FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Grindr, Tinder y las Apps en tiempos de COVID

Ale K | La democratización del acceso a la comunicación mediante tecnología (Compuer Mediated Communication o CMC) ha transformado completam...

Ale K | La democratización del acceso a la comunicación mediante tecnología (Compuer Mediated Communication o CMC) ha transformado completamente la manera en que los seres humanos nos conocemos, cortejamos y enamoramos. Internet y sus plataformas, apps o portales hacen de intermediarios sociales en nuestra comunicación diariamente. En el contexto amoroso, por ejemplo, ha sustituido las tradicionales figuras de emparejamiento como familiares, amigos, columnas en diarios o celestinos debido al fulgurante ascenso de las apps de citas.




Las apps de dating o de citas son plataformas digitales accesibles en smartphones a través de las cuales dos individuos pueden establecer contacto con intenciones sexo-afectivas. La crisis del coronavirus nos ha enseñado la importancia que tienen la CMC en nuestra vida. La comunicación computacional ha proporcionado una nueva forma de comunicarnos con los amigos o la familia, una nueva forma de trabajar y también una nueva forma de conocer a nuestras parejas sexo-afectivas. Eso sí, a pesar de que las pantallas nos hayan acercado durante este tiempo de confinamiento, es obvio que nuestro deseo de contacto físico a la hora de relacionarnos con los demás es parte de nosotros de manera innata


Internet y su capacidad de vehicular la comunicación entre dos personas ha cambiado radicalmente la manera en que se entabla una amistad, una discusión, o una relación. La crisis sanitaria del COVID-19 ha demostrado el poder de Internet para reorganizarnos como sociedad y acercarnos entre nosotros a pesar de no poder hacerlo físicamente. Internet genera un paradigma totalmente nuevo en términos de construcción de identidad y de la manera de relacionarse de los hombres homosexuales, trascendiendo toda geografía, religión y sociedad. 

Este nuevo espacio funciona como canal y mediador de la comunicación entre dos personas, incluso a cientos de quilómetros de distancia entre sí. En el caso de las aplicaciones de citas con opción gay, estas plataformas permiten tanto el encuentro casual para sexo como la posibilidad de forjar una relación sentimental. Tanto para una cosa como para la otra existen aplicaciones de citas como Tinder y Grindr, aunque en la práctica tengan usos bien diferenciados. 

Los usuarios construyen una identidad digital a través de la selección de fotografías, elaboración de descripciones a pie de foto y la manera en que se comunican. 

  • En Grindr se genera un entorno invadido por el anonimato y las descripciones pobres o centradas en el sexo. 
  • En Tinder reina la pose y las descripciones tan pomposas como concienzudas. 


En sendas aplicaciones existe una uniformidad en lo referente a las conversaciones y expectativas 
dominantes, que provoca sensación de monotonía si no se puede alcanzar el encuentro físico en un futuro cercano. 

En Grindr se busca el sexo y en Tinder el amor. En ambas apps existen pequeños grupos de usuarios que luchan contra la normatividad presente en ambas. En entregas semanales les iré pasando apreciaciones sobre la nueva forma de comunicarnos en esta época de posmodernidad y COVID. 



ÚLTIMOS COMENTARIOS