miércoles, 29 de junio de 2016

(Casado) Destrozandonos en un Hotel

Ivan Mon | Casado | Historias de hotel |


"Esas nalgas carnosas y a la vez firmes, nalgas que yo dividía con mi pija cada vez que lo penetraba, de pie contra la pared o de cuatro en el piso"



[avatar user="Ivan Mon" align="left" /] Hace algunos años tuve un par de encuentros con un tipo muy peculiar, era lindo, me llevaba 12 años y estaba divorciado. Fue honesto desde el principio, solo buscaba sexo y si había onda alguien con quien conversar, el sexo fue respetable se podría decir, las conversaciones fueron interesantes pero existió una que me dejo atónito.


Destrozandonos en un Hotel (3)


Recostados en la cama de un hotel, desnudos y agitados post coito, las sabanas se escurrían entren nuestras extremidades, aun entre despiertos y dormidos un ruido en la puerta nos despertó, como alguien intentando entrar (pero que enseguida desistió) el más asustado fue él, que pegó un salto de la cama y trato de esconderse casi como en un acto reflejo.


-Tranquilo Juan, no pasa nada, alguien se debe haber confundido, pero ya se fue- le dije.


Destrozandonos en un Hotel (2)


Juan terminó de despertar y salir del sobresalto, ahí se dio cuenta que fue casi un acto reflejo, me pidió disculpas y se recostó nuevamente en la cama para explicarme porque había reaccionado así:




Hace algunos años, cuando aún estaba casado, conocí a alguien, a pesar de ser feliz con mi mujer y mis dos hijos chicos, este muchacho despertó en mi ese deseo que había reprimido por tantos años. La primera vez nos vimos en un hotel como este, nos destrozamos cogiendo, fue tan salvaje que cruzamos el límite de una simple satisfacción mecánica e inmediata, a conectarnos de una manera única.


El sexo era el mejor de mi vida con ese muchacho, recuerdo sus caderas afiladas y su abdomen duro, esas nalgas carnosas y a la vez firmes, nalgas que yo dividía con mi pija cada vez que lo penetraba, de pie contra la pared o de cuatro en el piso. Todavía recuerdo su pija, no tan larga pero gruesa y sin circuncidar, como se ponía tiesa y rebotaba contra mi abdomen cuando él se sentaba encima de mí, cabalgando para darnos placer. 


Los encuentros se fueron repitiendo y empecé a inventar escusas en casa, reuniones de trabajo extensas, reuniones con amigos (que hace años no veía), hasta me inscribí en un curso al cual fui 30 minutos de la primer clase y nunca más volví, todo con tal de verlo, de amarlo, de cogerlo. Él también se enamoró, o por lo menos yo me sentía correspondido, y empecé a plantearme  la posibilidad del divorcio, pero era algo que me angustiaba demasiado”.



-Lo siento, debe haber sido complicado- fue lo único que atine a decir, Juan estaba haciendo su catarsis y yo no era quien para frenarlo.




“Si, la verdad fue muy duro, sobre todo porque pasaba muy rápido, según yo mi mujer no sospechaba nada, más allá de que nuestro matrimonio no era el mejor y veníamos un poco distanciados, ya habíamos tenido épocas así, pero esta vez yo me estaba acostando con otro hombre y sentía algo por él. Necesitaba un poco más de tiempo para resolver todo, pero eso no me impidió seguir viéndome con él, es más habíamos planeado una noche juntos para celebrar los 4 meses de habernos conocido, para eso inventé un congreso en una ciudad cercana donde estaría dos días, si bien fui a esa ciudad, me encontré con él allá. Mi mujer sabia la empresa con la que viajaba y hasta hotel que había reservado, pues me había ayudado a reservarlos, (recién ahora puedo ver que ella ya sospechaba algo).


Nos encontramos en el lobby del hotel a las 19:00 y a las 20:00 estábamos en mi habitación comiéndonos la boca, lo desvestí con cuidado mientras yo me iba quitando todo, su cuerpo era cálido y ese slip negro se estiraba cada vez más por la fiera que quería ser liberada, yo con mis 40 años encima estaba excitado como la primera vez, lo tire en la cama y comencé a besarlo desde los pies y subí por sus piernas, (que olores divinos) pase mi lengua por encima del slip y llegue a chupetearle los pezones, él solo gemía de placer, como un vampiro me abalance a su cuello y manoseé todos sus rincones hasta despojarlo de toda prenda. Luego él se abalanzó sobre mi  pija y comenzó a tragársela entera, hasta provocarse arcadas, recuerdo esa placer único de sentir mi miembro oprimido por su garganta que lo estrangulaba ante la necesidad de aire, finalmente vi cómo se ensalivaba la cola y se ponía de cuclillas encima de mí, para bajar lentamente y sentarse en mi pija erecta y palpitante, no hubo preservativo ni necesidad de lubricante, solo nuestro sudor y nuestras pieles, así entré en él y él me hizo parte de si, luego la luz se introdujo agresivamente.


Destrozandonos en un Hotel (2)Alguien abrió la puerta, encendió la luz, era mi mujer, en el marco de la puerta, de frente a nosotros, totalmente desnudos y encajados uno en el otro. Mi mundo se detuvo, mi corazón reventó, sentía un temblor interno, un terremoto que desmoronaba toda mi vida, fueron segundos, pero parecían horas, aún recuerdo sus pupilas escaneando la escena, recorriendo con una mirada de odio, asco y tristeza  nuestra desnudes, sin entender como yo podía estar con otro hombre.


"El terror más grande de todo puto casado se me hizo realidad esa noche."


Nos divorciamos obviamente, me quitó todo, y casi hasta la custodia de mis hijos por mi “perversión”, a él nunca más lo volví a ver, tampoco me buscó, pero aún hay momentos en los que me despierto sobresaltado cuando estoy en la cama y siento el ruido de la puerta”



El silencio era lo único que podía ofrecerle a Juan luego de semejante relato, cuando noté que se tranquilizó, le pregunte algo.- Escuche muy atento tu historia, pero nunca dijiste como se llamaba él, ¿tiene nombre?-




-Si claro- me dijo- tiene muchos nombres, depende de quién sea la historia, pero siempre es aquel que con su llegada cambia nuestra vida y partir de ese momento nunca más será igual, él se llamada Carlos.



¿COMO SE LLAMA EL TUYO?

 

8 comentarios:

diego dijo...

impresionante la historia !

Jorge dijo...

Yo tuve una experiencia asi. Yo tenia 48 y el 20, no podiamos pasar un dia sin vernos. Duró unos meses. Mi mujer terminó enterándose, y preferí contarle todo. Fue muy difícil, para mi, para el, para mi familia. Se llama Leo. Nunca habia sentido en toda mi vida tanto deseo por otra persona.

Julian dijo...

Muy buena lpm esta historia si vale la pena leerla, no como otras que andan por acá y hacen de la página un chiste. La verdad me saco el sombrero a tan buena historia y todos tenemos un ruben en nuestras vidas digo un Carlos , ruben era el mio jajaja

Jose Accion dijo...

(parecerá paranoico pero el sistema logró sacarme de linea borrando todo lo que había comentado hasta ahora, trataré de reproducirlo, algo tan expontáneo es casi imposible)
Es "lo mas" verte penetrar con tu falo un orto que se ira y según grado de penetración y ritmo, dilatándose y abriéndote camino en el goce mutuo.
Historias hay muchas y como para ATERRORIZAR a una gran mayoría BI
y también curiosos, o necesitados homos tapados, caZados y DE TRAMPA.
Justamente para el día del Padre me "partió" una intensa mirada que en medio de su amplia sonrisa de felicidad, jugando en brazos con su hijo y me dá como que algun@ mas con la madre, me destinó por la satisfacción de deseos "inconfesables" en mi váyase a saber en que rol, irrelevante, que ni su esposa ni ninguna mujer podría.
No es necesario ser pescado "in fraganti" por una esposa doblemente engañada, peor aún, homosexualmete, y "agraviada en su honor" y aunque a sabiendas te haya manejado y especulado con ello. Por eso, en un comentario mio de anterior artículo me sentí casi obligado a"deschavar" mi dolorosa experiencia en parte o el total de mi vida.
Sostengo que la separación NO EXTINGUE DERECHOS (y solo prolonga la agonía)
SI EL DIVORCIO, pero se vé que según se manejen abogad@s y jueces y tu suerte, serán los resultados. De allí la referencia que hago y en su honor a mi amigo y Abogado (ya fallecido hace muchos años) que pioneramente citó el Pacto o Convención de San José de Costa Rica, entre otros, en mi defensa, de DERECHOS HUMANOS. No es posible que además del vaciamiento que tendrás que afrontar en adelante social, anímico, y ante todos y en tu entorno de vida, convertido en "un paria", poco hombre en el cumplimiento de tus responsabilidades como "padre de familia" se le agregue LA CONDENA del económico de sustento. Si no podés "blanquear" tu situación y mas vale que no, en un matrimonio hétero, mejor cortala a tiempo. Solo el anonimato y el desconocimiento salvará el concepto tuyo ante tu familia, hijos y parientes, ambiente laboral y social en general (por eso lo de "tapado") Pero mientras tanto transcurre una vida en gran parte anulada y de méritos y la angustia de "que todo secreto finalmente sea revelado"
Tampoco en la "eclosión" es necesaria una motivación de alguien que sea "el amor de tu vida" o cualquiera con quien te calientes mucho (o varios) Creo que AÚN es MAS DIFÍCIL en el rol "ACTIVO" desarrollar esa dualidad (y por lo social e higiénicamente "correcto")
"Ser o no ser, esa es la cuestión" y que hacer o no, si te llegás a decidir por hacer algo.

Max dijo...

Matias

Ivan Mon dijo...

Gracias por el comentario. Y un brindis ! por los Carlos y los Ruben de nuestras vidas ;)

Jose Accion dijo...

Hubo un aporte de un LEGO en otro tema (creo ante detención o demora de personas) para que podamos estar prevenidos y saber como actuar en esos casos.
Vería muy valioso que hubieran otros que también lo hicieran en éste tipo de temas, siempre tan complejos y personales (igual o parecido al de Parejas Tóxicas o "Pelea de Loca...")

Joaquin dijo...

Una historia fuerte, triste pero real. Yo estoy viviendo algo parecido con Ricardo que ayer me cogió divino en Homo Sapiens donde nos encontramos. Pero pienso que aun mi mujer no lo sabe pero supongo que lo sospecha por algunos correos que ella lee cuando me roba el telefono para controlarme buscando supuestas mujeres que tengo. Trato de que no suceda nada grave, pero supongo que seria horrible no solo el problema familiar sino social y de trabajo saber que te divorcias por que tienes una nueva relacion y homosexual. Para colmo, se que mi mujer varias veces me puso los cuernos pero no puedo probarlo. Es discreta y mas inteligente que yo. Ojala todo siga igual, ella con sus machos escondidos y yo con mi Ricardo. Los dos tapados...