sábado, 27 de diciembre de 2014

Tercera edad y jóvenes violentos

La tercera edad comienza a los 65 años y no significa que termine
la actividad sexual. En la tercera edad se puede tener una vida sexual plena.
No sé por qué estoy escribiendo esto hoy... siempre entro al blog para leer y mirar y a veces encuentro cosas que me parecen interesantes y otras no. Pero la mayoría de las veces no quiero escribir porque me parece inútil. Encuentro tanta agresión, tanta histeria en los mensajes, que me desaliento.
La gran pregunta que me hago es ¿qué pasa en la sociedad que hay tanta agresividad? porque si uno atiende a las informaciones, salta por todos lados. Esto me ocurre leyendo la nota que ha escrito Carlos León y viendo la cantidad de respuestas agresivas a la misma.

Homofóbicos agrediendo a todo lo que no les gusta, pero también padres que insultan y golpean a los docentes de sus hijos. Vecinos que cagan a palos a otros. Padres, hermanos, tíos, abuelos que abusan de menores de cualquier sexo... La violencia está fuertemente instalada en la sociedad. Y como no puede ser de otro modo, los homos, como parte de esa sociedad, cargan también la violencia (Y así nos encontramos con homos homofóbicos violentos)

¿Cuántos comentarios calificando despectivamente al otro se encuentran en las intervenciones? ¿Se han puesto a contarlos los administradores? Supongo que no… Cuántos hablan, por ejemplo, de los “viejos asquerosos” con los que los que los que escriben, se encuentran? ¿por qué? Muchos han cuestionado esto pero, como dice Carlos Leon de las personas con las que se confiesa: “no escuchan…”. Sí… No quieren escuchar, no quieren razonar…

A veces los veo en el sauna a esos jóvenes violentos, apartar con un golpe la mano de algún veterano que tal vez, sólo quiere tocar una pija joven. ¿Qué necesidad interior, qué problema, tiene ese violento, que lo hace actuar así? ¿Por qué el desprecio al otro y en particular, el desprecio a la vejez? Aunque hay que decir también que no todos son iguales. Hay jóvenes amables que apartan manos viejas con una sonrisa y un ademán suave. (Como pueden ver, en el sauna, además de disfrutar, me dedico a observar el comportamiento de los demás y me llevo cada sorpresa a veces!).

Hay un dicho que hoy está por todas partes: “La homosexualidad no es una enfermedad, la homofobia sí”. Y le podemos adosar otro, que también da vueltas: “La juventud es una enfermedad que se cura con el tiempo”. La juventud muchachos, es un estado de la vida, un espacio de tiempo, no es una virtud… Quien la considera una virtud, se equivoca…

Pero la agresión a los viejos no es lo único, es tal vez lo más destacado, pero no lo único; las expresiones de desprecio a “Juliancito” es otra muestra. Y se podría seguir enumerando… Adhiero a esa recomendación de buscar un buen psicólogo, muchachos. Un buen analista suele ser muy útil… ¿”Por qué tengo tanta agresividad”? puede ser un buen tema para comenzar el análisis.

Finalizando, ojalá encuentres Carlos León las fuerzas para no dejarte ganar por el desánimo. Es cierto que en muchas ocasiones uno se siente solo. Y que por no poder vencer ese sentimiento, suele hacer cagadas. Pero me parece importante determinar, en primer lugar, si a pesar de lo jodida que a veces nos parece la vida, uno quiere vivir. Y si es así, cómo quiere vivir. Y definidos esos parámetros, marcarse el rumbo. Y TRATAR de no apartarse. Que los demás sean como quieran ser. Que se caguen la vida si quieren (como al parecer quieren hacer esos que, a pesar de tu advertencia, no toman recaudos pudiendo hacerlo). Pero uno debe tratar de mantenerse en su rumbo.

Saludos. M. 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, ciertamente no comparto la violencia, pero al mismo tiempo me parece violento estar en un sauna y que un hombre te ponga una mano encima (responder violencia con violencia está mal, pero es generalmente una respuesta casi natural), no visito muchas teteras, pero he ido a comer alguna hamburguesa y luego al baño y mientras los demás estaban es sus asuntos hombres mayores de 50 paseando por el baño intentando tocar y al mismo tiempo exponiendo el pseudoincognito de la situación, algo que genera descontento por el grupo de los "jovenes" y lleva a generalizar el comportamiento de cierto grupo etario. Hoy tengo 27 y aún tengo la suerte que en la calle me quieran levantar, pero cuando pase el tiempo no pretendo exigir e los demás el contacto, esas cosas siempre son de a 2, saludos

Anónimo dijo...

Que pelotudez

Anónimo dijo...

Bueno, tengo 19 y si hay "viejitos" que quieran un pete que me escriban... La verdad es que naci en esta generacion violenta, yo no soy asi. Salgo con mujeres mas grandes porque me parecen muy putas las de 17,18,19. y me gusta tambien de vez en cuando chupar una pija. Cuantos mas años tiene la otra persona, mejor te trata, lo digo por experiencia... martolopez94@gmail.com soy de capital

Anónimo dijo...

Hola la publicacion y no por desmerecer a otras me llamo mucho la atencion, es lo mas acertado que leí coincido con varios puntos y es un poco el resumen de varias publicaciones polemicas y la mismas reacciones casi sistemáticas en todas ellas"la violencia verbal" que sigue con intolerancia altisima, lo positivo!!!!! de todo esto, es que alguien lo noto (no todo esta perdido) y no solo eso decidio puaplicarlo, expresarlo. Es muy muy importante! Mil veses mas producctivo que seguir leyendo indignarse y descalificar al que publica al que opina y a todo el queno piensa igual o parecido sea cuak sea el tema.Sin irme demaciado por las ramas.Segui escribiendo M !!

a full siempre dijo...

Me gusto el artículo y tenia muchas ganas de escribir algo al respecto. Desde la agresión al físico ajeno, el que no es armonioso y por eso se gana la burla. Aquel que insulta al que no se cuida, o el que le encanta tragar Leche de un desconocido. Es muy fácil señalar, criticar y juzgar, es mas fácil eso porque permite desviar la atención de nuestro propio "error" y aliviarnos la culpa al sentir que lo que hacemos no está bien. En el momento que queramos opinar sobre la conducta ajena o propia, antes hacernos la pregunta "quien lo dice?"

Anónimo dijo...

en los saunas es habitual que si no te gusta alguien que te "avanza" le digas simplemente no o le saques la mano (saques dije…con tacto). Igual aclaro: soy maduro (50 años) y les aseguro que son mas los pendejos que avanzan sobre los maduros que viceversa…por lo menos en Homo Sapiens que es que frecuento. A mi en lo particular, prefiero alguien por arriba de los 35 que un chico recién salido de la adolescencia. Igual a idea es ser respetuosos y entender que estar caliente no significa estar "regalado" a lo que venga.