lunes, 10 de octubre de 2011

Me volví un puto transparente... tengo más de 40!!



Parece que al llegar a los 40 o 45 años, es el umbral de la reflexión de los homosexuales, es el examen de conciencia que se produce a esta edad, es el paso al análisis de lo que ha sido nuestra vida.  Ahora me pajeo como en mi adolescencia y mi casa se ha convertido en un cojedero donde pasa mucha gente y obviamente cogemos en pareja, trios u orgías...
¿Pero que queda después de que todos se han ido?
¿Porque nos sentimos solos e incluso abandonados? ¿A quien le importa un gay cuarentón? ¿Que será de nuestra vida ahora? ¿Para qué me mato en el gimnasio? ¿Cómo se llena este vacío?

Estas y muchas mas preguntas pasan por mi mente cada día. Ya he pasado de los 40 y la verdad es que me siento solo, ya que esta vida que me toco vivir, se ha convertido en algo totalmente superficial. Tengo un buen pasar, puedo darme algunos gustos, lo económico lo tengo cubierto y  parece que por eso tengo que pagar. Da la sensación de que los sentimientos pasan, con el paso del tiempo y cuando ya eres mayor poco a poco se van desvaneciendo, ya no se te tiene tan en cuenta como cuando eras joven.

Cuando tenía menos de 30 iba por la calle y los chabones de 20 hasta 25 años me relojeaban de arriba abajo, siempre escaneando lentamente la zona del bulto y la cola, yo me reía y me sentía orgulloso. Hoy descubro que me he vuelto un puto transparente, cuando algún pendejo soberanamente apetecible me gusta en realidad, mira a través de mi, no me ven, es como si fuera un ánima fuera de este mundo que quiere mandar un mensaje.

Haciendo examen de conciencia, y repasando mi pasado, yo mismo me pregunto.
¿Donde estuvo mi fallo?
¿Que fue lo que hice mal?
Para ahora encontrarme y sentirme tan solo.


Tal vez cuando somos jóvenes no pensamos en que también nos haremos mayores y no le prestamos atención, a lo que otros mayores nos cuentan de su vida pasada, y ahora que nosotros nos encontramos en la misma situación. Empezamos a recordar vivencias de amigos o conocidos que les ha pasado lo mismo que ahora nos pasa a nosotros, soledad, desanimo, necesidad de sentir que le importamos a alguien, necesidad de amar y ser amados, que nuestra vida es algo mas que el puro placer del sexo.


Recuerdo que en una fiesta cuando yo tendría 20 años, una loca de unos 50 me contaba como se levantaba y se giraba en la Av. Santa Fé en los ’70 y los ’80, las alternativas, mostrarse las llaves para que el otro supiera que tenías lugar, no existían los dark rooms, los cines eran sitios peligrosos donde había canas de civil, (con la pija al palo) pero que te podían hacer terminar la noche paseando en un Falcón verde. Siempre tenían presente a la policía dando vueltas. Terminó su exposición sintiendo alegría por mi, porque me dejaba un espacio más libre para que viva mi sexualidad, eran los ’80 
El estaba en pareja con otro gordo de unos 50 y yo aunque me revelaba por la parte estética (ambos eran muy gordos), los veía felices.
Me dijeron que: TENÍA TODA LA VIDA POR DELANTE.

Recuerdo que yo me reí y no le dí importancia a las palabras.
Seguí con mi vida despreocupado, cogiendo cuando se podía, sin tomar muchas medidas preventivas y sin miedo al forro, eso llegaría unos años después.
Ahora el que está cercano a los 50 años soy yo.
Pero cuando los años pasan, el físico se va perdiendo todo va desapareciendo al mismo tiempo.  Los valores incluso han ido cambiando y me parece que alguien que hoy tiene 20 años si bien viene con anticuerpos para algunas cosas, en temas de vida está totalmente perdido. Desde el forro hasta las posturas políticas.

El individualismo ha ganado. ¿Por qué el activo pide celosamente el uso del forro, pero al momento de acabar lo quiere hacer en la boca de su amante pasivo?
Y me pregunto. Si ahora pienso en esto? Que será de mí cuando aun sea más mayor 50, 60 70 años, ¿como será mi vida? Siempre pensé que para un gay lo mejor era morir a los 60 pero ahora al mismo tiempo que sumo años voy extendiendo el plazo.

Y no es por la falta de amigos o aquellos que me dejaran, a fines de los 80 y principios de los 90 perdí a más de 5 amigos a causa del HIV, simplemente la gente se moría.

Hay veces que uno empieza a recordar a la gente que ha pasado por tu vida, amigos, zatrapas, personas bien intencionadas otras que fueron un gastadero de tiempo. En cuanto al amor no es que hayan pasado muchos, me refiero amores o parejas, solo dos personas dejaron huella en mi vida, amores furtivos varios y el amor como yo lo soñaba rondando los 40.  El primer amor de la vida es el que mas se recuerda ha estas edades. Es el amor mas inocente, o mejor dicho mas inexperto, es cuando la sexualidad empieza a reaccionar y tienes tus primeras experiencias sexuales, y que bonitos recuerdos ¿verdad?  
Me encontraba en mi casa una tarde y de pronto sonó el teléfono, del otro lado una voz me preguntó si me acordaba de él, yo en principio no sabia quien era, pero no había pasado un minuto y dije ¡Aníbal! –Mi primera pareja- figuro en guía no fue difícil para él encontrarme y empezamos a hablar de la vida de cómo nos había ido, de las cosas que habíamos hecho, y de toda la gente que se había muerto alrededor, padres, tíos, amigos, él estaba muy presente en mi vida familiar y yo en la de él.

  Pasamos 8 años haciendo creer al mundo que éramos MUY AMIGOS.  Me habló de ir a tomar un café, cosa que decliné por que soy un fiel creyente de que nunca segundas partes fueron buenas igualmente me acuerdo de su cuerpo torneado modelado por la danza clásica y quiero seguir recordándolo así.
Se lo expuse y mucho no le gustó. Cortamos amablemente.





¿A cuantos de nosotros nos ha pasado esto de recordar nuestras primeras experiencias? 


Hoy estoy en uno de esos días donde me parece que la homosexualidad es exclusivamente de los jóvenes de menos de 25. Ya se me pasará.
En un rato llegan unos flacos con los que me voy a hacer una fiesta...



Marcos L

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Deprimente tu post,realmente no entiendo los complejos de muchos gays, incluso dentro de lo que escribes te das las respuestas: tienes una vida llena de preconceptos y prejuicios tal "segundas partes no fueorn buenas" y despues te quejas de que estas solo?? Yo tengo 51 años y estoy mejor que nunca, porque me acepto y me quiero, porque al aceptarme yo mismo me abro a la aceptación de los demás. Suerte con tus tristes reflexiones, o como decimos sos una marica triste, pero de fiesta en fiesta dudo que te cambie el panorama. Saludos

Miauh dijo...

Realmente muy interesante... y me dio mucha pena el final... que todo termine con una gran reflexion que no se aplica a tu vida... como si llamar un chico o dos, fuera lo mismo que ir a un bar y pedir alcohol hasta que te lo nieguen... en fin... la humilde apreciasion de un pibe de 24, que no vive la homosexualidad como cualquier pibe de 24

Anónimo dijo...

me senti completamente identificado con tu nota. tengo 39 y me siento vacio, una vida de estar con un y otro y no terminar de conocer a nadie.
me quedo pendiente amar realemente a alguien, construir una relacion afectiva, compartir momentos.
pero soy artifice de mi vida y quiero cambiarla. nunca es tarde

Latinohot dijo...

Es muy interesante la nota y creo que describe al que nos empieza a pasar a todos luego de los 40, creo que tambi[en que mientras haya vida hay esperanzas ... lamentablemente las historias de amor de tipos de 60 non tienen marketing o simplemente no figuran, me contaba un amigo que no hiciera el crucero EGO porque los que van son casi todos hombres de entre 50 y 60, es logico, son los que pueden disponer de 2000 dolares para poder pagar la travesia y los jovenes son todos gatos, o sea.. por otro lado uno ve en el marketing del crucero que los que disfrutan del jacuzzi son todos pendejos menores de 30. Muy buena la nota me anime a la reflexi[on, hay mucha hipocresia en el mundo gay... en el mundo. Abrazos

Anónimo dijo...

Bueno el post Marcos. Tengo 38 y bastantes cosas de las que pones me pasan. Igualmente creo que la edad es relativa en varios de los casos.
Pero muy buena la entrada, me encantó.

Saludos!

Juancho!

Anónimo dijo...

Describes la realidad que me toca vivir, con una claridad meridiana. Gracias!! Pablo

Anónimo dijo...

Este año cumplí 40. Mi vida sexual es mejor que hace 20 años. Estuve casado 15 años por elección. Siempre tuve una inclinación homosexual, a los 22 años se cruzó por mi vida una mujer, me enamoré, hace ya casi 11 años tenemos la dicha de tener una hija. Y pasado el amor hace 3 años nos separamos. Costó muchísimo, este año pudimos dejar de estar enemistados y poder tener un cálido diálogo más allá de nuestra responsabilidad de ser padres, lo que siempre estuvo claro. Cuando me separé me abrí a un mundo, había conocido de a poco durante mis últimos años de matrimonio, me gusta la cantidad de sexo. También me siento solo, a veces necesito tener la mirada cómplice de un ser humano y poder dar un abrazo. ¿Qué pasó en todo este tiempo? Conocí mucha gente formidable; otra no tanto. Tengo la dicha hoy en día contar con chicos, que lejos de las buenas camas, podemos llamarnos, salir, charlar y pasarla bien. La vida no termina a los 40. La madurez sí llega, al menos a mí. Logré poder actuar, vivir casi en un 100% como pienso y siento. Concurro a lugares gay, me molesta el gran comercio con la elección sexual. Hay cosas muchas más importantes que la elección sexual. Pude entender que vivir es esto: disfrutar sin dañar, amar con respeto e ir haciendo lo que podamos para ser algo felices. Casi toda mi vida adulta estuve en pareja. Parte de todo eso se extraña. Sea esposa o esposo, hombre o mujer, se extraña el tener a alguien. La monogamia es cultural, que como decía Weber "no es más que otro de los inventos del capitalismo". Me doy cuenta que pueden existir varias personas a quienes uno les tiene afecto, me refiero a "compañeros sexuales" habituales, que están con un condimento extra a la cama. Somos seres sociales, con demasiados tabúes, eternamente ocupados por la "mirada de los otros". Mirada la cual me atañe también a mí. Cuando me alejo de ella y camino libremente por mi barrio tomado de la mano del hombre que en ese momento quiero; me siento orgulloso de poder romper las barreras y de alguna manera rebelarme contra lo establecido. Caminar tomados de la mano, darse un beso en público, mirarnos con complicidad no hace daño, es simplemente eso.Me alegra profundamente ver hace ya algún tiempo largo a mucha gente joven con elecciones homosexuales, tanto chicas como chicos, andar con absoluta libertad tomados de la mano por la calle, en pleno centro, sin esconderse. Eso es algo que me da felicidad. Quizá los hijos de mi hija (si los decide tener) puedan tener "naturalizadas" algunas cosas que nosotros tuvimos que ir aprendiendo. Pero dependen de nuestras decisiones como adultos, de nuestras miradas, de nuestra construcción de una sociedad de alguna manera más equitativa y con un sentimiento puesto en acto de libertad de pensamiento y acción. No es fácil alejarnos de nuestra educación, de nuestros prejuicios, de nuestros tabúes. Acercarse al menos un poco al sentimiento de "estar haciendo lo correcto", aunque sea cada tanto, al menos a mí, me produce placer y felicidad.
También muchas veces me asusto "de las segundas partes", tengo grandes prejuicios con las diferencias de edad. A veces me animo y los dejo de lado y por un tiempo, no sé si largo o corto disfruto apasionadamente de la vida. La vida me dio amor, muy intenso con algunas personas, con mucha dulzura y con enorme pasión. Personalmente siento y creo que es mirar a la vida, dejar que fluya y teniendo la meta de estar bien, con uno mismo, es posible no sentirse tan vacío. No solamente llena una pareja, sino que llena la vida una inmensa y basta larga lista de cuestiones: una actividad o varias que den placer, amigos entrañables, algunos familiares, una anochecer en una tarde fresca, los libros, el cine, la música, el arte en general. Creo que no es malo cada tanto estar con las defensas bajas y pensar en negativo. Ojalá puedas, puedan y podamos ser algo felices.

Fede K.

Anónimo dijo...

Muy bueno el post aunque muy negativo y triste. Llama a la reflexion y posterior conclusion en cada uno, la que va a ser diferente en cada caso. 40 es un numero signifcativo que te llama al balance. Es verdad que para la mayoria de los pendex somos transparentes (¿Acaso nosotros a los 20 y pico no haciamos lo mismo? Por favor!) Pero eso no tendria que bajonearte. Es parte de la vida y hay que aceptarla como tal. De la misma manera que uno tiene que aceptarse como tal. Cuando uno esta "soltero" obvio que se siente solo y eso no se compensa con amigarches que al final te remarcan mas la soledad, sino con un cambio de actitud y la busqueda de una nueva historia de amor (o la primera para aquellos que nunca se enamoraron) sin histeriqueos y con ACTITUD ADULTA. Es posible, por lo menos en mi caso deje de coger con cuanto pendejo se me cruzaba (son mi debilidad) y aposté a un PIBE DE MI EDAD. Casi 4 años juntos y andamos joya en todo sexo, convivencia, relacion con amigos y tantas otras cosas mas.
Mi opinion: hay que CAMBIAR LA ACTITUD. Uno es feliz CUANDO QUIERE

CHRISTIAN

Lisandro Torres dijo...

La edad se lleva con la sinceridad y el aprender a quererse
No me parece para nada ni comparto la presunción de la marica triste con que te caratulan algunos que te dan respuesta
Hay muchas boludeces, que se sostienen desde el narcicismo. Si uno vivió mucho alimentado por su propio ego, probablemente sea víctima de ello cuando el espejo no devuelve lo que uno quiere. El problema no es volverse trasparente para los demás. El problema es en realidad volverse trasparente para uno mismo, y es ahí donde comienza la sensación de vacuidad.
Uno no encuentra en uno, lo que quiere encontrar, pero si empezaste el gimnasio a los 38 (como en mi caso… eliminare la panza matándome en spining, pero nunca tendré los bíceps del pendejo de 24 que muscula desde los 17… ni que hablar del culo…
Supero los cuarenta, siempre me consideré “lindo”, siempre “me quise”. Eso no quiere decir que le guste a todo el mundo. Puedo ser atractivo. Depende para quien.
En un baño mi pija atrae, a veces si, a veces no, porque muchos quieren pijas con cara sin barba, lozanas, y jóvenes, otros a la hora de agacharse no distinguen, edades, etnias ni escenarios.
Hace 20 años que no piso ambiente. Llego un momento que no toleraba no ser “encarado”. No pude entender hasta después de mucha madurez y análisis que el que no podía encarar era yo ¡!
Igual demasiada histeria glamour y “la Liza” hablando de la tetera de tres de febrero… infumable!! Todavia pisa escenario? No lo soporte mas y “me retire”… pareja mediante… un millón de años de ese escenario.
No volvería.
Pero uno no es más o menos tonto por ir de bares . Hay tonto danzante y tonto de madera… no tiene que ver con eso,,,
La vida solo te lleva por el camino que la conducís, y salvo la enfermedad y el dolor por el otro, el resto se puede construir y uno es artífice de su destino.
No soy quien para aconsejarle nada a nadie. Si para decir que los momentos de “permitirse” las sensaciones con lo que esto conlleva, son síntoma de inteligencia, y puntos de apalancamiento para la reflexión. Esta bueno que si sentís, seguir por el lado de la fiesta y lo disfrutas sigas adelante, pero cuídate de vos… con lo que viene después… además de cuidarte del otro mientras tanto. El peor enemigo de uno... es uno mismo.
Te lo dice alguien que no tiene la vida resuelta, que fantasea y goza compulsivamente en un baño en un encuentro colectivo, pero que no deja de aguardar, en silencio, que lo tome por sorpresa, ese beso, que ilumine la mirada y que te hiele la sangre porque sabes que detrás de esa ternura la pasión en los sentidos dura el doble.
Y confío en que va llegar como llego un día sin siquiera imaginar que podía suceder.
Me paso una vez. Lo disfrute y compartí muchísimos años de mi vida. Sé que eso existe, y si no vuelve a aparecer, no es tan importante para mi ser “visible a los ojos de los demás” no voy a decir que no me halaga…. Pero lo importante es que pueda verme yo mismo y no comparecerme de mí…aunque me permito añorar y también porque no, tener algunos de esos que no son los mejores días. Es señal de que estoy vivo.
Te rebanco con la nota… y arriba el ánimo que si SOS el de la foto de los columnistas estas mas bueno que comer pollo con las manos…

Abzo y beso…

Lisandro Torres

Anónimo dijo...

puffff... q pose tan berreta... sperficialidad empalagosa... ojo como vos hay montones eh! no creo q todo eso sea una falta de biceps y mas gym... en realidad es una gran carencia de contenido posta... podrias ser muy lindo, lo indudable es q resultas aburrido y obvio. saludos, tengo 30.

Anónimo dijo...

Suscribo totalmente tu comentario 19 de octubre de 2011 10:02, parece que este pibe cree que la vida es solo biceps y gym, que cagada!! La vida es mas que eso y por esa razón estás tan solo y triste, no voy a usar el ofensivo m.. del primer comentario, pero te juro que dan ganas de hacerlo, al parecer eres puro empaque sin nada adentro, hueco y vacío, suerte

Daniel dijo...

A ver, yo creo que las respuestas a lo que planteas están en la nota. Cómo puede terminar una persona que pasa horas y días en las teteras? Una persona que sólo piensa en él, en que le den placer, en "que se la chupen"?? El egoismo combinado con toda un vida de promiscuidades te deja sólo (y bien merecido). Yo prefiero disfrutar las tardes con alguien, en vez perder el tiempo como un pajero en esos lugares, eso es quererse a sí mismo, y el sexo... si tenés dos dedos de frente se disfruta sin recurrir a esos lugares. No estoy en desacuerdo con que CADA TANTO uno tenga una experiencia con más adrenalina, pero...tanto sexo prosmicuo se necesita??? Sinceramente pienso que son enfermos.
Tengo 21 años, estoy con alguien desde los 19, estoy recién recibido, trabajo con adolescentes y no puedo decir que soy gay justamente por lo mal que nos hacen quedar la mayoría (incluidos los que escriben aca). Todo el tiempo cogiendo, enfermos totales, sin límites, decis que tu casa es un cojedero, gente con VIH que bien merecido se lo tiene en los casos de la promiscuidad, me molesta tanto englobarme en estas cosas... después hablan de la discriminación. Por qué cuesta tanto encontrar gente gay que sea inteligente?, que no termine así?... que no tenga una pija en la cabeza? por qué cuando voy a un baño a darle su uso me tengo que ir apenas entro porq los viejos pajeros te rompen las pelotas?

Anónimo dijo...

Sigo preguntando: ¿Por qué tanta agresión? Entramos a este blog para leerlo y hay gente que no para de agredir. ¿Tan mal educados estamos que no podemos soportar que haya gente que les pase cosas distintas a las de uno?
¿Por qué tanta intolerancia con todo?
Somos todos seres humanos, a todos nos pasan cosas, feas, lindas, habituales, geniales...
Porque a mí no me guste una actitud, una forma de ser, no estoy autorizado a denigrar a los demás.
Me siguen sorprendiendo adjetivos como "marica", "gay barato" que provienen de otros homosexuales.
Quizá se deba que he decidido hacer mi vida, vivirla, sin por eso criticar a todo aquel que piense distinto. Principalmente en las cuestiones triviales. Claro que batallo contra las importantes y no acepto los actos y dichos en muchas otras cuestiones.
Estaría bueno, me parece, que podamos intercambiar opiniones, pero no de esta manera tan agresiva.
Saludos
Fede K.

Pedro dijo...

Bueno... si bien algunos exigen entrar a este blog sólo a los asiduos teteros, debo decir que evidentemente lo que está pasando es un fenómeno interesante... porque se está convirtiendo en un espacio de opinión y debate.
No quiero ofender ni agredir a ninguno, pero gozar de una sexualidad que gira en torno a desconocidos y don nadies es una elección (respetable, como todas las elecciones) que tiene consecuencias.
Ya lo leí en un post, creo que en otra nota... pero yo no compartiría mi vida con alguien que se la pasa enfiestándose; no me parece admirable, y para estar con alguien necesito admirarlo y aprender de él.
No se trata de ser careta, todos disfrutamos el morbo, y todos pasamos alguna vez por la experiencia casual. Pero en determinado momento hay que saber si querés construir algo real, o seguir en esa hasta que sea demasiado tarde (por más que suene trágico, sabemos que a veces es demasiado tarde para ciertas cosas).
Esto no es mala onda... felicito a los creadores de este blog, porque entre tanta foto de pija húmeda y sexo vacío se están filtrando bienvenidas dosis de honestidad.

Ah, ni se gasten en decirme "puto histérico", "marica triste" o "loca revirada"... soy feliz con lo que elijo, espero que todos uds también lo sean.

Máximo G. F. dijo...

Recién hoy leo este comentario. Hace poco que descubrí el blog. Algunos lo critican (o no llegaron todavía a los 40, o lo hicieron con suerte). Pero otros, entre los que me incluyo, nos sentimos identificados. Cada uno a vivido como ha querido... o como ha podido. Por eso hay que entender a quienes, una vez que la transpiración del sexo se secó, no les queda nada más que una mitad de cama vacía.

Anónimo dijo...

tendriamos ke rivivir el cine xxx de linierss...ha tb si alguien sabe si hay algun sector por mataderos ke se pueda...

Anónimo dijo...

Hola a todos concuerdo que cada uno vive como quiere vivir tengo 26 años y convivo con mi pareja que tiene 41 que aunque no se habla estoy al tanto que tiene miles de garchas por ahi y le encanta el sexo en orgias, pero yo lo respeto hasta que me canse y me vaya de su lado para construir algo realmente verdadero.