miércoles, 29 de octubre de 2014

Ser gay en el conurbano


Leé toda la secuencia de un brillante analisis hecho por Mariano L. En su sección especial. 


ANÁLISIS

Las historias contadas son reales. Todos y cada uno de los personajes, créalo o no el lector existen y viven. De los que no  se supo más, no se supo más. Salvo de Rodolfo.
Rodolfo murió el año pasado a sus 65 años. Sufrió un infarto en uno de sus autos en medio de la autopista.

Como pudo se internó  en el Hospital Austral de Pilar y a las horas tuvo un paro cardio respiratorio. Murió solo,  como vivió.
Nadie de la multitud que pasó en estos 40 años por su alcoba lo lloró y consta que muchos se lamentaron que  su herencia fuera para sus sobrinos lejanos (hijos de primos) que no lo visitaban.
No lo lamentaron por Rodolfo, sino porque nadie pudiera haberse aprovechado de su soledad.
Este columnista tuvo sexo varias veces a sus 20 años con un Rodolfo de 30. Era encantador, con una belleza clásica y una inteligencia infinita, un humor espectacularmente ácido  con ese broche de los últimos años de recibir a “los poderosos” vestido de gran diva  y una cama pasional de  amante sabio y generoso  para gozar y hacer gozar sin negar nada a su partenaire sexual. Un buen  tipo. Un putaso. Un gran puto sin dudas. Solo por eso, -que en paz descanses querido  Rodolfo,  y gracias.




Mariano L. 

Es Lic. en Relaciones Publicas, PsicologíaPsicología social 
Especialista en varias orientaciones psicológicas y escritor. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que triste.-