FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Ortos cerrados: ¿Mito o realidad?

Mariano Sepúlveda | Con el tema de la cuarentena hay mucho orto cerrado, por haber estado sin uso desde marzo, sobre todo en los casados. ...

Mariano Sepúlveda | Con el tema de la cuarentena hay mucho orto cerrado, por haber estado sin uso desde marzo, sobre todo en los casados. Me han tocado varios, pero lo máximo fue en estos días, con la experiencia que paso a relatar:




Creo que es un mito urbano eso de que se cierra después de un tiempo sin ser penetrado. Lo que en realidad hay es ortos más flexibles y otros más estrechos, sin importar cuanto tiempo se penetren. A no ser que pasen muchos años o que el tipo nunca haya sido penetrado

Veníamos chateando hace rato, pero con el tema de la cuarentena el flaco mucho no se animaba y encima no había telos.

Dejé de escribirle, porque el chat tiene una duración limitada, es solo para una primera aproximación, luego, en mi caso, pierdo interés. No me va estar chateando meses para concretar.

Total que el flaco reaparece un día en el chat con toda la calentura y me dice que quiere concretar, pero me dice que le tenga paciencia porque desde marzo que no lo cogen, y bueno combinamos para tomar un café y ponernos de acuerdo.

Ya nos habíamos pasado fotos, y la verdad que yo había quedado re caliente con él. Morocho, casado, 40 años, lomo, barba, pelado, pasivo, a punto caramelo.

Quedamos en encontrarnos en un bar estratégicamente ubicado a una cuadra de un telo.



Llegué yo primero, cuando llega él y lo veo, se me paró de solo verlo. Habremos hablado 5 minutos y le pregunto si no quería coger de una, y me dice que sí.

Fuimos. Estábamos alzadísimos los dos.

Previa, tranza, besos, le como el culo, me la chupa, nos matamos, y llega el momento de la penetración.


Cuando a pesar de todo no entra:


¡Oh sorpresa! No entra. Intento en otra posición, nada. Otra, nada. Le como el culo, le dedeo de nuevo etc. Probamos otra vez y nada. No había forma de empomarlo.

No entraba ni la cabeza. Nada de nada. El anillo lo tenía de hormigón. Durísimo. Encima no teníamos gel. Así que a pura saliva.

Normalmente a mí cuando intento mucho y no entra, se me baja y no hay vuelta atras, pero esta vez estábamos tan calientes los dos, que la pija la tenia hecha un garrote.

Yo lo quería coger y el quería mi pija adentro.

Intento otra vez, y ya la pija me dolía.

El me la chupa a full (estaba muerto por mi pija), y aprovecho para meterle dedos mientras. Le meto cuatro dedos de la mano hasta los nudillos, y él como si nada.

Pensé: Si le entra casi la mano entera, no puede ser que no le entre una verga. Se lo digo, y me contesta: la tenés muy grande (no la tengo tannn grande).

 Intentamos por ultima vez, estando él patitas al hombro, le meto primero los 4 dedos, los saco, y ahí rápidamente lo emboco.



Y entrooooo! Para qué! Nos matamos maaaal.

Conclusión: Tardamos 1 hora en aflojar ese orto. Y ya lo dábamos por perdido.

Este es otro de los estragos que causó la maldita #pandemia.



A alguno le pasó o le pasa? 




ÚLTIMOS COMENTARIOS