lunes, 28 de octubre de 2013

Debut con el profe de gym.

Siempre hay que empezar por el inicio dicen...y de eso quiero hablarles de mi debut...

Tenia 18 años (ahora tengo 32), ultimo año de secundaria, hacíamos gimnasia en un polideportivo, luego de las clases la mayoría se iba a su casa para bañarse y cambiarse para entrar luego el cole, no era mi caso, me quedaba para bañarme en los vestuarios sino no llegaba al cole...

Mi profesor era un adonis, perfecto, morocho, rapado, cuerpo esculpido por Dios y un bulto que no tenia desperdicio y siempre, sabiendo que me costaba hacer ejercicio (estaba bastante gordo yo ja!), tenia bastante consideración conmigo.

Un día me estaba bañando y enfrente de las duchas estaban los mingitorios...entra el. Se pone a mear y me mira por encima del hombro una, dos, tres veces. Pasan 2 minutos y seguía "meando" con la chota en la mano dándome la espalda. Mi visión era única: ese orto envuelto en el pantalón de gimnasia no era apto para cardíacos.

Yo estaba a full y tuve que girar para que no vea mi verga gruesa super dura, cuando me atrevo a mirar por encima de mi hombro veo que esta de frente mio ya con la garcha en la mano super parada. Morocha, grosísima, cabezona, venosa y enorme, unos huevos depilados increíbles seguramente llenos de leche.
Sin mediar palabra me doy vuelta y le muestro que yo también estaba al palo. Se va a cerrar la puerta del vestuario (eramos los últimos creo ya que cerraba el) y se pone en bolas...DIOS! Todo marcado, con el pecho lleno de pelitos rasurados, un poema! Se mete a la ducha conmigo, me parte la boca, y me hace chuparle la verga. Me costo, siendo la primera vez, que me entre en la boca semejante pedazo de carne pero la pilotee con dignidad absoluta (tanto que tuvo que pararme varias veces porque me decía que acababa si seguía ja!).

Finalmente me puso contra la pared, el chorro de agua caía sobre mi ojete, me pego primero una chupada de orto inolvidable y luego se puso un forro que saco de su riñonera que tenia cerca y me dio pija sin piedad. Me cogió tan fuerte, tan a lo macho que yo estaba volando, delirando. Luego me dijo que me agachase y ponga el orto en cuatro bien mirando para arriba. Lo hice y me garcho el apoyando los pies en el suelo y dándome pija como una excavadora desde arriba. Sentía esa enorme verga entrar y salir y encima a cada rato paraba y la hacia latir varias veces dentro de mi ojete estando inmóvil. Eso me volvía loco.

Finalmente se saco el forro, me hizo sentar en el piso, debajo de la ducha y me dio tremenda acabada por todo el cuello, pecho y boca. Yo veía como caía la leche con el agua y terminaba en mi verga y vello púbico y ahí acabe como un caballo. Ese fue el inicio de varios encuentros furtivos cuando su mujer no estaba en su casa, claro.

Linda forma de debutar no?

Guille Barro

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que linda historia loco. Los profes de educación física tienen lo suyo. Me encantaría haberle chupado de pibe la chota a un profe que yo tuve en 4° y 5° año. Un petiso fibroso con un culo impresionante y una pija hermosa. Actualmente yo soy docente y mis compañeros profes de EFI me vuelven loco. Tengo un compa que es flaco, alto onda "despeinado" siempre. Lo más importante es la verga que se marca a través de su pantalón. Me encantaria mamarle la verga y que me llene el culo con leche. Besos!!!

Anónimo dijo...

decime donde puedo encontrar a ese profesor porfa asi se la chupo yo también