FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Garchado en la 53

Se la chupé poco, me dijo que no habia mucho tiempo.... Era un sábado a la noche y yo volvía de estudiar con unas compañeras por el l...

Se la chupé poco, me dijo que no habia mucho tiempo....
Era un sábado a la noche y yo volvía de estudiar con unas compañeras por el lado de Caballito...se había hecho tarde y la noche estaba neblinosa y solitaria (esto paso en este invierno pasado)...de todas maneras no hacia tanto frio.

Cuando subo me encuentro que había pocas personas y me deslumbro la sonrisa que me hizo el chavon mas hermoso que vi manejando la línea 53. Un pelado y grueso muchacho. Un físico natural , no es de esas cosas armadas y artificiales, con los pelos por todos lados saliendo de su pecho y de sus brazos.

Ante tanta belleza me quede impactado y pegamos onda de inmediato. empezamos a hablar de cualquier verdura y todo le causaba gracia. Pensé que estaba fumado. La gente se termino de bajar en Constitución y quedamos al fin solos. Me dije a mi mismo, tengo 10 minutos ara saber si esa onda podía ser mas intima.

Empecé por sondear si vivía en el barrio, si mandaba sus pibes al colegio de la vuelta...no tenia pibes y me dio a entender que nada lo ataba a nada...y me soltó: menos en una noche como hoy.
Y me mande. le dije que era ideal para un buen garche. el me dijo que si.
Que compartía. que la noche y la neblina lo excitaba. ¿A ver?...
Unos segundos que parecieron años se quedo inmóvil...escucho?...se hará el boludo?...

Me miro de otra forma y cambio la voz para decirme que se iba a detener en el pasaje paralelo a Brown, a esa hora desierto.

Me dijo que no había mucho tiempo.

¡No te saques la ropa, bajate el pantalón nomas! Peló un pedazo grueso y duro, que me hizo abrir las uñas. Fue rápido y sin contemplaciones. Total y un poco violento. Cuando me dio los últimos empujones de su acabada, me dio vuelta el rostro y con esa jeta enorme me dio un beso de lengua largo.

Se separo y se subió los calzoncillos, previo limpiarse con un pañuelo. Se abrocho el pantalón y me dijo: ¿de acá te queda cerca?...si...a tres cuadras. Y me bajo.

Yo quise decirle que era hermoso pero se fue.


ÚLTIMOS COMENTARIOS