jueves, 7 de julio de 2016

El profe y mi voyeurismo

[avatar user="Ivan Mon" align="left" /]El profe de educación física tenia 35 años aproximadamente y estaba muy bueno, la piel tostada por el sol, brazos y piernas musculosas, y una mandíbula cuadrada y fuerte, para ese momento él ya era una de mis fantasías, todo porque algunos chicos del secundario comentaban que solía intercambiar sexo con varones a cambio de favorecerlos en el cole (era parte del consejo de docentes que barajaban los casos de reprobados en el último año de secundario).

El profe y mi Voyeurismo4Durante ese día estuve al asecho esperando verlo meterse a la pileta, cuando pelo lomo tuve que meterme al agua enseguida pues la erección que tuve no podía ser disimulada, el sonreía y daba indicaciones a los que habían improvisado un juego con la pelota, yo solo admiraba cada centímetro de su ser, luego de unos minutos salió del agua y se secó el cuerpo al borde de la pileta, tenía una bermuda cortita y negra y la humedad permitía ver el contenido (un hermoso y suculento bulto) mi cabeza daba vueltas.

-Jajaja, tiene una pijota- me dijo al oído un compañero/amigo, (le decíamos Tito) que me cachó viéndole el bulto al profe. Yo trate de disimular y seguir la mofa en complicidad, sin embargo por dentro me carcomían las ganas y fantaseaba con verlo en pelotas, o esperar su próxima zambullida y acercarme a él y bajo el manto del agua saborear su miembro... no sabía que ese día se cumpliría por lo menos una parte de mi fantasía.


Almorzamos, como suele ser en los campamentos, por tandas, haciendo fila para recibir el sándwich, buscando un lugar digno para sentarnos. En mi afán de observar al profe noté que gran parte del día estuvo con el padre de Tito, conversaban y se reían mucho, luego de la primera tanda de almuerzo vi como en el medio del tumulto se fue el profe en dirección a los matos y unos minutos después el padre de Tito fue en la misma dirección.

El profe y mi Voyeurismo2Ni tonto ni perezoso me calcé las ojotas y guarde la toalla y la remera en la mochila y me fui en busca de mi fantasía, caminé por el sendero por unos 5 minutos hasta su fin y luego seguí por un sendero viejo que se metía en la vegetación, fui con cautela y supe que estaba en buen camino cuando escuche gemidos contenidos, trate de dar cada paso con mucho cuidado para no ser descubierto y finalmente a través de un arbusto encontré lo que buscaba, el padre de Tito estaba de rodillas masturbándose, y con los anteojos aun puestos felaba al profe de educación física que estaba sin remera y con el bañador por los tobillos, tenía una pija inmensa y durísima, casi podía ver como palpitaba cuando el otro le pasaba la lengua por los testículos, el profe tenía los ojos cerrados y se pellizcaba los pezones, yo empecé a masturbarme con cuidado de no perder ningún detalle de la escena. En un momento el profe lo levantó del piso y sin mediar palabra lo dio vuelta y le bajó la bermuda, empujándolo contra el tronco de un árbol dejándolo en posición de ser penetrado.

– ¿Esto querías putita, te gusta así?- le dijo el profe, pero la sumisión del papa de Tito era tal que no emitía sonido.


La saliva viajó de la boca del profe en sus dedos hasta el orificio del papa de mi amigo y con la poronga durísima y sin piedad se la enterró en una sola envestida, el dolor era evidente por la cara del sodomizado y un pequeño quejido se le escapó, inmediatamente el profe le tapó la boca con una mano mientras bombeaba y le dijo:
- aguantá!, Aguantá puto, si te gusta tenes que aguantar-

 

El profe y mi Voyeurismo2

 

Las lágrimas se le escurrían por la cara del papa de Tito y el profe ahora no solo le tapaba la boca, también le daba chirlos en la cola y cada tanto un golpe en la espalda, a su vez en el piso se escurrían los chorros de mi goce. Era tanto el dolor del penetrado que no se inmutó con el gemido que yo emití al eyacular, pero el profe se dio cuenta, sin detener el bombeo violento que hacía, miro el arbusto con la cara toda sudada, y esa barba oscura de tres días que absorbía parte del sudor, se dio cuenta de quién era yo, pero no se alteró, al contrario siguió cogiendo al padre de mi amigo mientras miraba hacia donde estaba yo, con una sonrisa perversa, de esa manera llegó al clímax gruñendo, mientras derramaba sus fluidos en la entrañas de ese pobre hombre.

Cuando el terminó yo Salí corriendo en dirección al grupo para perderme en la multitud, me quedaba la duda si el profe me había reconocido verdaderamente, pero esto se disipó cuando horas después al pasar cerca mío, me miró, sonrió y se agarró el bulto...
Años después conocería en carne propia (nunca mejor dicho) las habilidades del profe.

6 comentarios:

Jose Accion dijo...

woowwww igual que con esas animaciones geniales de videos cortos (no los ví en ninguna otra página) vermos como sigue el próximo episodio de Iván, que de ver, pase a "sentir"

Lucas dijo...

Che alguien para hoy lunes 18 de julio para una paja cruzada en el baňo de carrefour san lorenzo de av la plata? Tipo 5 de la tarde? Si alguno se prende avise

Santi dijo...

Lucas a veces ando por el Carrefour de Av La Plata. Cuando quieras arreglamos

Lucas dijo...

Arreglemos contame mas de vos edad q onda? Si queres dejame tu mail o skp asi hablamos y arreglamos algo

Lucas dijo...

Pasame tu skp o mail

Santi dijo...

Te dejo mi mail santiagoguevara555@gmail.com mandame y arreglamos