Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Las adicciones sexuales y el vacío existencial

Por Ale K  | Suele creerse (y en la esfera sexual la mayoría de las personas nos manejamos con creencias ), que aquellos que llevan una ...

Por Ale K | Suele creerse (y en la esfera sexual la mayoría de las personas nos manejamos con creencias), que aquellos que llevan una vida sexual sumamente activa están más ligados al placer que el resto de los mortales.
La urgencia de las personas por querer compartir no es nueva. También es un mecanismo adictivo. Este comportamiento lo que hace es evidenciar el intrínseco deseo humano de querer vincularse con los otros. Por lo tanto, quizás podríamos decir que este “problema” no es responsabilidad del fenómeno digital en sí mismo, sino más bien que la incidencia de lo digital está más relacionada con el tipo de información que compartimos y a quién permitimos acceder a ella. Nadie escapa, ni ilustres desconocidos, ni los mediáticos como "Luciano Castro".
Nos encontramos aquí con un primer problema, cómo medir ese “sumamente”. ¿Cuál es el límite entre lo habitual y lo exagerado? Según la época histórica o el grupo social considerado, la frecuencia en que una persona desea sexualmente puede ser visto como habitual o fuera de lo normal. La práctica usual de diversas actitudes sexuales (masturbación, acoso, infidelidad, etc.) no implican necesariamente adicción al sexo.

Para considerar que una conducta sexual es adictiva existen otros parámetros a tener en cuenta:


  • El grado real de satisfacción de la persona en cuestión.
  • La capacidad de controlar sus deseos.
  • La posibilidad de mantener diversas vías de contacto con la vida cotidiana.

El vacío existencial que te llevas cuando salís de la #tetera o del #antro que se te ocurra es de profunda tristeza, aún cuando segundos antes de acabar uno cree que logró todo. Que alcanzó el máximo. Dura segundos. Al rato ya queres ir de nuevo. Es efímero.

La adicción se define por la compulsión de tener que desarrollar determinada acción, más allá de la propia voluntad. La compulsión es un mecanismo psicológico que se diferencia del dejarse llevar por los impulsos. El impulso nos habla de una vivencia placentera de la conducta realizada. La compulsión nos habla del displacer, de la imposición interna de hacer algo (comer, fumar, beber alcohol, tener encuentros sexuales, drogarse, etc.)

Esta conducta compulsiva es llevada adelante por el sujeto para calmar sentimientos negativos vividos como intolerables (ansiedad, angustia, miedo, baja autoestima, vacío, soledad, etc.) La compulsión sexual puede manifestarse de diversas maneras en el individuo: masturbación, acoso, búsqueda constante de un compañero sexual, llevado a cabo con tal intensidad que en ella puede leerse la desesperación por la descarga.

La sexualidad es una energía vital que nos acompaña durante toda la vida y nos impulsa hacia el crecimiento y el equilibrio interior, pero también puede convertirse en una droga que permita descargar o compensar esos sentimientos negativos.

La adicción sexual se observa más en los varones que en las mujeres. Pareciera que existe una explicación filogenética, en relación a que desde los mandatos de la naturaleza, el macho debe impregnar la mayor cantidad de hembras posibles para asegurar la continuidad de la especie. En cambio, la hembra humana sólo puede procrear un hijo por año y debe ocuparse de cuidar a la cría.

Así mismo, desde los mandatos culturales y aún considerando los avances en este sentido hacia finales del milenio pasado, el varón tiene permiso para intercambiar sexualmente con un gran número de compañer@s sexuales; eso lo hace “más hombre”. En cambio, en diversos ámbitos continúa considerándose que la mujer debe ser más selectiva y cuidadosa.

Dentro de la infidelidad podemos considerar diferentes vertientes. Desde la situación ocasional casi extraordinaria, hasta la búsqueda permanente de parejas externas, algo así como que lo habitual en esos casos es que la pareja esté siempre conformada por lo menos por tres (aunque uno no lo sepa). En estos casos se linda con la promiscuidad.

La adicción sexual y la promiscuidad suelen ir de la mano. No hay selección, no hay real deseo, sólo hay necesidad de acallar un grito interno y cualquier cuerpo viene bien, por lo menos por un tiempo la persona cree estar en paz, hasta que el grito comienza nuevamente.

Los adictos sexuales, sufrieron situaciones sexuales traumáticas en los primeros ocho años de vida (abuso, maltrato, represión severa, hiperestimulación, etc.) En estos casos, la conformación del mapa erótico personal puede oscilar entre la hiposexualidad (generalmente encontrada en las mujeres) y la hipersexualidad (generalmente efectuada por los varones). Avalada por los mandatos sociales.

Puede suceder que la adicción sexual surja sólo en determinados momentos de la vida como respuesta a una crisis personal, por ejemplo, después de un divorcio, la persona necesita asegurarse de que aún continúa siendo deseable, eso suele llevarla a conductas sexuales irreflexivas. A diferencia de la adicción como constituyente de la estructura de la personalidad, estas personas, una vez superada la crisis retoman una vida sexual selectiva y “moderada”.

En síntesis, el adicto al sexo no siente placer con sus conductas, no puede controlarlas, está dominado internamente y le resulta muy difícil conectarse con otros intereses que puedan ser armónicos y productivos para sí mismo.




15 comentarios

  1. Estuve yendo a teteras por mucho tiempo. Sentia lo mismo, un terrible vacio. Lo mio venia de un abuso en la infancia. A quienes lean esto y sientan miedo de afrontar la situacion, quiero animarlos a que traten de hablar con un profesional que pueda escucharlos. Es posible relacionarse mas sanamente. Se necesita asomarse al infierno interior y echar un poco de luz. Creeme, no te mereces ser tratado como un objeto. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. soy adicto sexual y no está bueno pierdo tiempo y dinero yendo constantemente a cines porno poniéndome en pedo y la mayoría de las veces salgo sin estar satisfecho. Estoy arruinando mi vida por completo y creo que necesito ayuda, pero como dice la nota siempre vuelvo

    ResponderEliminar
  3. Que buena nota! ME PASA. El vacio existencial que te sale cuando salis de la tetera o es terrible, cuando estás dentro te sentis un rey, pero cuando salis y empezas a hacer unas cuadras nada más, ahi está haciendo estragos de nuevo. Pero sigo yendo... Muchas veces tengo la idea de sacar una cuenta imaginaria de cuanto tiempo llevo invertidos en pasar por diferentes teteras para hacer mis cosas y veo mucha gente en la misma que yo, que está horas, y hasta días porque cuando yo vuelvo estas personas están ahi. Esto lo hago hace bocha, recuerdo que en una época iba a la tetera de Vicente López y siempre con algunos flacos con los que me encontraba alli, luego de cojer o pajas nos ibamos a comer algo o hablar por ahí, eramos grandes solitarios o tapados que no podíamos hablar libremente con cualquiera... Hoy como las cosas han cambiado un poco, me llama la atención cuando levanto por Grindr algún casado que me pide absoluta reserva. ESTAN EN GRINDR que lo ve el mundo! Generalmente vienen a mi casa y alguno me llego a preguntar si no tengo camaras o a querer asegurarse de que no los grabe. REPARANOIQUEADOS están. En fin creo que es una adicción de estos tiempos... Un lujo leerte!

    ResponderEliminar
  4. AleK, totalmente de acuerdo con lo que escribis, siempre repito eso, y siempre termino yendo a baños, parques, etc. Realmente me siento vacio y muy deprimido después de ir, son lugares para acabar solamente, pero salgo y me reencuentro con la soledad, sin afectos, sin amor, que es lo que realmente importa, pero en el momento de calentura creemos que sacándonos la leche de encima somos felices, y al instante te das cuenta que lo importante es un buen beso, abrazo y caricia a alguien y de alguien que esté dispuesto a dártelo aún después de acabar, eso es lo importante!, creo yo. Lo que eran las teteras ahora llegan de la mano del Grindr o cualquier otra app que fomentan conductas adictivas, es como que la droga te llegue por la pantalla del telefono. Por ahi leí que del 45% que logran tener algun tipo de conversación por una app a un encuentro llega el 15% NADA y aun asi existe la posibilidad que estando ahí cara a cara el famoso encuentro no ocurra. Estamos tan solos! Ahora en vez de estar en un baño por horas estamos pendientes del celu por la misma cantidad de horas, la adicción se ha sofisticado... Otras veces pienso que estando tanto tiempo mirando el celu me pierdo si es que hay algún chongo potable cerca al alcance, frente a mi y sin app... no sé

    ResponderEliminar
  5. No me considero un adicto sexual pero me siento identificado con los dos últimos comentarios. Se hace muy difícil encontrar personas homosexuales (que sin caer en el afeminamiento extremo) tengan algo de sensibilidad afectiva e intelectual. Muchas veces, siento deseos de encontrar gente gay para conocerlos de a poco. Ingreso a chats, voy a algún cine porno e incluso, a algún departamento privado. Sólo veo tipos calientes que quieren que les chupés la pija y cogerte de una. Te hacen sentir que no valés nada; que sos un cacho de carne con ojos, sin identidad y totalmente reemplazable. Nada especial. Sos uno más del montón. Mañana será otro día, con otro tipo en tu lugar y vos quedarás en el olvido. Frente a eso, los encuentros sexuales terminan siendo, por lo menos en mi caso, traumáticos y vacíos, con el cuerpo satisfecho pero el alma vacía, además de cierta confusión existencial. Vas a lugares hostiles buscando una visión romántca del sexo y lo único que encontrás es un chabón al que no le interesa ni cómo te llamás y que lo único que quiere es sacarse la calentura. Para algunos puede ser excitante en ocasiones; sistematicamente y sin una contención afectiva a través de una pareja estable o un grupo de amigos, termina siendo frustrante. Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Entiendo todo lo que dicen, pero la mayoria de la veces que voy al cine (en un ratito estoy yendo a uno) yo me termino llevando a alguien a un hotel para seguirla, justamente para no sentir esa sensacion de vacio, soledad o como la llamen. En mi caso, pocos modos tengo que quitarme mis angustias, y el mejor modo que tengo es teniendo contacto con alguien,me encantaria poder compartir mas que un polvo, y eso quizas signifique mimos, y mas sexo, no que solamente sea el sexo y acabe ahi, si no hay onda bueno puede pasar, pero no se equivoquen con sus necesidades. Necesitan aparte algo mas, porque sin sexo estarian peor gente. Si me ven en un cine, compartimos una lata de birra. Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Excelente nota! Me imagino que muchos de los que deambulamos por acá padecemos o hemos padecido algún grado de adicción. Esto es, como bien dice la nota, cuando es una necesidad.

    Intentaré aportar desde mi experiencia personal. La adicción ha sido para mí un gran aprendizaje. No tuve la suerte de poder solucionarlo con ayuda terapéutica (aunque la tenía). Fue un trabajo más personal y un aprendizaje de años hasta que finalmente pude conectarme con aquello que estaba buscando con esa conducta. Creo que fue casi mágico para mí poder admitirme y aceptar que tenía un vacío, una falta y que podía vivir con ella. Parece fácil al decirlo, pero me llevó muuuucho tiempo. Recuerdo perfectamente que al día siguiente de conectarme profunda y verdaderamente con ese sentimiento me invitaron a una reunión de fuck friends, digamos. Y fui. Obvio. Pero fue como si pudiera ver el revés de la trama, ya toda la compulsión quedó expuesta y poco a poco me fui desconectando del mundo del sexo casual, del sexo vacío y del porno! Esto último pensé que nunca me iba a ocurrir. Me quedó una gran sensación de asco, de haberme dejado usar, de no haberme querido lo mínimo, cosas que antes no lograba entender. He tenido algunos encuentros sexuales en esta nueva etapa, infinitamente pocos si comparo su número con la época de adicción. Pero algunos de ellos han sido hermosos. Y lo mejor es que agradezco haberlos vivido pero soy absolutamente consciente que puedo ser muy feliz si no se vuelven a repetir nunca más. fagu212@yahoo.com.ar

    ResponderEliminar
  8. Sí, muy acertado el post, sobre todo en este sitio.

    Porque... no es acaso justamente lo que acá se propone?

    La pornografía, la rienda suelta a incentivar fantasía, el instalar en base a repetición una normalidad ligera que oculta sus cotización.

    Libertad, sexualidad, diversión. Parece tentador, tal vez porque justamente lo es. Sin embargo, para quien escribe al menos, amarga siempre la promesa acaba.

    Entonces la puta madre, porque este sitio no hace más que cebar, que estos fantasmas incentivar.

    No es todo lo mismo, ni ahí. La trampa provechosa se ofrece, después celosa te atrapa.

    Y a este sitio lo veo una caja, sus lados internos espejos. Un mismo mensaje repitiendo su repetición, y acá adentro nuestra cabeza confusa con su reverberación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmmm yo no sé cuánto tiempo hace que vos lees este sitio pero te cuento que yo hace 10 años o un poco más que escribo y hago prevención sobre hiv, sobre hpv, sobre conductas sexuales, adicciones y me parece que este es el sitio justamente para hablar del tema, esto que ocurre por más que yo escriba o no escriba seguirá ocurriendo y nosotros no somos específicamente un sitio de prevención. Este es un sitio que nació hablando del tema de las teteras en Buenos Aires, Después de determinadas ciudades del interior y posteriormente en casi todo el país a mí muchas veces me preguntan porque es que escribo en en este sitio y siempre contesto lo mismo me parece que es «el lugar» para hacerlo porque hay gente que nos lee o sea hay gente que leerá las notas hay otra gente que no le da importancia y específicamente lo que le gusta es ver una pija o tratar de encontrar algún tipo de Levante como para seguir con su vida pero no me parece mal el escribir este tipo de notas y me parece que tampoco es la función del sitio tener que hacer prevención sobre salud sexual igual Me es muy oportuna y muy bueno el comentario que hiciste gracias por leer

      Eliminar
    2. Gracias a vos por la respuesta, ampliaste mi comprensión.

      Entiendo que sea desde el barro que se pueda salir del charco.

      Más allá que sea desde el mismo lugar que se enciende la llama, bien por el dedo que la señala. Mientras tanto el incendio, incendio sigue siendo. Y tras éste, los post siguientes: simplemente más nafta.

      Bien fuerte y poderoso el combustible, pero no por ya casi omnipresente entonces ahora impune e inocente.

      Eliminar
  9. Esta nota refleja palabra por palabra la historia de mi vida.... Todas las ganas cuando entro a una tetera y todo ese vacio cuando salgo, las veces que me he puesto en pedo después para no sentirme mal con todo lo que habia vivido en cuanto tiempo? media hora? Es la verdadera concepción de lo efimero, ahora, se que estoy escribiendo esto pero tal vez mañana o pasado estaré buscando sigiloso por algun lado otro pedazo de carne para comer...

    ResponderEliminar
  10. buenas muchos de los cometarios me dan un poco de risa otro pena que se yo es raro la vida del puto , uno escribe que va a los cines teteras saunas ect ect y que solo ve gente que quieren que se la chupen y cpojerlos , digo , pregunto que esperan en esos lugares encontrar a la pareja de sus vidas ? son lugares para garche nadfa mas , y si asi te levantaras un flaco no te va a durar mucho , chicos soy gay asumido desde antes de nacer jajaj, solo quiero decirles que la prioridad en todos los ordenes de la vida es uno , hay que quererse mas la vida es una sola besos en la chota a los act en las nalgas a los pasivos y en ambas a lso versátiles
    Facebook
    https://www.facebook.com/fredyversatil
    alrabaact@hotmail.com
    escriban tal ves nos ponemos en pareja besos

    ResponderEliminar
  11. Excelente nota! Me encanto, tanto como los comentarios, en mi experiencia...si busco el placer de acabar...y de que me acaben....soy versatil, si. El vacio a mi no me pasa...porque el cariño lo tengo y lo encuentro en muchos aspectos de mi vida cotidiana, incluso en la tetera/cine/ciber, hay que vivir, y aceptar el cariño que llega, pasajero o no. Exitos gente!!

    ResponderEliminar
  12. Hace poco que conozco el sitio me encanta el sexo no se soy adicto solo que muchas veces dejo dd hacer cosas por cojer no siento vacio despues pero me postergo en muchas cosas al punto de no poder concentrarme a veces entre otras cosas me cuesta trabajat por ejemplo recibi ayuda profesional pero creo que el tema empeoro cuando rebi una pension por el vih no se coincido la nota es muy buena felicitaciones

    ResponderEliminar

Gracias por participar en el blog! Sé respetuoso en tú comentario.
Deberás esperar a que sea aprobado, no sigas copiando y pegando el mismo comentario porque NO se publicará. Tampoco se publicaran comentarios que hieran o sensibilicen a otras personas.
Para que sepas que respondí tu mensaje, haz Click en:

SUSCRIPCIÓN POR CORREO ELECTRÓNICO.

Saludos.

Si querés mandarnos tu DATA, FOTO O LO QUE QUIERAS, hazlo a usandbath@gmail.com

ÚLTIMOS COMENTARIOS