miércoles, 2 de mayo de 2012

Mamando en el subte, cortito y al pie ... del motorman.



Una tarde aburrido y caliente decidí entrar a un chat.
Empece a chatear con un tipo y le conte que soy petero y morboso.
Para mi sorpresa ese tipo era el conductor del subte.

Quedamos un horario y seguí sus instrucciones de esperarlo en la punta del anden de la estación Olleros de la línea D.

Ahí lo espere, vino el subte y me abrió la puerta de la sala donde está el que maneja el subte.

Me preguntó como estaba y me aclaró que no me levante para que no me vean desde afuera en las estaciones y sin esperar más me arrodillé y le chupe la pija hasta la estación catedral, al final del recorrido me baje todo transpirado y con el sabor a leche en la boca y me tome el subte en sentido contrario para volver a casa.

Lucas

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tengo un par de amigos para q te arrodilles y chupes