lunes, 9 de septiembre de 2019

Un coitus interruptus y mi DNI

Por Matias Savedra | Relatos de los lectores | Hace tres meses me robaron, entre esas cosas todos los papeles y documentación que tenía en la mochila. Cuestión que saque turno para tramitar nuevamente el documento en la sede de Paseo Colon.  


Sacando el documento: 

Era un día por la mañana si bien pensé que iba a haber mucha gente cuando entre me encontré con el lugar bastante vacío, solo algunas personas haciendo tramites y los empleados. Ni bien entro, llegando a los bancos donde esperas a que te llamen a una de las cabinas, me cruzo de frente con un tipo que se ve estaba saliendo, se estaba rascando el bulto y mi mirada fue inevitablemente a mirar fijamente el movimiento de su mano. Para mi sorpresa el tipo se rescató, se frenó y volvió a agarrarse el bulto, esta vez lento y mirándome. Yo me puse un poco nervioso, el tipo se sentó y yo pase por adelante de el para sentarme a unos asientos de distancia. De a ratos lo miraba y el seguía con su mano cerca del bulto. Llaman al siguiente y yo lo miro, técnicamente él había llegado primero y me dice que pase primero yo. Mientras me atendían me daba vuelta y lo miraba, el seguía ahí, sentado con la mano en el bulto y mirándome. No había tanta gente como para confundirme, el tipo buscaba algo. Al pasar a la última cabina donde te sacan la foto me di cuenta que el tipo iba avanzando para tenerme a la vista, claramente no tenía ninguna tramite que hacer ya. Hasta que se queda cerca de la entrada de los baños. 
Era un hombre de unos casi 40, ancho de espalda, morocho de barba con algo de canas, llevaba un jean y una campera que me pareció era para moto, me daba mucho morbo que tuviera esa onda hetero y encima en un lugar de trámites donde no esperaba levantar ni ahí. Termino mi tramite, me quedo acomodando los papeles en un banco cerca de donde estaba el. Cuando termino entro al baño pasándole por al lado, al entrar me encuentro con un pibe de limpieza, le pregunto si se puede usar el baño y me dice que sí, que ya estaba terminando. Me meto voy a uno de los mingitorios, el tipo entra atrás mío y se mete en una cabina. El de limpieza se va y yo paso a lavarme las manos justo al lado de la cabina. El baño era amplio, lo que tenía de bueno es que los mingitorios estaban al lado de la puerta pero tenían una pared que los ocultaba por lo que te daba tiempo de darte cuenta si entraba alguien. El tipo se estaba pajeando en la cabina, nos miramos y yo entro de una. Empezamos a chapar fuerte y yo manoteo su pija que estaba en proceso de ponerse bien dura, una pija morocha medio curvada hacia un lado, hermosa. 
El tipo me busca la cola de una, intentando entrar en mi pantalón. Nuestras respiraciones fuertes eran lo único que se escuchaba, su pija ya estaba dura y caliente en mi mano. El tipo para y me lleva para el lado de los mingitorios que estaban menos expuestos. Me pregunta la edad (23) y se sonríe desabrochándome el pantalón para buscar mi ojete, seguimos chapando contra la pared frente a los mingitorios mientras lo pajeaba, ya le estaba babeando la pija así que baje a chupársela, el tipo no podía más, se agarraba la cabeza mientras lamia dos dedos y jugaba con mi culo. Yo se la chupaba con ganas, hasta el fondo, hasta que me agarra con las manos la nuca y me empieza a coger la boca haciéndome atragantar, todo eso en el baño de ese lugar, increíble. Volvemos a chapar y el tipo abriendo con una mano mi cola y con la otra buscando meterme los dedos. Me da vuelta y se agacha, me chupa la cola y muerde los cachetes, yo no podía más pajeándome y haciendo fuerza para no gemir, me mete hasta dos dedos. Se para apoyándome esa verga bien, husmeando en las nalgas, me agarra del cuello y me besa, frotándose. 
En eso se escucha la puerta, cortamos todo, el sale rápido para el lavamanos mientras yo me quedo en el mingitorio arreglándome un poco los pantalones. La persona que entro fue directo a una cabina, el tipo me saca charla "normal" sobre los trámites mientras relojeaba a quien había entrado y después pasa a la otra cabina libre haciéndome seña que espere. Yo paso al lavarme pero en eso entra otra persona, el empleado de limpieza. Termine de arreglarme y salí porque me dio cosa que el de limpieza se diera cuenta. Tuve la pija al palo todo el camino de vuelta a casa.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo quiero, me gustaría comerme una pija

Martin dijo...

Uhhh así vale la pena ir a hacer tramites

Anónimo dijo...

Yo te la chupo, pásame tu celu

REVELACIONES: A pelo y sin culpas?

REVELACIONES: A pelo y sin culpas?
Hace CLICK en la foto

ULTIMOS COMENTARIOS