FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Sexo anal. Duele... pero te gusta

Iván Mon | Cuando vas a tener sexo anal hay un momento de tensión único, cuando tú compañero de turno te empieza a penetrar, tal vez es comp...

Iván Mon | Cuando vas a tener sexo anal hay un momento de tensión único, cuando tú compañero de turno te empieza a penetrar, tal vez es comparable con el silencio dentro de un avión cuando va ganando altura o en su aterrizaje.



Puedes aunque sea experimentarlo, pero debes hacerle ver a tu vecino tu situación de inexperiencia y por lo tanto tu falta de costumbre para que te entienda y comprenda. En el caso de ser penetrado por primera vez o en una de tús primeras veces. Generalmente no se habla y directamente se procede.

Para hacerlo, te recomiendo que defeques muy bien y no comas nada pesado antes de la relación, que estés muy excitado, que tu ano sea dilatado tanto por ti mismo como por tu amigo de turno, que uses buen lubricante de base acuosa, y penetrar con paciencia y despacio, cuidado y delicadeza para evitar dolor y molestia.

La primera o primeras veces podría ser difícil, pero poco a poco te irás acostumbrando y cada vez será más fácil. Te recomiendo que en el momento del acto te relajes, te olvides de todo, te liberes de tensiones y sólo te dejes llevar de la excitación del momento. La penetración anal no es nada de otro mundo como a veces nos lo hacen ver. También es importante crear un ambiente para que esta relación se dé.

Tú ano no esta "hecho" para que algo entre sino para que salga sin embargo, en el ano existen muchísimas terminaciones nerviosas como en las orejas un buen estimulo hará que tu ano se abra y dejara que entre de manera mas fácil la pija de ese amigo que quiere estar dentro tuyo un rato, es recomendable usar algún lubricante, si te penetra primero con el dedo, se comenzara a abrir y se estimulara entonces será mas fácil, claro no dejes que te lo haga de una manera fuerte sin antes lubricarte.



Duele, pero es un dolor delicioso... un dolor que te gusta y que a pesar de que te duele queres que el que está contigo siga haciéndolo... Es el dolor propio del sexo...

Tips: Un muy buen preámbulo, una buena estimulación de tu pareja en el ano, la lengua del otro puede ser una llave que abra el paraíso y un muy buen lubricante ayuda a disminuir un poco el dolor, pero siempre va a doler....


Si te duele pero solo al principio, después vas a sentir mas placer que dolor y te va a gustar

DUELE, PERO TE GUSTA!




ÚLTIMOS COMENTARIOS