FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Un rastafari en el Burguer!

Si lo ven hagánle un pete, obvio! Si van al mediodía los dias de semana, tipo 12, o a la tarde despues de las 18, esta buenisimo. Siem...

Si lo ven hagánle un pete, obvio!
Si van al mediodía los dias de semana, tipo 12, o a la tarde despues de las 18, esta buenisimo.
Siempre dia de semana, fines de semana es imposible, muchos niños.
Puede haber algun que otro tipo mayor y/o poco agradable a la vista, pero  paso a detallarles mis dos mejores experiencias.

Pase antes de tomarme el tren un dia a eso de las 20, porque realmente queria mear. Habia leido en este hermoso sitio que era alta tetera, lo cual  me daba un poco de ansiedad y cosquillita en la panza. Me pongo a mear en  el mingitorio del medio, al lado un tipo de unos 40, corpulento, morocho.

Termino de mear, veo que habia accionado el boton del agua mas de una vez.
Flasheé que era algun tipo de señal (quizas lo es, no se) y le miro la pija.

Estaba mas dura que Calamaro: gruesa, morocha, cabezona, muy linda.
Me puso al palo de una y empezamos a pajearnos uno al otro, hasta que baja
a chuparmela y me siento en el cielo. Me la chupo unos minutos mientras yo
temia que alguien entrara, pero a la vez la adrenalina me calentaba mas. Me
empezo a tocar el culo, lo pajeé mas y no aguante, acabe ahi nomas.
Sali descargado y caminando por Santa Fe de lo mas contento.
Otro dia, al mediodía decidi ir a almorzar y ver que onda. Antes de entrar
veo como un rubio de rastas deja su bicicleta y me desperto la calentura
solo verlo. Ni siquiera entró al local, pero me cabió toda su onda de una.
Pido mi comida y me dispongo a sentarme cerca del baño, a comer, estudiar
un toque y ver que onda, obvio.

Pasan 10 minutos, desfile de señores y muchachos que evidentemente solo
iban a mear, asi que me dedico a leer mi apunte y boludear con el telefono.
Hasta que de golpe, se sienta a leer un libro alguien enfrente mio, de espaldas.

Me llamó la atencion que no tuviera comida, que no estuviera esperando a
nadie, que justo eligiera ese lugar, que tambien leyera.
Pero mas que nada, me llamaron la atencion sus rastitas rubias y su pelo
rapado. Era el mismo exacto flaco que habia visto en la entrada, ese que ni
siquiera entró, ese que parecia un musico de alguna banda de reggae cheto,
un militante de algun partido de izquierda, alguien que nada que ver.
Se dio vuelta disimuladamente y su ojo azul me miro dos segundos de reojo.
Otra vez.

Cerró el libro.

Se para y antes de enfilar para el baño, me mira de reojo, con una evidente
calentura.

Guarde todas mis cosas, tome rapidisimo toda la horrible Sprite zero que
habia pedido y me fui al baño.
De los nervios, se me enganchó la mochila en el picaporte y me senti el mas
pelotudo del mundo, el me ayudó a desengancharla y me acaricio la mano, re suave. Hasta tierno.

Me meti en el unico cubiculo abierto, dedicandome simplemente a poner dura
mi verga. Miro de refilón hacia el espejo y el rubio estaba con la chota al
aire enfrente al espejo, arriesgadisimo, ya que el baño estaba abierto y
podia entrar cualquiera.

Cabeceo como para que entre conmigo, accede.
Tenia una pija hermosa, rosada, gruesa, cabezona. El plan venia solamente
de paja, y como noté que tenía fimosis, se la hice lo mas cuidadosamente
posible, indicandole tambien que yo no tengo prepucio y que con mi cabeza
si podia jugar todo lo que quisiera, que me encanta.

Me pregunto cosas como si era activo o pasivo, le dije que ambas cosas, el
dijo que tambien. No podia creer como en ese baño con olor a meo y con Lalo
Mir de fondo podia estar pasandola tan bien con alguien desconocido.

Por eso le pregunte si besaba, queria saborear esa boca rodeada de barba
rubia.
"No, disculpá", me dijo, con los ojos mas azules que vi en mi vida en un varón.

Nos avisamos antes de acabar, acabamos mucha leche, yo en particular
mientras el me acariciaba los huevos, trabando la puerta y evitando que se
viera su pelo por encima del cubiculo y se hiciera evidente que estabamos
ahi adentro.

Le comento que no hay papel y me dice "me jodés" sonriendo amigable. Se  fija si hay alguien, salimos los dos. Un pajerisimo espectador nos miraba  desde un mingitorio, alguien cuya cara ni recuerdo, cegado por el momento genial que me hizo pasar mi furtivo amigo de ojos azules.

Termino de lavarse las manos primero, salio y al salir yo no pude verlo por  ningun lado. La tierra parecia haberselo tragado, mientras yo bajaba las  escaleras del Burger con un lindo dolorcito de pija.

Es el dia de hoy que me sigo pajeando pensando en vos, rasta rubio de ojos azules de ese mediodia, arrepintiendome de no haberte peteado o haberte
sacado el whtassap.

Tan solo acordarme de tu torso, de tu musculosa de Breaking Bad, de tu preciosa chota, de los pelos rubios en tus huevos, en tus axilas, de tu cabeza semi rapada con crestita, de tu mochila, me acuerdo y se me pone dura.

Yo era ese rapadito con la remera de Kurt Cobain.
Si por esas casualidades del mundo lees esto, no me mandes mail, dejate un contacto en un comentario asi nos podemos ver de vuelta

Y si alguien mas lo ve, haganle saber que alguien lo busca, que tiene una
chota hermosa y que vale la pena operarse de la fimosis.

Y háganle un pete, obvio.


Abrazo a todos y gracias por leer.


Ale | alejandro.garrone@hotmail.com

ÚLTIMOS COMENTARIOS