FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Mi experiencia en el 39

No sabia si era mi imaginación pero lo vi masajeandose...  La sacó fuera del pantalón y ahí nomas se la mamé... Un domingo hace como 6...

No sabia si era mi imaginación pero lo vi masajeandose... 
La sacó fuera del pantalón y ahí nomas se la mamé...
Un domingo hace como 6 meses atrás tipo 2:30 am, después de salir del cine Box de Laprida y Sta. Fe, espero como tantas otras veces el 39 en esa esquina.
Veo que llega, subo y me voy directo al último asiento junto a la ventanilla del lado del conductor.

Creo que es el único colectivo de la 39 que tiene doble asiento de cada lado (mas privacidad, ideal para manosearse sin que te vea el chofer, solo o acompañado). Pues bien, el hecho es que como había un flaco sentado al lado del asiento donde quería ir yo, le pido permiso y me da lugar a que pueda pasar.

No se si había sido mi imaginación en ese momento porque me pareció que este flaco estaba con la mano "masajeandose" el bulto (unos 35 a 40 años, morocho, onda obrero u operario de fabrica a juzgar por la hora, pantalones largos tipo ad*das, gorro de lana y bolsito de mano) como JAMAS había tenido "experiencia" en un transporte público, ni lo miraba, pero al rato él, sentado al lado mio, comienza a pegarse a mi y empuja con su pierna la mía.

Miro de reojo, efectivamente seguía manoseándose, ahora con la mano dentro del pantalón. Soy algo tímido ante estas situaciones, pues como dije, nunca me había pasado en un transporte, pero en este por suerte solo había un hombre durmiendo en el otro extremo de la fila de asientos trasero con la cabeza apoyada en la ventanilla. Yo estaba que explotaba de calentura, así que me animé y le agarre la pija cabezona que tenía.

La saca fuera del pantalón y ahí nomas se la mamé... obviamente en el trayecto hacia Chacarita iba parando para dejar subir o bajar pasajeros, esos momentos eran los únicos que teníamos para disimular. Cada vez que me inclinaba a saborear esa verga mojada, el chabon me metía mano en el culo mientras sentía el latido de su pija dentro de mi boca.
Por suerte unas cuadras antes de llegar me acabó en la boca y escupí por la ventanilla. Bajamos los dos en la estación Lacroze, donde tenía que tomar el tren, pero él cruzó la avenida y se fue caminando para el lado de Corrientes. Nunca viví una experiencia tan caliente.

Me fuí a casa satisfecho de haberme comido la pija de ese chongazo...

Edu

ÚLTIMOS COMENTARIOS