transamos un poco más ahí y salimos.

Recorriendo, nos cruzamos con el único pibe joven que había y mi amigo me dice que lo espere. Se le acerca, hablan un toque y se van para las cabinas (mi amigo me hace una seña). Los dejo que entren ellos, espero un rato y entro. Me estaban esperando con la puerta abierta.
Entro y empezamos a franelear con el pibe. Nos besamos (daba muy lindos besos) y lo poníamos entre medio de mi amigo y yo. El pibe se agacha y nos empieza a chupar la pija, mientras mi amigo y yo transamos.

En un momento, mientras el pibe me chupa la pija, mi amigo se pone el forro. Lo agarra al pibe y lo hace reclinar, parado, sobre la camilla. Le abre el culo, le pone lubricante y adentro! Me impactó ver como le entraba esa tremenda pija casi hasta el fondo (no creo que a nadie le entre entera) y lo empieza a bombear.

Mientras yo los besaba, los acariciaba y me subía a la camilla para que me siga chupando la pija.
Al rato saca y entro yo. El culo estaba ya muy abierto y se sentía genial. El pibe se la re bancaba, largando unos gemiditos y puteando cada tanto con acento extranjero.

Fuimos alternando con mi amigo, bombeando cada vez más fuerte y duro, hasta que cada uno terminó.
Después charlamos un toque. Ahí nos enteramos que es peruano y era su último día de vacaciones en Baires y que se iba al otro día para Córdoba.
Habíamos cogido bárbaro! Pero cuando llegamos a ducharnos nos habían robado las cosas del locker, cerrado (celulares, billeteras, llaves). 
O sea el lugar es lindo y pasan cosas copadas, pero no es un spa seguro. 
Nadie del lugar se hizo cargo. 


 Facebook de Homo sapiens

REVELACIONES: A pelo y sin culpas?

REVELACIONES: A pelo y sin culpas?
Hace CLICK en la foto

ULTIMOS COMENTARIOS