FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Travesuras a la hora de la siesta. A llorar al campito

Por Rafael | Relatos de los lectores | Soy de Tucumán 57 años casado, hijos y nietos. Esto pasó hace muchos años a finales de los 60, cuand...

Por Rafael | Relatos de los lectores | Soy de Tucumán 57 años casado, hijos y nietos. Esto pasó hace muchos años a finales de los 60, cuando yo tenía 8, estaba aprendiendo a andar en bicicleta y como aquí la vida era muy tranquila y segura, mis padres me dejaban salir por las tardes a practicar por el barrio. 
Las calles a la hora de la siesta eran desiertas no había nadie y andaba yo solito por ahí, en una de esas tardes pasaron por mi lado dos muchachos desconocidos, tendrían 13-14 no más, yo no les preste atención, cuando doy la vuelta los veo que me estaban esperando y me llaman, yo obediente me detengo y no recuerdo que me preguntan, me llevan con excusas a un terreno que estaba deshabitado pasando unas calles, había una casa a medio hacer abandonada, entramos y ahí me dicen: ahora vas a hacer todo lo que te digamos si no te matamos, yo estaba paralizado del miedo, en segundos se desnudaron. 
Aquí pasó lo que hasta el día de hoy recuerdo como si fuera ayer, sus pijas paradas, durísimas y babeantes, peludas, un olor embriagante invadió todo, yo sentí una mezcla de sentimientos, terror y un extraño y rico cosquilleo, se pusieron a pelear entre ellos por cuál sería el primero, eso me dio tiempo porque me largue a llorar fuerte y gritar, ellos entraron en pánico porque además escucharon gente que pasaba por ahí y me dejaron ir no sin antes amenazarme de que si contaba algo me matarían. 
Salí llorando y muerto de miedo pero cumplí, nunca le conté a nadie ni tampoco supe quiénes eran ni los volví a ver, pero el recuerdo de ese momento, de sus pijas se quedó en mi cabeza para siempre y me produce temor y placer al mismo tiempo recordarlas, años más tarde a los 12 perdí la virginidad y pude probar una verga sin el terror que sentí esa vez y hasta hoy sigo haciéndolo sin que mi familia sepa nada. Gracias por hacer este blog que nos permite sacar esos recuerdos y traumas profundos que algunos tenemos.


ÚLTIMOS COMENTARIOS