sábado, 17 de noviembre de 2018

Garche inconcluso en Humberto Iº

Por Martin Brightside - Me iba a juntar con unos amigos en San Telmo, y se me ocurrió probar suerte por Humberto 1º, que me alargaba un poco más el viaje, pero si el baño estaba abierto, siempre da buenos resultados. 




Y si! El baño estaba abierto. Entro y estaba saliendo uno. Los box vacíos. En los mingitorios, un pibe morocho contextura promedio, veintipico, pelo corto estaba en el que estaba cerca de la puerta, el del medio vacío, y en el de la pared un tipo ya grande, onda cincuentón, robusto, de esos que se les nota el yire. Era evidente que estaban en la onda.

Me puse en el mingitorio libre, y no paso mucho tiempo hasta que mande mano al pibe de al lado de la puerta. La tenía gomosa, pero a fuerza de paja fue creciendo hasta quedar dura y de buen tamaño. Ahí me agarro la cabeza y me la puse a chupar, mientras el vigilaba la puerta y el cincuentón me mandaba mano por todos lados. Estábamos a full! El pibe largaba precum a pleno.

Parecía que a en cualquier momento acababa, pero no, seguía ahí, al palo y gozando esa mamada furtiva. En eso entraron un par. Uno que era claro que andaba en la misma, y otro con cara y actitud de pocos amigos. Ambos se metieron en los boxes. Lo seguí pajeando con mucha carpa al pibe, hasta que el poco amigable salio. Se volvió a poner a vigilantear la puerta, y cuando le apoye los labios en la chota, salio el otro pibe. No hacia mucha falta disimular, el pibe era claro que estaba en la misma, pero se fue a las bachas. 

En eso le hago un gesto al pibe de ir al box mas alejado de la puerta. El tenía un bolso de mano grande que tranquilamente podía tapar todo el hueco abajo de la puerta. Mientras me iba mandando al box, el pibe le hace señas al cincuentón de que haga de campana. Pero el tipo no se si no entendía o que, pero se quedaba ahí dando vueltas sin hacer nada útil. Mientras yo se la seguía chupando al pibe. No se animaba a meterse al box por miedo a que caiga la cana. En eso me manotea un toque el orto, y yo ya re jugado directamente me bajo los lompas y dejo que me dedee.

Obviamente no se conformo con dedear. Le pase un forro y me la puso de una. Estaba tan caliente que entro de una a fondo! El pibe me empezó a bombear con furia.
"Que abierto tenes el culo! Bien mojado y calentito, parece una concha! Ya te cogieron hoy que lo tenes así?",
me iba diciendo mientras bien agarrado de mi cintura me daba masa. Así estuvimos un buen rato.

Ya me estaba preguntando como quería que me acabe.

Llegué a decirle que me llene el forro adentro, pero de repente me la saco. Yo pensando que había entrado alguien me encerré y banqué un toque antes de volver a abrir la puerta. Pero no escuche a nadie que se metiera en otro box.
Abrí la puerta, esperando que este pibe este ahí esperando que le termine de sacar la leche, pero ya no estaba. No había nadie. Solo el cincuentón.

Me quede con toda la calentura encima!!! Ya había pasado mucho tiempo ahí adentro y estaba llegando tarde a encontrarme con mis amigos así que yo también me fui y seguí camino.

1 comentario:

Anónimo dijo...

cuanto tiempo estuviste mas o menos?