domingo, 21 de septiembre de 2014

Prefiero que mi hijo sea chorro, borracho o falopero antes que puto

Hace 40 años que Rodolfo compró los terrenos que forman su quinta de casi una manzana.
Eran los terrenos de un criadero de pollos. Logró forestar el lugar de forma exquisita y construyó una mansión con  el esfuerzo de años de trabajo empresarial  que arrancó con el antiguo galpón de cambalaches de San Telmo heredado de su padre  convertido por él  en galería de arte  y venta de piezas firmadas de antiguo mobiliario que luego mudó a la calle Juncal.

El puto Rodolfo, que así se lo conocía entre el chongaje de los suburbios no dejó títere con cabeza, y como le gustaba acrecentar su rebaño cuyo promedio de edad iba disminuyendo a medida que pasaban los años, supo que su estrategia era halagar al personal policial con asados en su quinta y coronar sus banquetes criollos  con cajas doradas conteniendo relojes baratos como souvenir para cada representante de la  autoridad.

Así,  en las tardes de verano el gay podía entrar  con su refulgente BMW al barrio  con la impunidad de un incandescente  desafío para  las miradas  de las vecinas,   e invitar  al primer morochito cuyo torso desnudo lo emocionara  a  pasar por su quinta amurallada a recoger las hojas secas a cambio de unos pesos, lo que luego se transformaría en chapuzones desnudos en la piscina y orgías  en su cama de capitoné de seda  cuya cabecera estaba bendecida por un autentico óleo de Campanella.

Orgias decimos porque ningún pibe iba solo, siempre llevaba uno o dos amigos y Rodolfo lo sabía.
Cuentan que en su última recepción a la que invitó al poder de turno, donde asistió  la senadora provincial esposa del intendente local,  Rodolfo recibió a sus invitados vestido impecablemente de  Mirtha Legrand,  se hizo llamar Chiquita durante toda la velada,  y  dos chonguitos  de smoking lo siguieron adonde fuera abanicándolo. 

Cuentan también  que los suvenires de esa noche fueron billeteras de carpincho con broche de alpaca para los caballeros y pulseras de plata para las damas.
Las cercanías de la quinta de Rodolfo que hasta cuarenta años atrás estaba todavía poblada  por un puñado de casas de campo, (algunas aun existentes),  con vecinos criando sus vacas, ovejas y gallinas, sembrando hortalizas, hoy se ha transformado por el desplazamiento de varias villas capitalinas (arreglos entre el gobierno de la CABA y los corruptos intendentes bonaerenses) sumado a  la migración espontánea desde el interior ocupando terrenos fiscales, se ha transformado decíamos, en un pobre caserío apiñado con construcciones en falsa escuadra de ladrillo hueco sin revocar y techos de chapa de una sola caída.

Sin asfalto, sin gas, sin cloacas, sin agua corriente, con perros sarnosos de visibles costillas, los  niños descalzos chapalean en verano en las zanjas callejeras  donde se vierte el desagüe de lavarropas y piletas de cocina.

Entre esas casas, algunas más dignas, viven Rogelio y la negra Juana, tucumanos los dos, padres de varios hijos mayores de edad,  todos nacidos allí y padres también de mellizos adolescentes, bonitos.
Cuando el negro y la negra se enteraron que los mellizos (en ese entonces de 15 años) ya no pasaban las tardes con sus congéneres armando estrategias para ir a robar algo a algún  vecino descuidado, sino que las siestas eran en lo de Rodolfo,  fueron a pedirle explicaciones al Gay Emperatriz. 
Salieron como entraron. Perdón, no como entraron, salieron encandilados por el lujo glamoroso que en su vida habían visto solo en algún canal  de la TV pública digital.

Sin embargo, como el gay era un velociraptor, cuando los mellizos quisieran alguna cosa,  a partir de ahora deberían dirigirse a él,   sin más, y para empezar,  tendrían celulares de última generación y ropa nueva.

Un pequeño vuelto para la loca, (Rodolfo) con lo que los tendría controlados y a su merced por whatsapp cuando los necesitara (y hasta que los necesitara), contando ya con  el apoyo y la connivencia  de los padres cuando los jóvenes entraran en rebeldía.

En el barrio Rogelio explicaría lo que nadie le preguntaría: que Facu y Lauti habrían encontrado celulares en el baño de la escuela, y como lo que se encuentra es de uno… y que por suerte él con sus ingresos  haciendo los parques de algunas quintas, el  plan Ellas Trabajan  que cobra  la negra  y los   planes de asignación por hijo, podía comprarles ropa de moda y de cierto valor.

En el barrio piensan que Facu y Lauti solo se dedican a robar. 


Mariano L.



Lic. En  Relaciones Públicas
Lic. En psicología
Dr. En psicología social
Especialista en varias orientaciones psicológicas

Escritor

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente relato! con la medida justa para equilibrar erotismo, cultura gay y crítica social.

Anónimo dijo...

Lamentable relato....si la idea es politizar y bajar línea hagan una columna política directamente y no la disfracen con historias eróticas......muy triste lo tuyo Mariano L, así la historia sea totalmente cierta....lamentable

Anónimo dijo...

Excelente!! Es bien sabido que la provincia es un mundo aparte de la General Paz

NOSOTROS Y LOS BAÑOS (admin) dijo...

Al anonimo que dice que es lamentable tiene paciecia!! En esta sección van aparecer varias historias y su posterior análisis, y también la columna.... Te vamos a dar todo!!! Y vas a pedir mas, por ahora te metimos la puntita... Bancatela. Saludos Lautaro.

Anónimo dijo...

lamentable k el administrador salga a repudiar un comentario negativo, creo que la idea de este sitio es que cada cual diga lo que crea, lamentable, y muy buen relato!

NOSOTROS Y LOS BAÑOS (admin) dijo...

Anonimo: El administrador no repudia ni censura... si así lo hiciera el comentario ni aparecería... simplemente digo que va a tener todo lo que pide el lector, solo tiene que esperar que se publiquen tres casos y su posterior análisis... lo demás son fantasías del lector atormentado. Simplemente.

Lautaro (y yo firmo no me amparo en el anonimato. Eso si molesta).

Alejandro dijo...

Administrador Lautaro: yo también quiero que me metas la puntita. Junto a Dani. Las dos puntitas.jajaj BUEN POST. Entendí que tendrá una continuidad diversificada. Gracias.

Anónimo dijo...

Si este sistema tiene el items para anonimato por algo sera, y por ende podra ser usado, vuelvo a remarcar que es lamentable los prejuicios del administrador, con respeto lo expreso, y a fin que se maneja con seriedad este sitio.

Anónimo dijo...

Muy bueno! Nuevo columnista??

MarianoL dijo...

Estimado anónimo que te parece triste lo mío:
La intención de este trabajo que consta de varias partes que irán saliendo a lo largo de las semanas no es politizar ni bajar línea sino simplemente mostrar una realidad del conurbano. Para ello se utilizaron testimonios contados por mi en tercera persona como es obvio, pero además se realizo una investigación cuya metodología la verificaras a lo largo de las entregas y podrás comprender todo al final, con las inferencias diagnosticas de una realidad psicosocial cuyo centro es el gay que por una u otra razón es visible como tal en un suburbio suburbano y podrás sacar tus propias conclusiones y expresarlas. Estas leyendo un blog que visibiliza la practica sexual de hombres entre si en baños y otros lugares públicos. Algo que para muchos, especialmente los no gays, puede llegar a ser sórdido patético y hasta vergonzoso de modo que sorprende tu calificación porque al estar leyendo sos cómplice o participe de lo que otros pueden denostar. Tu opinión es respetable pero considero, como Lautaro, apresurada. Es verdad que tengo una posición política formada respecto del gay en el anonimato y es la siguiente: Me parece triste y lamentable que muchos no puedan mostrar su orientación sexual públicamente y deban quedar en lo anónimo y/o clandestino, y que estén imposibilitados por las razones que fuere a estar ocultos cuando en otro orden pero que también tiene que ver con la sexualidad una mujer embarazada porta con orgullo su embarazo o un hombre entrega dulcemente y en publico un ramo de flores a su amada o a la mina que se quiere coger. Saludos y charlamos cuando puedas leer todo el trabajo completo. Mariano

Anónimo dijo...

Hola Mariano.....soy el ANONIMO que llamó lamentable a tu relato, es cierto como dijo Lautaro que por ahí fui un poco apresurado en clasificar el relato pero....a ver no me pareció malo, sea cierto o no, me pareció un buen trabajo, lo que a mi no me gusta es cuando se mete intencionalmente como en este caso creo yo, la política en el medio, pero a mí no me gusta jamás pondría en un relato ningún concepto de tinte político porque para mí no suma, pero bueno yo no soy el que escribo, pero soy el que leo de ahí mi comentario un tanto molesto por eso, nada más que por eso, y aclaro que soy totalmente APOLITICO....así hablen de Massa, de Macri, de Cristina o de cualquier otro, no me interesa ninguno, aclaro por las dudas.....y de paso le digo a Lautaro que me llamo Martin, tengo 40 años y soy de ramos mejía, así salgo del anonimato por si le molestaba y además le aclaro que no tengo ningún tormento, pero si me lo permiten voy a seguir apareciendo como Anonimo....nada más Mariano te agradezco que te hayas tomado tiempo para contestarme y te voy a seguir leyendo....suerte

MarianoL dijo...

Gracias Martin. Gracias fundamentalmente por leer y participar. Es verdad, se me ha deslizado lo de los intendentes corruptos. Pero debo confesarte que me da mucha bronca que a tres cuadras donde esa senadora provincial fue a ser atendida como reina por el puto emperatriz haya chicos chapaleando en las zanjas y su esposo haya hecho asfaltar el barrio donde tiene una mansión tan esplendida como la de Rodolfo (eso salió en CQC alguna vez) Creo, y es solo una creencia, que los marginales (gays, putas tristes, pobres etc.) son por el sistema corrupto e injusto, pero desde ya, ese es otro tema. eguiremos en contacto.
Buenos graches.
MarianoL.

daniel dijo...

el relato es muy cercano a la realidad. si la loca tuviera mucha menos plata y tuviera más poder en la ciudad, podría tratarse de un caso conocido en mi ciudad natal. muy bueno el relato.

Xeneize dijo...

Una cosa es describir la realidad y otra es hacer apología de la discriminación. El relato tiene todos los tips de cabecera que repiten hasta el hartazgo y la repugnancia la clase media derechizada de esta bendita república. Faltó un poquito para que aparezca alguna frase rematada con el clásico "negro de mierda" o "negro cabeza". Seguí así, dándole letra a todos los racistas y xenofobos, que no por casualidad son los mismos que decargan la mierda de su intolerancia en todos los "raritos" que pululamos por estas pampas y de vez en cuando entramos a este blog.