miércoles, 17 de agosto de 2011

Gordo y puto. La obsesión por el cuerpo.


  "Gordo y puto no podes ser.
Elegí uno de los dos"  

Grillo me recordó cuando Luis, un maduro de 40 y pico, se "aprovecho de mi" mientras yo dormía después de haber bebido mucho vino.
Aquella vez abrí los ojos y encontré a aquel hombre casi pelado y poco atractivo practicándome desesperadamente el sexo oral.


Si en lugar de ser Luis hubiera sido el actor Nicolás Cabré probablemente esa "violación" hubiese sido una "bendición". 

Y eso no es porque Luis era una mala persona y Nicolás Cabré una buena. Sino porque Luis no me gusta físicamente y Cabré si.

La pregunta es: Quiero convertirme en Luis o prefiero mejorar mi cuerpo y asemejarme mas a Nicolás Cabré?

La segunda pregunta es: Quiero que mis intentos de contacto con otros hombres sean tomados como "violaciones" o espero que sean "bendiciones"?

Extraído del blog de Alan Afuera

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Post pedorro, discriminatorio, fascistoide. Al igual que el del grupo los fiesteros.
Ale

NOSOTROS Y LOS BAÑOS dijo...

Al anónimo anterior, te pido que fundamentes para que todos podamos entender....

Kratos dijo...

Me parece que el tema del fijo va en cada uno, yo particularmente soy un tipo atletico y me gustan los osos, los tipos robustos. El que a vos no te gusten los tipos gordos no quiere decir que sean lindos o feos, o sea no se puede generalizar, gustos hay de todos los colores, me parece un tanto agresiva la publicacion. Y creo que no lo sentiria como una bendicion el estar con un pibe como vos despues de leer algo asi...