viernes, 6 de mayo de 2016

Por qué nos tocamos los huevos?

Lautaro Anchorena | Tocame los huevos.. |



Los antigüos tartessos ya pusieron de moda esta práctica tan habitual que se ha convertido últimamente en Trade Mark mundial. De hecho, en la ciudad de Camas (España, como me encanta a mi ese nombre para una ciudad…) se descubrió el Tesoro del Carambolo, y se cree que de ahí sale la expresión ‘tocarse los carambolos’ que después evolucionó simplemente a ‘tocarse los huevos’ . Dicen que Argantonio, el último rey de los tartessos, se tocaba las pelotas entre 22 y 30 veces al día y gozaba de buena salud y una vida sexual muy satisfactoria (parece ser que alcanzó los 120 años).

 

huevos

  1. Muchas veces los hombres creemos que nuestro pene tiene vida propia y que se nos puede ir, así que nos tocamos y comprobamos tranquilos que sigue ahí.



  1. Erecciones involuntarias/voluntarias: Nuestro organismo necesita bombear sangre incluso a nuestros rincones más recónditos como el tejido cavernoso del pene, por lo que las erecciones involuntarias son más frecuentes de lo habitual. Algunos se lo suelen tocar porque da ‘gusto’ y lo aprovechan para relajarse…



  1. Mala higiene: Algunos hombres son un poco puercos, y gustan de su propio olor a huevos, ¡si! hasta nos excitamos con nuestro propio hedor. Así que los picores, bacterias, sarnas, piojos, ladillas, monitos y tarzanitos estarán a la orden del día.





  1. [caption id="attachment_12097" align="alignright" width="314"]Aunque como aquella tocada de huevos de Mark Wahlberg en los 90 no habrá otra. Aunque como aquella tocada de huevos de Mark Wahlberg en los 90 no habrá otra.[/caption]

    Herencia genética: A veces este hábito es generacional, una tradición genética, aunque está visto como una mala costumbre (sobre todo por nuestras parejas féminas), un movimiento reflejo que en algunos casos pueden ser algo parecido a ‘tics’ y en otros porque el abuelo de tu padre se lo tocaba antes que tu padre, y tu padre antes que tú, convirtiéndose en una costumbre familiar que pasó de generación a generación. Así que si te tocas el bulto constantemente sin motivo alguno, seguramente seas descendiente de Argantonio.



  1. Demostración de virilidad/inseguridad: El hombre, al igual que las bestias del reino animal, tiende a ser el macho alfa, el dominante. Otro tipo de rascada es la del ‘macho del armario’ que no es más que un gay que no ha salido del armario y se caracteriza por tocarse el bulto levantando el dedo meñique cuando está entre varones.



  1. Saludo de lenguaje corporal: El rey Argantonio se tocaba el pene como modo de saludo entre sus hombres más leales. Con los hombres pasa algo parecido. Cuando un hombre ve a alguien conocido se toca visiblemente y de manera sutil (ya que esto es una especie de declaración de guerra de machos alfa) en un dormitorio múltiple, en el vestuario, en el subte o en algún lado que implique tener que estar cerca y oliéndose entre todos. Si hay respuesta por parte del otro hombre, éste le devolverá el saludo relamiéndose, turbando su mirada, o tocándose su poronga y entonces podrán entablar una conversación, o uno se hincará y se la mamara al otro si es que están en una tetera o tal vez el que miró hacia el suelo palpe con su mano boba al otro con el que van apretados en el subte. Si llegara otro hombre y quisiera unirse, deberá tocarse el paquete muy brevemente como gesto de querer ingresar al grupo, esperará a que uno de los del grupo le salude rascándose los huevos de lado a lado, y si esto sucede, podrá unirse a la pajeada múltiple que irá tomando color. La rascada de los hombres es entendida como una forma de lenguaje, de entendimiento, para que el conjunto de varones se sienta cómodo en el grupo. Esto es muy típico entre obreros de la construcción, de los tipos duros, machos, chongos, así que si sos mujer y notas este tipo de gestos… ¡recorda que son de cortesía! (y ahora dejanos solos que nos vamos a lechear mallll entre todos….)

7 comentarios:

Mariano Lelez dijo...

jajaja excelente

Nikki Dior dijo...

O si no de cabala como lo hizo el cholo simeone, el otro dia que jugaron contra el Bayern Munich. Me encanta verlo, creo que muchos lo hacen por instinto o como un tic. Se apretan o acomodan suavamente el paquete, de manera rapida y en varios casos de forma 'sutil'. Es hiper masculino y me re prende! Hay muchos que lo hacen cuando corta el semaforo y tienen que esperar para cruzar.

Diego De Alzaga dijo...

Y otros que lo hacen si lo tienen al mufa de Mendez delante!!

Nikki Dior dijo...

Jajaja Lo agarraron justo!! :P

Javier dijo...

Interesante tema!! una costumbre que lleva varias generaciones,algo que me resulto gracioso es el video en el que aparece el pibe tocandose los huevos y se lleva los dedos a la cara,alguien lo hizo alguna vez?? les gusta el olor de sus huevos jeje!! yo lo hago desde los 9 años,es la curiosidad de nuestros olores corporales.

Lautaro Anchorena dijo...

Todos lo hacemos papa!! Es algo que nos caracteriza como hombres, feromonas a full...

Jose Accion dijo...

Me causo mucha gracia el hispanismo y la historia de los "carambolos"
también la mención del nombre de una ciudad llamada "Camas" (¿a tomar?)
Sinceramente era un comentario que "no le había dado bolas", que hasta me excitó.
Es muy bueno investigar también sobre "usos y costumbres"
Lo veo más, hacia los demás, como un gesto de afirmación y pertenencia
a veces utilizado hasta como de desafío. Los mas amistosos, de provocación libidinosa.
Ese RARA VEZ a pesar de lo excibicionista, lo he visto destinado a las mujeres.
¿que son los "monitos" y "tarzanitos"
Lo bueno de estos comentarios es que uno aprende DE TODOS y PARA TODOS
aún de los mas negativos o de "mala leche"
algunos dan ganas de decirles "agarrate los huevos y mandate a mudar"