FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Mi experiencia HPV

Tengo 40 años, hace 10 me enteré que era portador HIV y que también tenía HPV. En principio tal fue mi locura que lo importante era ve...



Tengo 40 años, hace 10 me enteré que era portador HIV y que también tenía HPV. En principio tal fue mi locura que lo importante era ver lo que hacia para que el HIV no me mate, (así lo sentía yo), me puse en manos de un buen infectólogo y las cosas poco a poco se fueron tranquilizando. Todos los miedos que tuve se fueron desvaneciendo y poco a poco me di cuenta que un portador puede hacer una vida como la de cualquier mortal.

El HPV nunca fue un problema hasta el año pasado en que empezó a dar señales, con una picazón y un flujo inbancable en el culo y luego con unos puntos blancos que se van acuminando (lo dijo el dermatólogo) y forman unas verrugas parecidas a una coliflor. Empezaron las topicaciones, las cremas, la visitas cada dos meses porque parece que me había aparecido en una forma agresiva. A esta altura se dieron cuenta que soy pasivo no? También tenían que revisarme la boca (por las dudas). 

Yo era un gran visitante de saunas y cuanta tetera sórdida apareciera por ahí me daba mucho morbo visitar algunas y participar activamente si es que se daba la oportunidad. Soy un tipo solo, que trabaja y tiene su tiempo libre. Tal vez tenga algunos problemas para relacionarme por eso siempre terminaba yendo a estos lugares para tener aunque sea por un momento un poco de placer para llenar este vacío. No me estoy excusando. Un vacío que empezaba a notar nuevamente a los pocos minutos de eyacular cuando me estaba yendo de la tetera en cuestión, (alguna vez leí por acá que alguno le pasaba lo mismo).

Es así que en la misma proporción que mis verrugas me acosaban yo dejé de participar en estos encuentros en las teteras, -no sé si es que tomé conciencia-, pero ahora paso por un cine porno y no tengo el mínimo deseo de entrar. Puedo entrar a un Mc Donalds y simplemente mear. 
Leo siempre este blog porque me parece fascinante e hipnotizante pero no se me da, ahora por ir a coger a “La Chacarita” por ejemplo cosa que alguna vez hice. No quiero decir con esto que me “he curado” de las teteras, pero me llama la atención como uno le da valor a las cosas cuando ya no las tiene. En realidad no es que mi amor por las teteras y lo que dentro pasa hayan caducado, es que se me ha desaparecido el deseo sexual. Aquél que me hizo pasar momentos increíbles de pasión con muchos o con pocos, en camas, de parado o simplemente en un baño de estación. 
Complejizado aún más por la poca fé que tengo en lo cotidiano es como que la “ausencia” del deseo se torna eterna.

Cuando era flamante portador HIV también pensé que todo había terminado, pero las cosas al tiempo empezaron a cambiar. Había un proceso que era notorio en la evolución favorable. Ahora es como que este estado es total y terminal. Tener HPV es infinitamente más molesto que ser portador, jamás creí poder decir esto, pero es así. Jamás pensé que iba a estar eligiendo o comparando dos enfermedades. El HPV es residual, o sea que cuando parece que tenes el culo hermoso como para poder tener un encuentro, ya estás teniendo un punto blanco que te recuerda que la cosa esta por volver a empezar. ¿Pero de que encuentro hablo si lo que no tengo es deseo? No chateo, no contesto, "estoy ausente"
Me han hablado de cirugía pero los mismos médicos repiten hasta el cansancio que sigue siendo una enfermedad “residual”, o sea que puede volver a manifestarse luego de la cirugía.

El HIV deja una huella serológica es algo que aparece en los análisis que me hago cada 3 meses, no en cada experiencia sexual que tenga, cuando tengo que abrir el culo. Tenía un hermoso culo, siempre me lo decían.

Hernán Atías 



Algo más sobre HPV ANAL en el hombre






El Virus del Papiloma Humano o HPV puede afectar distintas partes del cuerpo y un lugar muy frecuente de infección es el ano.

La presencia de verrugas anales es causada por el Virus del Papiloma Humano o HPV. Los tipos virales que infectan el ano, tanto en la región perianal como la mucosa propiamente dicha y su canal que lo comunica con el recto son los mismos tipos virales que afectan el cuello uterino en la mujer, la vagina, la vulva y el pene.

Es importante destacar que el 90% de los cánceres de ano se relacionan con el Virus del Papiloma Humano o HPV, así como estudios concluyentes atribuyen un 70% de los cáncer de cuello uterino en la mujer a los subtipos virales de HPV 16 y 18, en los cánceres de ano se han detectado los mismos subtipos virales. También se han relacionado con menos frecuencia los mismos tipos virales que causan cáncer de cuello de útero con el cáncer anal, como ser el subtipo 31.

¿Por qué existe tanta similitud entre las infecciones del cuello uterino con las infecciones anales?

Los epitelios del ano y el cuello uterino tienen orígenes embrionarios e histológicos similares que varían desde un epitelio cilíndrico hasta un epitelio pavimentoso más diferenciado.

Para ponerlo en términos sencillos tanto el tejido que recubre el cuello del útero como el ano tiene una parte con mayor cantidad de células y más gruesa que se va transformando en una zona compuesta por una única capa de células (el epitelio cilíndrico más finita) y es esta zona de transformación epitelial un lugar preferencial para la infección por el Virus del Papiloma Humano o HPV.

Se puede hallar una similitud en los extendidos de Papanicolaou de cuello uterino y los extendidos celulares anales siendo casi idénticos al microscopio.

Tanto pacientes heterosexuales como homosexuales tienen la posibilidad de contagiarse el HPV en la región anal. También hay que destacar que las lesiones anales son más frecuentes actuando como oportunistas en pacientes con HIV ya que la presencia del Virus del Papiloma Humano o HPV está indirectamente relacionada con las defensas del cuerpo humano. Es decir defensas bajas implican más probabilidades de infección por HPV y mayor cantidad de lesiones por dicho virus.

¿Cómo se expresa clínicamente el HPV anal?


El HPV en este área adopta la forma de verrugas o Condilomas Acuminados que a veces adoptan la forma de un coliflor en caso de lesiones abundantes.

Es común que el paciente detecte las lesiones porque le producen picazón o molestias en la región anal.

Es muy importante el examen anal junto con la región genital ya que como habíamos explicado antes en el ano también existen lesiones precursoras a un Cáncer que pueden ser detectadas a tiempo. Dichas lesiones denominadas neoplasias intraepiteliales anales comienzan siendo leves, luego moderadas y por último severas (AIN 1, AIN 2, AIN 3).





Además del examen macroscópico es muy importante la Tipificación viral, saber que tipo de virus es el infectante ya que como dijimos previamente los subtipos 16 y 18 y otros como el 31, etc. puede ser causa de un Cáncer.

La técnica para hacer la tipificación viral se llama PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) y se toma con un pequeño cepillo obteniendo células para el estudio de su ADN. La técnica es totalmente indolora.

El cáncer anal no es muy frecuente pero se estima que en pacientes con relaciones homosexuales dicho riesgo se multiplica 80 veces, siendo también mucho mayor la incidencia en pacientes HIV positivos que presentan las defensas bajas.

Conclusiones

En el examen genital también tenemos que evaluar la región anal ya que la infección por HPV en este área es muy frecuente y en pacientes con mayor riesgo consultar y tomar los recaudos necesarios.

Tratamiento.

El tratamiento consiste en erradicar las verrugas ya tipificadas y en caso de presentar virus HPV tumorales o de alto riesgo (como el 16 y 18) hacer controles periódicos para evitar la progresión a un cáncer.

El tratamiento generalmente es indoloro y se puede realizar en forma ambulatoria en consultorio.


Puede enviarnos su consulta a info@hpvmedicalcenter.com.ar 
o llame al (011) 4381-2009 Buenos Aires. Argentina. 

ÚLTIMOS COMENTARIOS