sábado, 2 de marzo de 2013

TETERAS: Starbucks Callao y Santa Fé


El Sábado 10 me encontraba en el local de Starbucks casi en la esquina de Callao y Santa Fé, al lado de McDonald, donde antes se encontraba Cinema. En el transcurso del mediodía entrando en la tarde a eso de las 15 fui al baño que tienen en la planta alta, en el segundo piso.

Me encontraba solo y sentí que subía alguien por las escaleras. Mientras terminaba lo mío se puso un chico al lado mío con los pantalones mucho más bajos de lo necesario sin hacer nada, pasado unos segundos se empezó a tocar y a mirarme. Se puso al palo y me mostró la verga completa a lo cual se la toque y comencé a chupársela, no duró mucho porque enseguida me inundó la boca de leche la cual recibí y tragué de buen gusto.

Me pareció un lugar muy bueno, ya que al encontrarse separado completamente del local, en un piso superior se puede estar un poco más tranquilo, aparte el baño está cerca de la escalera y se escucha muy bien cuando sube alguien, lo cual da tiempo a ponerse al resguardo. En cuanto a la disposición es un poco complicado ya que una vez que alguien entra se puede ver casi por completo el baño pero por lo que ya dije da tiempo a guardar todo.

El local es visitado por gente de todo tipo, los mejores horarios donde el público y la cantidad de gente ayuda a que surjan cosas es a partir de las 11 hasta las 14 solo hay que tener cuidado que a veces tipo 13 empiezan a visitar la tienda chicos de colegio que podría complicar las cosas. La mañana también es una buena opción y la tarde es mucho el volumen con lo cual queda descartado.

Se encuentra a pocos metros el cine Edén asi que se ve gente interesado en chupar una buena verga a alguno que esté interesado. Hay de todo, un poco de turistas, oficinistas, estudiantes. Lo bueno es que uno puede pedirse un café, sentarse un tiempo largo y ver, observar los chicos y hombres lindos que pasan que no son pocos y con un poco de suerte tomar el elixir que expulsan de sus miembros.






Pedro Hellish

1 comentario:

Ben Dover dijo...

En Starbucks siempre pasa algo...
Una de las últimas veces que fui al que está en Retiro, frente a Plaza San Martín, sobre Maipú me tiró la goma uno que parecía ser profesor de Matemática, porque le estaba dando clases ahí mismo a un pibito (que estaba re comible también). El domingo fui con un amigo a uno de los que está en puerto madero, el que está más cerca del Museo de Fortabat, tiene el baño en el subsuelo, no pasó nada, pero pasa mucho chonguito lindo para ver y después entraron dos juntos, uno me miró la chota todo el tiempo, pero creo que eran pareja, por eso no se animó a nada!