jueves, 12 de mayo de 2016

Autofelación


"El vaivén comenzó y era fantástico, yo podía acariciar con ambas manos su glúteos musculosos y lampiños,  pero el placer se multiplicó al máximo cuando se encorvo hasta posar su boca en la punta de mi pene sin dejar de penetrarme"



[avatar user="Ivan Mon" align="left" /]
autofelacionDentro de los ratones más comunes en el auto-erotismo masculino, esta la fantasía que todos hemos tenido en algún momento, la autofelación, casi como la expresión máxima de la auto-satisfacción masculina. Creo que muchos lo han intentado alguna vez, pero está claro que dicha actividad requiere mucho entrenamiento y cierta anatomía previa que lo permita.


En plena adolescencia, una de esas tardes solitarias en casa, me puse a bucear en las páginas XXX de ambiente, grande fue mi hallazgo al encontrarme con un fragmento de video, donde un tipo delgado, vestido únicamente con  una gorra y una campera negra, dejaba entrever un miembro enorme y suculento, la secuencia iniciaba con él masturbándose sentado en una escalera y terminaba con el mismo llegando al clímax.




“Se puede” pensé con entusiasmo en ese instante y durante un par de semanas intente hacerlo, hasta que en algún momento mi atención se centró en otras prácticas.




Hace un par de años conocí a Luis, fue uno de esos encuentros casuales muy singulares que aparecen cada tanto. Chat de por medio y datos de relevancia para coordinar encuentro (Rol activo, 27 años, delgado, 4:20, sin mambos raros, decía……). Nos encontramos en una esquina, tomamos un café y en la conversación le pregunté si practicaba algún deporte, porque tenía un cuerpo muy proporcionado e interesante, ahí es donde me comentó que practicaba gimnasia desde muy chico y presumió su “flexibilidad”, abriendo así la puerta para subir de tono los comentarios, hasta que finalmente nos fuimos a su depto.


Yo estaba hacía varias semanas sin acción, así que en cuanto cerramos la puerta le plante un beso fogoso y comenzamos la guerra, me fue sacando la campera y la camisa y simultáneamente yo lo fui desvistiendo admirando su físico. Mano va mano viene termine de rodillas succionando con lujuria su entrepierna, tenía un miembro no tan grueso pero si largo. Terminamos recostados totalmente en bolas en su sillón, frotándonos casi con la intención de fusionarnos, él era muy apasionado en todo lo que hacía, luego de unos cuantos besos se deslizo hacia abajo y comenzó a mamarla como un experto, luego me abrió las piernas y forro/gel de por medio me puso patas al hombro, al principio entró con suavidad pero luego de un envión como dicen en Brasil “enfío” todo hasta lo más hondo de mi ser, provocándome un poco de dolor por la profundidad. El vaivén comenzó y era fantástico, yo podía acariciar con ambas manos su glúteos musculosos y lampiños,  pero el placer se multiplicó al máximo cuando se encorvo hasta posar su boca en la punta de mi pene, y sin dejar de penetrarme poco a poco empezó a chuparla cada vez más a fondo, Uf!
Que placer, solo de recordarlo me pongo como loco.


Finalmente comenzó con la agitación que anuncia la “petit mort”, mientras el penetraba yo me masturbé hasta llegar a eyacular a borbotones sobre mi vientre, eso lo volvió loco porque enseguida se puso colorado y la vena de su frente  parecía estallar, en ese instante retiró su miembro de dentro mío y se quitó el preservativo, acto seguido comenzó a autofelarse con locura hasta terminar llenando su propia boca de semen, mismo que se escurría por su comisura labial. Yo estaba asombrado por su flexibilidad, casi envidioso de su habilidad, pero el agotamiento nos dejó rendidos en el sillón, claramente antes de irme le pedí algunos tips para practicar. ;).


Pd: les dejo el video que motivo el relato, saludos!


 

6 comentarios:

Héctor dijo...

Quién de ustedes se puede mamar la propia verga???, se lo hacen con frecuencia?, cuesta hacerlo? :-)

Mariano Lelez dijo...

Muy interesante

David (noah32@hotmail.com) dijo...

Perfecto el detalle del 4:20. Claro que lo he intentado, con poco exito lamentablemente. Me recuerda al chiste de "por que los perros se lamen las bolas? - porque pueden." buena experiencia.

Jose Accion dijo...

Por algún lado leí que alguien plantaba la posibilidad de tener un DRON
como manera de tener sexo consigo mismo previsible,,,
Pensé (aunque nadie se conoce realmente a si mismo) que aburrido sería
o se volvería al fin nonótono,,, (y aparte EGOísta)
Igual mejor ¿o peor? que con un robot que esté programado
para satisfacer todos tus caprichos y otros que se te puedan ocurrir
Yo personalmente prefiero "las -buenas-sorpresas"
y lo muy "personal" de cada uno, DISTINTO (o no tanto) DE SI MISMO.
Es ideal, como se relata acá, ejecutando una acción,
simultáneamente puedas gozar de otra Y DEL OTRO.

Jose Accion dijo...

fijate bien, los perros y los gatos creo también se "hacen la paja" con la lengua,,,,
hummmmmmm

TUERTO dijo...

https://thumbzilla.com/video/ph5916b11690472/tuerto-autofellatio