miércoles, 9 de enero de 2019

Esos días de verano II (El chico del hotel)

Por Mateo Saavedra - Hace unos años me salio un laburo de una semana por un fin de semana largo en Mar del Plata, estaba piola porque era durante la mañana hasta la tarde lo que nos dejaba toda la tarde-noche para hacer playa y salidas


Compartía la pieza de un hotel con otros dos chicos, uno en mi turno y otro en el de la noche. Como casi siempre volvía tarde conocía y saludaba al de recepción de turno noche que era el mismo que estaba hasta la mañana cuando salía a trabajar, me pareció que coincidimos miradas pero no le di mucha bola porque el flaco estaba trabajando y yo algo tomado.
Esos dias de verano Compartía la habitación de hotel con otros dos chicos, de mi turno y de la noche

Para mi sorpresa Mar del Plata tiene movida, varias veces se me insinuaron en el trabajo y había miradas cómplices en la peatonal pero no llegue a concretar nada, lo cual hacia que se me acumulara la calentura. Una de las ultimas noches salimos con un grupito que conocimos en la playa, terminamos tomando vino y fumando porro en la costanera, yo me enganche con un flaco aparentemente bi, que vino sin la novia, algunos fuimos a su casa, compramos chocolates y tomamos café.





Con este pibe nos metemos en la pieza, chapamos y nos manoseamos un poco pero no había mucha onda realmente, el flaco era muy pasivo pero todo el tiempo hablaba de la novia y eso me parecía cómico, además el resto estaba en la casa asi que no seguimos. Nos quedamos un poco mas pero ya estábamos bajando y durmiéndonos asi que arrancamos viaje, me ofrecieron quedarme pero preferí no hacerlo, estaba muy porreado y ebrio y pensaba que quizás en la calle podría encontrar algo mas excitante. Me quede dando un par de vueltas por la rambla y el centro pero no encontré nada y me empezó a agarrar frió asi que encare para volver al hotel.

Sabia que mi compañero ya estaba durmiendo arriba, no quería terminar la noche y el viaje sin haber hecho nada, sobre todo porque ya me había manoseado con el otro pibe y estaba caliente.


Llego al hotel, sale de atrás el muchacho del turno noche para abrir, claramente estaba durmiendo porque tuve que golpear varias veces y se le notaba en la cara. Disculpa te desperté le digo, no pasa nada me dice mirándome. Yo entrado en coraje por mi estado le pido usar el baño del comedor, me dice que no hay problema. Lo uso y cuando salgo me dirijo al ascensor que esta al lado del mostrador donde se quedo el muchacho, morocho, mas bajo que yo y de cuerpo ancho.
-Te toca estar toda la noche acá? -le pregunto. 

-Si- me dice hasta la mañana.

-¡Que garrón! -le contesto-, (y el hace gesto como de que no le quedaba otra y me dice: suelo dormir un poco ahí atrás y sino miro la tele).

Ambos miramos la tele y comentamos algo acerca de la película que estaba pasando, a esta altura yo estaba apoyado en el mostrador mirándolo cada vez que podía, me parecía que el también pero nadie daba el paso, en un punto lo entendía, era su laburo.

Cuando ya no quedan temas de conversación y me parece estar fabulando toda la situación, le digo bueno me voy a dormir, y mirándolo me acerco al ascensor y lo llamo. Nos miramos en lo que tardo en llegar el ascensor y cuando estaba por abrir la puerta me dice:
-¿Queres hacer algo?

-Vuelvo a cerrar la puerta y le digo, si dale.

El sale del mostrador y nos besamos, me dice que ahí no porque hay cámaras, me agarra el bulto y me lleva para la parte de atrás de donde el había salido. Sin prender la luz nos besamos en un pasillo, yo tan caliente como estaba ya me estaba sacando la remera y sacándole parte del uniforme a el.

El se agacha y de una me baja el pantalón y me empieza a chupar la pija, lo bien que la chupaba ese flaco! El había quedado contra la pared y yo enfrente asi que con una mano en la pared le estaba garchando la boca y el flaco se la comía entera. Se la saca de la boca y se acomoda sacándose la pija de su pantalón para pajearse, se para y se pone de espalda, le apoyo la pija y estamos un rato jugando así, me pregunta si lo quiero cojer le digo que tengo muchas ganas de acabar.

Me pone a mí contra la pared y vuelve a chuparme la pija, yo estaba que volaba con la situación, lo agarro con las manos la cabeza y le entro a dar pija a lo loco y el flaco se la bancaba como un campeón. Después me apoyo sobre la pared y lo dejo hacer, me la chupaba muy bien. Si seguís así acabo le digo, en la penumbra pude ver que asentía y seguía chupando, en un par de garganta profunda mas empiezo a gemir y le lleno la boca de leche, una de las pocas veces que acabe sin tocarme.

El flaco la limpia toda y la escupe a un costado, me termina de limpiar la pija hasta que se empieza a bajar. Nos volvemos a vestir, nos besamos y salimos.

Vuelvo a pedir el ascensor, en eso el me llama y me dice espera, me da una tarjeta del hotel con su numero de teléfono, mañana es mi franco me dice, pero si queres puedo pasar mandame mensaje. Le sonrío y le digo esta bien, llega el ascensor y me voy a dormir a mi pieza, dormí como el mejor. A la otra mañana el flaco ya no estaba, yo colgué en mandarle mensaje, a la noche llegue muerto y había otro chabon, y al otro día ya se terminaba mi semana ahí.

Pero todavía tengo la tarjeta con su número en mi billetera. 

No hay comentarios:

Zachary Quinto totalmente desnudo

Zachary Quinto totalmente desnudo
Hace CLICK en la foto

ULTIMOS COMENTARIOS