FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Nosotros y las ITS

ITS | Consultorio de Ale K| Hace muchos años comentaba en una columna sobre HIV lo siguiente: Todas estas seguridades, se desvanecen cuando ...

ITS | Consultorio de Ale K|

Hace muchos años comentaba en una columna sobre HIV lo siguiente:

Todas estas seguridades, se desvanecen cuando el medico te sienta y te dice: “Tengo que darle una mala noticia, el HIV dio positivo”.

Esa columna era Activo, fashion y con SIDA hablaba sobre concientizar sobre el contagio del HIV y sobre todo de destruir ciertos mitos que hay en la población con respecto a que forma y quienes nos pueden contagiar.


 

[avatar user="AleK" align="left" /]

itsEn mi consultorio escucho a veces a pacientes noveles portadores que no lo pueden entender

  • Porque se contagiaron de un joven cuerpo de 22 años.

  • O porque el efebo en cuestión era musculado, hacia deporte, alto, rubio, cero onda y que no frecuenta la noche gay.

  • O que es abogado, medico, contador, como si un titulo universitario le diera inmunidad

  • O que es de buena familia, ¡ya no se puede confiar en nadie!


Han pasado los años y mucha agua bajo el puente, así y todo muchas veces ni los médicos ni los científicos se ponen de acuerdo en las formas MINUCIOSAS DE CONTAGIO.

Qué y de que forma nos pueden contagiar.

Algunos médicos dan por sentado que aquellos que están chequeados, o sea esos pacientes portadores HIV+ que al menos tienen dos chequeos por años, tienen carga viral indetectable y toman su medicación ya no contagian, o tienen mínimas probabilidades y podrían hacer sus vidas tranquilos, lo que no significa sin riesgos. Los científicos son más cautos a la hora de arriesgar y dicen que no es tan así. En los seminarios y clases a las que concurro, siempre se toca este tema, es muy frecuente hablar de las formas de contagio, de lo que se habla poco es del azar.

Como todo en la vida el azar siempre juega un papel importante en cada acción que emprendemos, hasta la de estar desnudo cuerpo a cuerpo con otro. Nunca sabemos quien es el otro. EL OTRO muchas veces tiene vergüenza de su vida o las cosas que hace y como no se lo blanquea a si mismo, LO NIEGA, de seguro lo negará ante nosotros, entonces volvemos al principio, lo único que nos queda es llevarnos por nuestro instinto, para hacer valer nuestra seguridad.

¿Pero que hacer con la teoría del regalo? Muchos jóvenes y me refiero a los muy jóvenes quieren sacarse el tema de encima y dicen: si me pesco el bicho tomo una pasti y sigo mi viva como si nada…

Hemos entrado en la ERA DE LA PASTI, la pasti, para estas personas es portadora de alegría y desprejuicio por la vida, digo, me pueden desinhibir en una fiesta, como dejar crónico ante una enfermedad que hasta no hace mucho era mortal. ¿Es esto un reduccionismo? Si lo es.

En esta línea de pensamiento y de seguir mi vida como si nada no se registra preocuparme por el otro y acá entra otra vez el azar, las conductas sexuales marcan una tendencia azarosa en el contagio, pero la posibilidad de contagio siempre está ahí, agazapada.
Pero focalizados en el HIV de algo que tampoco se habla en nuestra casi desmantelada salud publica es de la epidemia de sífilis que está ocurriendo en este momento.

Las enfermedades de transmisión sexual, también conocidas como ETS o ITS (infecciones de transmisión sexual), son enfermedades infecciosas que se contagian de persona a persona por medio del contacto íntimo. Las ETS afectan a hombres y mujeres sexualmente activos de todas las edades y procedencias (independientemente de si son ricos o pobres).

Lamentablemente, las ETS se han convertido en una afección común entre los adolescentes. Debido a que los adolescentes corren mayor riesgo de contraer ETS, es importante aprender qué medidas de protección se pueden tomar.

Las ETS son más que un motivo de vergüenza. Son un problema de salud grave. Si no reciben tratamiento, algunas ETS pueden producir daños permanentes, como esterilidad (incapacidad de tener hijos) e incluso la muerte (en el caso del VIH/SIDA).

 

Cómo se contagian las ETS


Uno de los motivos de la propagación de las ETS es que las personas piensan que sólo se pueden contagiar si tienen relaciones sexuales. Eso no es cierto. Las personas pueden contraer algunas ETS, como el herpes o las verrugas genitales, a través del contacto de la piel con una zona infectada o con úlceras.

Otro mito sobre las ETS es que no se contagian por tener sexo oral o anal. Eso tampoco es cierto, porque los virus o las bacterias que ocasionan las ETS pueden ingresar al cuerpo a través de pequeños cortes o desgarros en la boca y el ano, así como en los genitales.

Las ETS también se contagian con facilidad porque son infecciones que no se notan. De hecho, muchas personas con ETS ni siquiera saben que las tienen. Estas personas corren el riesgo de transmitir la infección a sus parejas sexuales sin darse cuenta.


Algunos de los factores que aumentan las probabilidades de contraer una ETS son:


Actividad sexual a temprana edad. Cuanto más pronto el individuo comience a tener relaciones sexuales, mayor será su probabilidad de contraer una ETS.

Multiplicidad de parejas sexuales. Las personas que tienen contacto sexual (no sólo relaciones sexuales, sino cualquier tipo de actividad íntima) con muchas parejas diferentes corren mayor riesgo que aquellas que siempre tienen la misma pareja.

Relaciones sexuales sin protección. Los condones de látex siempre deben utilizarse, ya que son la única forma de anticoncepción que reduce el riesgo de contraer ETS. Los espermicidas, los diafragmas y otros métodos anticonceptivos pueden ayudar a prevenir el embarazo, pero no brindan protección contra las ETS.

ÚLTIMOS COMENTARIOS