FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Vouyerismo y exhibicionismo en la sociedad actual

Nos hemos acostumbrado a la exhibición pública, a ver cómo los famosos nos muestren dónde van a comer, dónde compran la ropa, y hasta, e...



Nos hemos acostumbrado a la exhibición pública, a ver cómo los famosos nos muestren dónde van a comer, dónde compran la ropa, y hasta, en la medida de lo posible, con quién se acuestan. Gran Hermano, Infama son algunos de los tantos ejemplos donde la cultura voyeur está presente.

Atrás quedó la época de “mirar de reojo”, de espiar a los chicos bañarse en el gimnasio del club (en esa época usaba botines y joggings ja!) o esas tantas veces que ojeábamos por la cerradura a nuestros padres para ver qué hacían a la hora de la siesta.

Hoy, estamos en la época de mostrar todo, de no guardarse nada. De exhibir todo lo que sea posible, si es necesario mostrarse totalmente desnudos. Exponemos lo físico, pero no lo interno; a quién le importa si sos buena persona si tu cuerpo es perfecto; a quién le interesa si sos inteligente cuando tenés una buena dotación (bueno…ahí está para pensarlo je!)

Basta con recorrer la web y encontrarse páginas donde hay hombres “en vivo” teniendo relaciones "Czech Hunter" (yo jamás entré a ese sitio, todo me lo contó un amigo...) ; u observar los shows eróticos en los boliches donde en algunos hasta hay sexo en vivo. Si andás por el Oeste en Pinar de Rocha los jueves. Es algo guarro, pero por chuparle la pija a un chavon que conoces ahí te ganas una botella de Champan. 

Por eso, en la actualidad ya no nos sorprende ir a un baño público y ver cómo un hombre se masturba; o simplemente observar a un joven practicarle sexo oral en algún parque (me refiero a la tetera en si o al parque alrededor de la Shell de Tecnopolis). Ya nos resulta cotidiano que alguien en algún chat nos proponga masturbación por web cam; hemos perdido la capacidad de sorpresa.

Actualmente, la idea de ver y ser visto parece abarcar toda nuestra vida cotidiana. Sin ir más lejos (más lejos? A dónde, a Mar del Plata?) este blog es un claro ejemplo de vouyerismo “textual” que va en aumento,  mirar por internet garpa mucho (por llamarlo de alguna manera).

Claramente, estoy adentro de la cultura voyeur, bah, creo que todos lo estamos en alguna medida (si es mayor a 18 cm mejor) o acaso ¿hay alguno que no pertenezca facebook, la red social en la que todos hacemos públicos los distintos aspectos de nuestras vidas privadas?

Marcos L

ÚLTIMOS COMENTARIOS