miércoles, 19 de octubre de 2011

Cosas de gay. Soy diferente...


Hay ciertos tópicos o clichés que siempre se nos achacan a los gays: tener pluma, gustarnos la ropa, las cremas, la decoración, ir por el ambiente un día sí y otro también, ser promiscuos, tener dinero y gastarlo en cosas caras, etc.

Pero sólo nosotros los gays sabemos cuáles son los tópicos que nos definen. Y distan mucho de las poses del de hombre de pelo en pecho.

Hace unos meses leí en una revista de una asociación de cuyo nombre no puedo acordarme una entrevista a gays mayores y a otros más jóvenes, para que describieran cómo es su vida y observar las diferencias generacionales. Pues el joven ni corto ni perezoso empieza la entrevista diciendo: " Para empezar, yo es que no soy un gay típico, soy más bien diferente...."

Vamos a ver, maricones todos, el gay típico es una quimera, como que Gasalla s ahora se cambiara de vereda. Así que no hay gays iguales y diferentes, todos somos como somos, cada uno con su historia. Evidentemente no existe un gay que cumpla todo lo que he comentado al principio, pero siempre hay algo que te diferencia de los heteros, por muy chongo que te pongas. Lo que pasa es que nosotros no nos conformamos con nuestra "diferencia", individualmente somos diferentes a lo "diferente".

Daniel Baños

No hay comentarios: