martes, 13 de marzo de 2012

Historias de baño, con gusto a pija.

La página es fabulosa, me parece fascinante. Sobre todo por que tenemos la posibilidad de conocer historias locales, nuestras, reales.
Esta bueno.Bañero viejo, ( no por viejo, sino por antiguo visitante de los placeres públicos) he visto como se desvanecían lugares de disfrute y placer como Falabella Florida o la Galería Boston también en la misma calle, delicias de las horas de almuerzo y los after office céntricos.
Es sin duda uno de los lugares donde mejor la paso en la estación Humberto Primo.



Generalmente hay joda a toda hora, y demasiado transito muchas veces. Hay días en que los canas no joden y otros en los que te rompen las pelotas no dejándote coger en paz. Los aborrezco. Me juego que como cogen como el culo en sus vidas se la hacen imposible a los demás.Generalmente enganchas un buen trió, a veces, depende la hora, somos siempre los mismos. Desde gente humilde de la zona cercana hasta pibes "Lacoste". 




También mucho con mucha pinta chongo, deportiva, "gorrita" que chupan pija a lo pavote. Ni que hablar de los "preparados" que ni bien entienden un amague, se lubrican solos el culo para que se los cojan, si pueden mas de uno.El domingo pasado entré, (suelo ir los fines de semana a cualquier hora) y estaban los mingitorios todos ocupados de pajeadores histéricos que apenas echaban miraditas mariconas al de al lado. Me mandé a un reservado y entró un chonguito al toque, en cuanto me miró la chota intempestivamente, me la puso dura como piedra. 


Tenia mucha pinta de cancha, en domingo de fútbol, gorrita con visera tirada para atrás, robusto...con cara de barra brava. Se arrodilló al toque y se la engulló íntegra.Chupaba como si la sed de pija no lo dejara respirar. Sentimos que entraba alguien, nos deshicimos de la escena. Al toque nos dimos cuenta que el que había entrado comía pija en sanguche mas de una vez por día. Volvió a su labor, mirándome mientras chupaba. El recién llegado, enloqueció con la escena y se hincó también, pidiéndole por favor le prestara mi pija. Al toque tenia a uno saboreándome la cabeza de la chota y al otro sobre la base del tronco jugando entre las bolas. Se chocaban las cabezas, Se peleaban por engullirla hasta el fondo. Se turnaban.El mas chonguito empezó a pedirme leche. 





En un momento se escucho otro ruido y se levantó.Se me acerco al oído. Me susurro merándome a los ojos.... "o me das leche o me voy"... en tono amenazante. Le conteste que por supuesto, que se la merecía...!
Bajo instantáneamente y en dos lamidas mas empecé a chorrearlos a borbotones. Conté seis sacudidas, cuatro se las deglutió el chongo sin dejar escapar una gota y las otras fueron a la cara y la lengua del segundo pibito, que a esta altura se lo estaban cogiendo y gemía como una gata en celo.El barra brava se limpio la cara y se paso la lengua por los labios buscando una gota que había caído perdida. Rápidamente me subí la bragueta y me fui.

Siempre tenés que estar atento al cana. Cuando salí, justo se dirigía a la puerta del baño.Una vez mas había zafado. Hasta ahora nunca me agarró. 



Lisandro Torres

1 comentario:

Anónimo dijo...

buenisima historia, pero segun ustedes, cual es el mejor baño del subte??

Gimnasios con Onda (LISTADO)

Gimnasios con Onda (LISTADO)
Hace CLICK en la foto

ULTIMOS COMENTARIOS