jueves, 17 de diciembre de 2015

Zonas corporales



cuerpos03


Puede decirse que un cuerpo total en toda sus partes, extensión, es una zona erótica o también decir que nuestros cuerpos tienen una multiplicidad de zonas eróticas.


No hay razón instintiva por la cual se puede ser corporalmente insensible, sin embargo las distintas historias de vida muestran que muchas zonas han sido reprimidas o anestesiadas.


Cualesquiera de las experiencias fetichistas son formas de explorar esas partes y volverlas placenteras, es decir  transformarlas de insensibles a sensibles.


Algunas funcionan como la llama inicial que va a ir provocando el fuego corporal completo. También esas mismas y muchísimas otras pueden convertirse en la zona central en la cual se concentra el deseo y el goce.


Este capítulo a modo de ejemplo muestra algunas de ellas. Los futuros participantes de este espacio fetichista irán haciendo sus aportes relatando sus propios descubrimientos y placeres.


Algunos comentarios y muchísimas fotos y expresiones artísticas describirán mejor:



No hay comentarios: