FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

TETERAS: Por el Spinetto Shopping

El martes pasado estaba al pedo y decidí darme una vuelta por un viejo shopping de Buenos Aires. Un amigo, al que iba a visitar, no vive ...


El martes pasado estaba al pedo y decidí darme una vuelta por un viejo shopping de Buenos Aires. Un amigo, al que iba a visitar, no vive lejos de ahí y recordaba haber leído algo sobre esta tetera en el blog.
Eran como las cuatro de la tarde... Calorcito... Entré por Moreno y Pichincha... Poca gente. Me mandé al primer piso y busqué los baños... El primero, en una zona retirada, estaba vacío... Seguí caminando por la parte del patio de comidas y fui al siguiente baño que está cerca de los juegos y frente a una librería.

Me mando, me eché un meo en los mingitorios... Parecía vacío... Pero, oh sorpesa! termino de mear, me voy a lavar las manos y en eso sale un flaco de uno de los individuales, con el pantalón desabrochado y acomodándose... Yo me fui a secar las manos en el caloventor y de reojo lo miraba.

El flaco tendria unos 30 años. Se dio cuenta que lo miraba... jeje Y no disimuló que su chota esta parada mientras se la acomodaba dentro de un bóxer verde cotorra. En eso entra un gordito y se mete en uno de los individuales. Yo me hico el dolobu y me metí en el que estaba cerca del secamanos. Dejé la puerta entre abierta, cosa que me permitiera ver por el espejo a mi presa... Pero debía esperar... Al toque, entran otros flacos y haciendo mucho kilombo. Yo cerré la puerta del privado y cuando se fueron, me asomé y el flaco había desaparecido.


Caliente como estaba, salí desesperado a buscarlo. Bajé a la planta baja, dí una vuelta y en una de las escaleras me lo cruzo. Me hice el que bajaba al subsuelo. Y él me siguió...
Entré primero al baño que está frente a la cochera.
No había nadie.

Me metí en un individual y dejé la puerta abierta. Llegó el flaco, se hizo el que meaba y se tocaba la tremenda pija que seguía deseosa de un buen pete...

Me senté en el inodoro y en eso siento que la puerta del box se abre. Ahí estaba él, con la pija afuera del jean... Entró y cerró rápido la puerta. Como era alto, la posición sentado a mí me venía perfecto. Esa pija de unos 19cm se pudo más dura y, sin perder un segundo, le mandé lengua a ful... Dentro de mi boca se sentía salada y calentita... El flaco me pidió que me parara. No había mucho espacio, pero consentí a su pedido. Me bajó el lompa del jogging y me empezó a chupar el culo de una...

Se escuchaba gente que entraba y salía... Y sin poder gemir demasiado, me dio vuelta y me cogió la boca a full... Me agarraba de la nuca y con su tremenda pija adentro me atragantaba... Yo ni respiraba y cuando estaba por acabar, sacó su chota de mi boca y me agarró la mano para pajearlo... Uhhhh... largó una buena guasca, mientras yo me pajeaba con la otra mano.

Esperamos un toque a que el baño estuviera vacío... Ni una palabra nos dirigimos... Salió él primero y yo me quedé un minuto más limpiándome y saboreando el gustito a pija que me había dejado en la boquita.

Valió la pena el paseito por el Spinnetto... jeje ¿Se podrá repetir?


BER

ÚLTIMOS COMENTARIOS