lunes, 28 de septiembre de 2015

Mi amigo hetero: cerveza , puchos y...

[avatar user="LuisMJ" align="left" /]

Con mi amigo nos conocemos de jardín infante hicimos primaria y secundaria juntos, en muchas oportunidades  me solía quedar en  su casa 


Dejando atrás esta pequeña parte de mi adolescencia me remonto a esta etapa de mi vida, hoy con cuarenta años , me sigo viendo, compartiendo alguna salida con ese viejo amigo de la niñez y adolescencia que tantas fantasías solía despertar en mi  y con quien nunca me confesé,  mucho menos tocarlo.



[caption id="attachment_7640" align="alignright" width="400"]Mi amigo hetero Luego llevo mi mano a su bragueta y note que tenia dura la pija ¡Estaba al palo! ¡A punto caramelo! Era esa noche o nunca.[/caption]

Como el ya esta casado y tiene tres hijos nuestras salidas no son muy frecuentes ( vale aclarar que el hasta esa noche no sabia que yo soy gay) siempre  salimos a bares a tomar cerveza y partidito de pool  con el resto de nuestros amigos,  esa noche no fue la excepción como se trataba del cumple de otro amigo también de la adolescencia nos juntamos en el mismo bar de siempre  picada, cerveza, cigarrillos y pool, algunos de nuestros amigos después de varias cerveza estaban  tratando de levantarse alguna que otra señorita  que estaban en el bar, con mi amigo nos quedamos los dos solos en la mesa hablando, tomando y recordando viejas épocas.


Cuando me di cuenta de la hora ya habíamos tomado bastante, mi amigo no podía pararse de tremenda borrachera, nos subimos al auto y decidimos llevarlo a mi casa porque si la mujer lo veía así se le armaba bardo, llegamos y lo tuvimos que bajar entre dos, lo agarramos del brazo y lo llevamos adentro y suavemente lo dejamos caer sobre un sofá que tengo en el living, quien nos llevó se despidió de mi y se fue, ¡Al fin quedamos solos! Lo mire y dije: este esta noche  es mío, lo tenia ahí en mi sofá completamente dormido, tan varonil, con barba de dos días y de respiración profunda, quedaron atrás la imagen de niñez y ahora veo un rostro de un hombre, me acerco a su boca y le huelo el aliento a alcohol mezclado con tabaco mas morbo despertó en mi le doy un suave beso  en la boca, luego llevo mi mano a su bragueta y note que tenia dura la pija ¡Estaba al palo! ¡A punto caramelo! Era esa noche o nunca.


Estaba decidido a comerme ese macho hetero que despertó infinitas fantasías en mi adolescencia, al que le había dedicado infinitas pajas.


Decidido, le baje los pantalones, le saque los zapatos, los olí, le quite la camisa, la olfateé, mientras le saco la ropa  siento su perfume, ese olor a hombre, a macho me volvía loco. Quería que ese hetero que tenia a mi disposición me cogiera y me partiera al medio, deseaba con mucho fervor convertirme es su puto para que hiciera de mi lo que quisiera, pero eso no iba a ocurrir....


amigosLo que si sucedió es que le chupé la poronga que tantas veces me imagine chupando, ahora se hacia realidad, se la chupaba  subía y bajaba interminablemente con mi boca deslizándose suavemente por su pija erecta bien al palo, le chupo los huevos, noto que estaban cargados  de leche super contenida esperando por mi, mientras seguía chupándolo, me saco yo toda mi ropa quede completamente desnudo junto a ese amigo que tanto deseaba tener,  yo seguía chupando con mucha intensidad  con lujuria y desenfreno, de pronto mi amigo se despierta y ve que estaba  desnudo en mi cama y yo chupándole la pija.


Reaccionó de la peor manera, agarrándose la cabeza, diciéndome que sabía que yo era puto, repetía: Yo sabía!


Lo único que atiné a contestarle fue: vení, está todo bien solo te chupe la pija, se tranquilizó, volviendo a la cama, se tocaba el culo, su culo hetero -como inspeccionando si había abusado de él y también se tocaba la pija. Nos miramos y su verga se vuelve a poner tiesa entonces tras una mirada de un segundo, volví a a chupársela y el no hace nada por detenerme  , lo siento gemir, le estaba gustando  y me dice entre gemidos: ¡Uy puto te gusta la pija! ¡Como te la comes hijo de puta! ¡Que bien la hiciste puto ahora te quiero coger ya que vos me chupaste la pija y los huevos!


Entonces sobre la cama me puse en cuatro  me estaba entregando a ese macho para que haga de mi su puta, de pronto siento su pija dura entrando en mi despacio pero con firmeza, dando empujones suaves y delicados -como solo los heteros dan-  pero otras veces  mas rudo  con mas fuerza, y me dice: ¡Si puto te gusta la pija! ¡Mira como te la comes!  -Mientras gemía y yo gemía- Gritaba por el dolor intenso pero muy placentero  que provocaba esa enorme pija deslizándose, entrando y doliendo de mi culo con cada movimiento y con cada empujón de su verga en mi orto sentía que sus huevos  chocaban contra mis nalgas  ese par de huevos  tenían una cantidad de leche que yo estaba dispuesto a ordeñar.


La envestida era cada vez mas fuerte estaba acabando, ni bien termino se quedo un rato sobre mi con su pija dura todavía metida en mi culo -latiendo- la saca despacio  sin mediar palabras entra al baño  se pega una ducha, se viste  y antes de irse me dice: "La chupas muy bien  y que buen orto tenes amigo"


Puto te voy a coger muchas veces mas -ojo, me dice cómplice mientras me toca el culo- esto queda entre nosotros dos  -me sonríe me da un beso en la mejilla- y se va...


6 comentarios:

Anonimo dijo...

buen relato

Leo dijo...

CORRECION: "ENVESTIDA" SE ESCRIBE. ""EMBESTIDA"

Jose Accion dijo...

Lamento, con el inicial "sabía que NO iba a ocurrir" deschavaste que la primera parte PUDO haber sido cierta pero NO la segunda QUE HUBIERA SIDO COMO A VOS TE HUBIERA GUSTADO que culminara (y a muchos de nosotros aunque NO es mi caso)
Cabe analizar dos factores bastante reiterativos:
Muchos heteros (hombres y mujeres) concientemente o no recurren a la borrachera para quedar merced en general de sus compañer@s y si es que le dan "bolas" o albergue.
Estos pretendidos "inconmovibles" en su elección sexual y social, así quedan habilitados
a ELUDIR Y RECHAZAR (indignadísimos por supuesto a pesar en que en muchos casos son evidentes y como "pedidos a a gritos" el hecho que pudiera ocurrir homosexual y cargarlo como supuesto abuso encima.
Por lo tanto NO es recomendable prestarse a "acoger" compañer@s o amig@s
"nada que ver" (supuestamente)
Diferente a que te inviten pero por ahí nomas.
Aparte, contaré una anécdota mía al respecto.
Y falta una última consideración: ¿ porque en éste tipo de "abordaje" el "anfitrión" siempre es pasivo?
En realidad son los mas, "abusadores" ,
a los cuales se puede hasta extorsionar como violadores.
Confieso que ése sería mi tendencia, pero tendría consecuencias mucho mas graves porque APARENTEMENTE Y SI OBJETIVAMENTE,
NO HABER SIDO CONSENTIDAS. Tener cuidado.

Jose Accion dijo...

Una duda que queda (y para todos éstos casos)
es que si tu amigo no tendría conciencia que serías gay.
Por la reacción diciendo "que lo sabía" parece que si
(otro caso de doble "moral")
Es muy honesto de tu parte exponer que ya te hacías la idea o te imaginabas,,,
y "que querías tener" Lo imaginado o ficción, no difiere mucho al concretarse, en un hecho real, de la emotividad y predisposición original.
Felicitaciones por el relato, pone en evidencia muchas cosas que no siempre quedan claras.

fran dijo...

la historia es hermosa lastima tan irreal si estaba borracho y dormido solo un puto se puede imaginar que su amigo eterooooo la tenia parada.y que despues lo termino cogiendo mucha imaginacion y poca verdad .pero buena igual

Beto coreno dijo...

Como me gustaría algo así!!