FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Morboseando en el Lavalle VIP

Federico Edwards |  El lunes me pegué una escapada del laburo y me mandé al Lavalle VIP. Jamás me hubiese imaginado que el pibe que se ...


Federico EdwardsEl lunes me pegué una escapada del laburo y me mandé al Lavalle VIP. Jamás me hubiese imaginado que el pibe que se metió en mi box me daría una de las experiencias más morbosas de mi vida. 
Como siempre, pedí una máquina de las de atrás -esa es la zona donde uno sabe que te pueden tirar la goma sin problema. Caminé despacio hasta mi box, acechado por la calentura del momento y maravillado por los paquetes que veía a mi alcance. Me topé con varios personajes, uno más caliente que el otro: uno era el típico que tenía la puerta de su box entreabierta, manipulando una pija hinchada frente a un monitor con porno gay, otro era un flaquito, medio petisón, pinta de tímido, me clavó fijo la mirada y me tanteó el bulto cuando pasé a su lado. No era tan tímido como pensaba.
Llegué a mi máquina y el pantalón ya me apretaba, tengo una pija gruesa que delata fácilmente la erección, más todavía con los pantalones de vestir que uso para el laburo. Me la acomodo un poco dentro del slip, y me seco con la punta de los dedos el chorrito de presemen que ya se había empezado a correr y a humedecer la tela. "La concha de la lora", pensé. Hice lo típico, me saqué el cinto, me tiré en la silla y me empecé a manosear con algo de porno hetero. 
Al toque entró un flaco, al principio me re asusté: era bastante alto, con el pelo lacio que le llegaba hasta por debajo de las tetillas, usaba gorra, pantalón pampero de trabajo y campera deportiva. Le faltaban las gafas negras y podría jurar que era el cantante de mala fama, no sabía si calentarme o tirarme un paso, pero la cuestión es que el chabón desenfundó sin mucho preámbulos una pija tan grande y dura frente a mis ojos que no me dio tiempo a seguir hipotetizando. 
Con algo de fuerza, me presionó la chota contra los labios, que yo me resistía a abrir, realmente no sabía cómo me iba a tragar eso. Ansioso, me la refregó por los labios, los cachetes y la frente sin mediar palabra, mientras me pajeaba la verga y relojeaba el video milf que estaba en la compu. De vez en cuando, me miraba a los ojos y se mordía los labios. Frente a mi indecisión de chuparle la pija (qué rico olor tenía, hay pijas que con sólo olerlas ya se te abre el culo de forma automática), se rindió de rodillas frente a mí y se tragó mi pija de una, a lo que yo me torcí por la sorpresa y la velocidad con la que me estaba manipulando. Mientras la mamaba, sofocaba gemidos de placer y satisfacción, cuyo volumen aumentaba cada vez que mi glande pechaba su laringe, se ve que no morfaba verga hacía varios días. 
Mientras estaba en esa posición, se las ingenió para sacarse el pantalón y las zapatillas, quedando su culo depiladito al aire. Con una fuerza descomunal me agarró de la silla y me trajo para sí, cómo me la chupaba, parecía desesperado, yo le corría el pelo que se le pegaba en la cara y en mis huevos para no interrumpir su entusiasmo salvaje, y de vez en cuando lo agarraba del cuello para ensartarle con más fuerza la poronga dentro de la jeta. 
En un momento se dio vuelta, quería que lo garche, y la verdad que yo paso de esas situaciones en lugares tan expuestos (no falta el pajero que te filma, a pesar de que uno después se haga la paja con esos vídeos) así que le dije que no. Sin decir otra palabra, se sacó del bolsillo del buzo un lubricante que me puso en la mano, se sacó el buzo y la gorra, quedando completamente desnudo y se trepó al escritorio de la PC, quedando en cuatro y con el culo abierto de par en par hacia mí. Inmediatamente, me pongo el gel en el dedo y entro de una, el puto apenas se movió; voy con dos dedos y emitió un quejido chiquito. Qué lindo agujero que tenía el puto, ni un pelito, con dos huevos colgantes que pendulaban bajo su ano, tenía la pija dura a más no poder. Le tendría que haber sacado una foto. 
Envalentonado por su aguante, me embarro los dedos con mucho gel lubricante, y meto cuatro dedos de una, a lo que el puto gimió con un llantito bien marica, lo cual me triplicó la calentura (me encanta que los tipos giman como putitas) y empecé a ablandarle el culo con movimientos circulares. El flaco estaba en las nubes, apretando con su anillo anal mis nudillos embadurnados de gel, de vez en cuando le frotaba la pija en los pies para demostrarle lo dura y caliente que me la ponía esta situación, mi pija goteaba como una tubería rota, por suerte tenía los borcegos negros porque me derramé varias gotas encima de ellos por la calentura. 
Al poco tiempo de tenerlo así, pajeándolo y dilatándolo, saqué la mano y me lubriqué la mano entera, cagaste flaco ahora ese culo es mío y te voy a ensartar como manzana acaramelada, me aseguré de tener todo bien aceitado y mandé la mano de una. Increíble como frunció el culo, arqueó la espalda hacia arriba y abrió muy grandes los ojos, no se la esperaba toda adentro, ese ano latía con mis nudillos completos dentro de su ano. Ya con el puño adentro, me animé a moverlo de a poco, a lo que recibía quejas y gemidos, pero ningún "pará", "basta" o "me duele". Continué así, febril de la calentura, refregando mi chota en sus pies, tocándole la pija y vibrando mi puño cerrado dentro de su culo, cómo me comía la mano, era impresionante la imagen de mi brazo siendo absorbido por su cavidad anal. En un momento se ve que ya no dio más y se empezó a machucar la chota, acabó chorros ENORMES de leche en el mouse y el teclado, no sé si habrán servido después, lo cierto es que la cantidad de leche que ese pibe tenía adentro era proporcional a la fuerza con la que me apretaba el brazo mientras acababa, pensé que me quedaba sin mano. A los diez segundos, tampoco aguanté más y me vine encima de sus pies, el piso y el escritorio, qué enchastrada pegamos con el pibe, había un olor a lubricante y leche insoportable, yo no sé cómo no nos corrieron. Saco la mano y gracias a dios y todos los santos que estaba limpia, se ve que el pibe fue preparado. Le saqué el número y quedé en verlo otra vez, espero que esta próxima se banque dos manos en vez de una. 
https://www.usandbath.com/search?q=Federico+Edwards%2C+

ÚLTIMOS COMENTARIOS