lunes, 19 de diciembre de 2011

Ese oscuro Objeto de deseo...


Con el revival actual de las teteras, no se bien si se debe a la apertura de este blog , o se debe a que llas viejas costumbres están regresando, y como sucede con toda moda que vuelve, nuevos elementos se suman a la reedicion.
En este caso estoy hablando de esos nuevos elementos , los negros, y cuando digo negros no me estoy refiriendo a lo que comúnmente se denomina gronchos en forma despectiva, sino a los hombres de color , que actualmente son mas y mas en nuestra gloriosa ciudad.

Semanas atras me meti en el baño de la linea D de la estación Once y observe que un negro grandote estaba en plena accion, a los pocos dias otro en la tetera de la confitería London de Florida y Av. de Mayo.
Y como las casualidades no existen, comencé a fantasear con una cama con un negrazo infernal. No sabia que por algun designio sobrenatural mis deseos se cumplirían tan pronto.


Sábado a la tarde, estoy mas aburrido que nunca y salgo a caminar por el barrio, es necesario que diga que vivo en Villa Crespo en estos dias y que si bien en una epoca fue un barrio precursor de teteras con los baños de la pizzeria Santa María de Scalabrini Ortiz y después la confiteria Totem de Corrientes y Malabia, actualmente inactivas ambas, hoy en dia no hay demasiada acción en ningún tugurio de estas zonas.

Esperando que se haga la hora para ir al cumpleaños de un amigo, decidí ir a dar una vuelta, ver si le compraba algún presente al tacaño de mi amigo que jamas me regala nada y a fantasear con algun chongo que pueda ver en la calle, ya que me venia dando manija con los dos que habia visto en las teteras del subte y con otros de unas paginas porno locales en la que varios negros le rompen el culo a unos pasivos que se prestan a su juego.

Mientras observaba una vidriera de mochilas y carteras es que me parece ver pasar a uno de los negros de esa pagina, inmediatamente me doy vuelta y comienzo a seguirlo para darme cuenta rápidamente que no era quien creía, sin embargo el mismo era portador de un lomazo , un negro de un metro noventa con soberanas gambas y terrible espalda.

Pase junto a el y lo mire casi descaradamente, el negro ni se inmuto. al llegar al semaforo veo que el hombre es quien me mira, le clave la mirada en los ojos y baje la vista hasta su bulto.
El negro acelero la marcha, yo me resigne y comencé a caminar mas lento,. Para mi sorpresa el negro se dio vuelta, me busco con la mirada y rápidamente se metio en el Burger King de Corrientes entre Malabia y Scalabrini Ortiz. Me dirigi como un maratonista para alcanzarlo y observe que subia las escaleras rumbo al baño. Entre rápidamente y me coloque junto a el. un pibe de unos veinte y pico años se encontraba ya en su posición en el tercer mingitorio. Una tetera aqui, como no se me ocurrio!!!!!!!!!! pensé, y volví a la escena para ver que el muchachito ya le había empezado a mirar la pija del negro que comenzaba a agrandarse cada vez mas.

El negro se desabrocho el pantalón y le entre a meter mano en los huevos, el otro ya comenzaba a amagar para chupársela

Al negro se lo veía nervioso, indeciso, pero con una poronga colosal que ni yo , ni mi nuevo y desconocido amigo ibamos a permitir desperdiciar.
El pibe se agacho al mismo tiempo que yo, como un buen compañero le chupo la pija un par de veces y me la paso para que me la meta en mi boca. Si bien el negro tenia la pija durisima seguia incomodo , miraba continuamente la puerta de entrada. En el preciso momento que el negro logro relajarse hizo su entrada un noble anciano. La desconexion fue instantánea, el viejo choto luego de dar mil vueltas se metió en un cubículo y cerro la puerta, pero para el negro no habia marcha atrás, guardo la pija y dijo "no, asi no", como si fuese la versión travesti de color de la Chiqui Legrand.

Mi amigo reciente , dispuesto a no perderse semejante poronga y semejante macho nos dijo " ey, yo vivo cerca, si les va, vayamos a mi casa", el negro comenzó a poner excusas, pero mientras le manoteábamos el bullto insistentemente logramos entre ambos convencerlo. A los pocos minutos estábamos en el departamento desvistiendo al negro, quien paso de una actitud escurridiza al desenfado total. Se puso en pelotas en un santiamén y con la pija hecha un garrote nos agarro del cuello y resfregandonos la poronga por nuestra cara enuncio las palabras que delimitarían como serian las cosas en ese encuentro, "haber pedazo de putas como me chupan bien la pija".

El pibe se volvio loco, se comía el pedazo de carne con un hambre voraz, al momento me lo pasaba a mi , mientras el le chupaba las bolas, las cuales se metia ambas en su boca.
El negro continuaba su discurso "les gusta putas, les gusta la poronga de este macho?", como obedientes rameras le contestábamos que si con la cabeza.
Luego de una larga mamada el negro se tiro en la cama. Con las piernas estiradas mostraba un choto colosal que se lo frotaba con suavidad. al momento que nos ibamos a abalanzar sobre el nos ordeno, " de a uno a la vez, el otro se queda en el sillón mirando y pajeándose": Dada mi esmerada educacion le conferi al dueño de casa el honor de ser el primero.

El negro bastante zarpadamente, lo tomo de los pelos y le levo la cara a su miembro. A la voz de "Tragatela puto", la pija del macho le entraba hasta las profundidades de las fauces al jovencito que no podía ni emitir sonido. Con sus gigantes piernas, el hombre enroscaba la cabeza del chico y le mandaba la pija hasta la garganta, sosteniendo la posición por un tiempo mas que el prudencial. El pibe en una posicion sumisa apenas si contenia las arcadas. El negro me miraba con placer, pero el juego comenzaba a no gustarme. Lo mire al pibe que logro sacarse la pija de la boca y me pedia que sea yo quien siga, el negro lo miro y le dijo "te cansaste maricon ?" , y corrió al pibe de un empujón.

La onda del negro me sublevo. Leugo me hizo una seña y me llamo a la cama. Cuando me estaba por agarrar del pelo, me le trepe encima y le dije " ya te chupe la pija bastante, no sabes hacer otra cosa".
Me le había sentado encima y la cabeza de su poronga me franeleaba la puerta del culo. "Dale me vas a decir que no sabes como saciar un buen culo, no sabes usar la lengua acaso?" le dije para luego introducirle mi lengua en la boca.

El negro entro en frenesi, luego de darle unos chupones , me dijo al oido " Ahora vas a saber que es lo que te chupen el orto". El negro me dio vuelta y quede en cuatro con el agujero del culo en medio de su cara. La lengua jugosa del tipo comenzó a hacer delicias en mi cola, sentia los lengüetazos y el juegueteo de sus dedos entrando y saliendo de mi culo como jamas me habia sucedido, asi por un largo rato en donde en mas de una oportunidad pensé que alcanzaba el clímax.

Como pude me acosté arriba del tipo , y mientras el hacia maravillas con su lengua procure meterme su poronga en mi boca para comenzar a mamarlo al mismo ritmo que me cogía el orto con su lengua.
Apenas pude ver que el pendejo tirado en su sillón, quien se encontraba con la pija al palo y con las piernas abiertas se metia un dedo en el orto.

Luego el negro lo llamo, el pibe se puso en cuatro al igual que yo y entre los dos continuamos rítmicamente chupándole la pija , a la vez que nos besabamos entre nosotros .El negro nos chupaba el orto a ambos , mientras nos mandaba dedo una y otra vez.
Llegado un momento nos pusimos de frente al negro ante su pedido de vernos mientras lo mamábamos. al observar que nos besábamos con el pibe el negro se transformo, " vamos putas , asi las quiero, asi van a tomarse toda la lechita".

Con mi amigo nos empezamos a pajear cruzadamente, mientras La pija del negro nos golpeaba la cara.
El pibe me metio un par de dedos en el orto y lo mismo hice con el: el negro estaba en éxtasis total y casi sin aviso un regadero de leche empezó a caer por nuestra cara y nuestra boca. Para mi sorpresa el pibe empezó a tomar cuanta gota de guasca salia de la pija del tipo, yo le chupa la cabeza del choto, evitando tomar el fluido, pero si lo esparcía por mi cara. comenzamos a pajearnos con mas fuerza , mientras nos besábamos con la cara enlechada y la poronga del negro golpeandonos una y otra vez. Le acariciábamos las bolas, el olor a semen era embriagador y el gusto dulce de su leche mientras nos besábamos nos conducía a un placer sin limites.

Empezamos a acabar casi al mismo tiempo, la poronga del pibe hecha un fierro lanzo un guascazo que me pego en el pecho. Con fuerza bese la boca de mi casual compañero y actual amigo, nos quedamos acariciándonos las pijas enguascadas y besándonos suavemente.
Quedamos exhaustos. el negro se levanto y le pidio darse un baño, que duro apenas unos segundos. Con el pibe nos quedamos desnudos tirados en la cama. El negro salio del baño ya habiendo recuperado su cordialidad "muy bueno el polvo" sentencio, nos beso en la boca y nos acaricio el culo a ambos, un rato, las yemas de sus dedos recorrió el agujero del orto de ambos mientras nos transaba , despidiéndose para irse.

Antes de cerrar la puerta sin embargo nos dijo "la próxima vez me los cojo bien cogidos a los dos", entre los dos le acariciamos el bulto que comenzaba a tener una incipiente erección. Seguramente la próxima vez la carne negra del moreno estará dentro de nosotros, deseamos en silencio y por separado con mi nuevo amigo.

The Swan

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente historia, no se si es cierta, pero cumplió su cometido.
Me dejó bien al palo.
Un abrazo

Anónimo dijo...

"paginas porno locales en la que varios negros le rompen el culo a unos pasivos que se prestan a su juego"

me encantó el relato!!!, podrias pasar la página que comentas?
te lo agradeceria muchisimo!!!

Anónimo dijo...

no crei nada un verso total

Anónimo dijo...

un chamuyo horrible todo el relato

Anónimo dijo...

Versoooo

Anónimo dijo...

Adonde encontrar un joven negro! Si alguien tiene una data me la pasa. Gracias larry2121@yahoo.com

Anónimo dijo...

Fantastico.....no hay como mamar verga con otro macho y pasarsela de uno a otro....!!!!

Anónimo dijo...

Lo siento pero no es muy creíble la historia!