lunes, 14 de mayo de 2012

Yo promiscuo?

Queridos hombres a encontrarse, ya tenemos amiguitos,
ya tenemos sexo, que mas podemos ofrecer?

Después de algunos hechos lamentables ocurridos en este blog, donde todo empezó a girar en torno a la promiscuidad vs el amor cándido concebido en la santa castidad, me puse a pensar en lo miserables que somos a veces generando acusaciones cruzadas sobre las maneras de mostrar y mostrarse que tenemos los gays. Es tiempo de reflexionar sobre que podemos considerar promiscuo y que, por el contrario puede considerarse como sexy.

Personalmente no creo que porque un culo se muestre turgente o el bulto del muchacho en cuestión se vea  "demasiado pronunciado" o porque, el mismo muchacho goce de mostrar sus atributos en un baño publico, ya se lo tenga que tildar de promiscuo. Incluso si esto sigue con una buena chupada.

Un filósofo de barrio me ayudo a encontrar una definición que estigmatiza al estado en que se encuentra el hombre gay argento mayor de 40 pirulines en este momento.

"No quiero hablar con ningún flaco que no quiera practicarme una felatio (me lo dijo de otra manera)".

Y es así, amistad u otros sentimientos quedaron en el olvido con el tiempo.

No culpo a nadie, solo reflejamos la realidad que nos toca vivir, cualquier tinte despótico que podemos encontrar en esta manera de relacionarse solo la podemos argüir a desencuentros de los que no somos totalmente responsables.

Lamento que los poetas o aquellos que se babosean sobre el hombre y sus necesidades no tengan éxito, llevándose hoy por hoy todo el cardumen los poderosos que solo quieren saciar sus necesidades primarias utilizando la promiscuidad como argumento para fagocitarse intencionalmente a otros hombres necesitados de afecto y cariño.



Equivocamos el camino, nosotros los hombres gays, buscando en revolcadas infinitas un amor real y tangible que no llega por lo equivocado de la búsqueda. Digo, puede ser que lo encuentres en un baño (conozco un solo caso) pero seamos sinceros es muy difícil. También conozco dos parejas de 7 y 4 años nacidas en A full y Zoom respectivas. 

Entonces, cuando no haya más diálogo, cuando solo nos comuniquemos con cabezazos, quedará para las generaciones venideras la reconstrucción del hecho y derecho para que, acompañemos a la pasión, el verdadero amor.

El sexo por si solo no es el camino ni el fin, solo debe ser un desesperado paliativo para tapar las miserias humanas. Con sexo no se come, ni se aprende ni se desarrolla. Solo se transita y ese transito mechado con cálidas espinas solo puede ser mejorado solo si nos reconocemos por lo que en realidad somos. Eso le ocurre a algunas personas, otros tal vez no puedan o no quieran enamorarse.

Igualmente me parece tonto apostar por uno u otro modelo como especificando que tal o cual es el mejor, que uno encuentra en la vida lo que se supo procurar. La inteligencia no se mide arriba de la cama, ahí arriba se goza. Se goza en un baño, en un subte o debajo de la grada de un club, con la pareja o un desconocido. Algunos conocimos el amor, otros todavía están esperando, anhelando que esté llegue, otros con nostalgia recordaremos buenas épocas porque ya no estamos con él, todo esto en forma independiente de la edad que portemos. Que si uno tiene 25 y se enamora siente mariposas en la panza además de terribles erecciones y  si uno tiene 50 y se enamora también es como abrir la ventana y dejar que el aire fresquito de la primavera entre por ella dándonos de frente en la cara.

Queridos hombres a encontrarse, ya tenemos amiguitos, ya tenemos sexo, que mas podemos ofrecer?

Olvidémonos del que dirán, de los falsos moralistas y del que pasa al día siguiente, y disfrutemos del proceso.
No es culpa nuestra, pero en el baile estamos, así que… bailemos.

Gabo Arancibia

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenisimo post! Basta del falso moralismo... todos estamos solos y algunos desesperados, ojala fuera tan facil ser reconocido y que te quieran y querer al que tenes al lado... en un punto naive no lo creo imposible, solo dificil, sera cuestion de esperar y probar, mientras tanto, bailemos! =P

Anónimo dijo...

Ayer vi la película SHAME: sin reservas. Habí leído muchas críticas. En realidad es la historia de un hombre con compulsión por el sexo. Muy lenta para mi gusto, aunque con algunas cosas bien logradas. Pero pensaba... la verdad este tipo es un pelotudazo comparado con la cantidad de sexo que yo tengo semanalmente.
Supongo que, como me dijo mi terapeuta hace algunos años: - Si no es por temor a estar solo.
En realidad en Shame sí encontré algo. "Relaciones" que a veces duran como mucho 4 meses.
Estuve 15 años en una relación formal y hace casi 4 cambió mi vida. Me acepté por un lado, por el otro a veces extraño lo cotidiano, pero al compararlo no cambio en nada mi vida actual.
La soledad no se sana con una pareja, la soledad se sana con amigos, con compañeros de laburo, de vida. Se puede estar en pareja y muy, muy, muy solo.
Creo que actualmente con mi ex pareja estamos mucho más cerca que la mayoría de los años que estuvimos viviendo juntos como una familia.
Y acuerdo, basta de moralismo, de prejuicios y de pelotudeces. Cada cual hace lo que quiere, lo que su momento hace que le pase, nada está mal y está bien si de todo lo que hacemos logramos un poco, aunque sean instantes, de ese sentimiento hermoso que es la felicidad.

Saludos

FEDE K.