FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

La edad se lleva con la sinceridad y el aprender a quererse

Hablamos de amor? Esto es dedicado a vos Marcos… y a tu ultimo post... No me parece para nada ni comparto la presunción de la marica...

Hablamos de amor?


Esto es dedicado a vos Marcos… y a tu ultimo post...

No me parece para nada ni comparto la presunción de la marica triste con que te caratulan algunos que te dan respuesta.

Hay muchas boludeces, que se sostienen desde el narcicismo. Si uno vivió mucho alimentado por su propio ego, probablemente sea víctima de ello cuando el espejo no devuelve lo que uno quiere. El problema no es volverse trasparente para los demás. El problema es en realidad volverse trasparente para uno mismo, y es ahí donde comienza la sensación de vacuidad.

Uno no encuentra en uno, lo que quiere encontrar, pero si empezaste el gimnasio a los 38 (como en mi caso… eliminare la panza matándome en spining, pero nunca tendré los bíceps del pendejo de 24 que muscula desde los 17… ni que hablar del culo…

Supero los cuarenta, siempre me consideré “lindo”, siempre “me quise”. Eso no quiere decir que le guste a todo el mundo. Puedo ser atractivo. Depende para quien.

En un baño mi pija atrae, a veces si, a veces no, porque muchos quieren pijas con cara sin barba, lozanas, y jóvenes, otros a la hora de agacharse no distinguen, edades, etnias ni escenarios.

Hace 20 años que no piso ambiente. Llego un momento que no toleraba no ser “encarado”. No pude entender hasta después de mucha madurez y análisis que el que no podía encarar era yo ¡!

Igual demasiada histeria glamour y “la Liza” hablando de la tetera de tres de febrero… infumable!! Todavia pisa escenario? No lo soporte mas y “me retire”… pareja mediante… un millón de años de ese escenario.

No volvería.

Pero uno no es más o menos tonto por ir de bares . Hay tonto danzante y tonto de madera… no tiene que ver con eso,,,

La vida solo te lleva por el camino que la conducís, y salvo la enfermedad y el dolor por el otro, el resto se puede construir y uno es artífice de su destino.

No soy quien para aconsejarle nada a nadie. Si para decir que los momentos de “permitirse” las sensaciones con lo que esto conlleva, son síntoma de inteligencia, y puntos de apalancamiento para la reflexión. Esta bueno que si sentís, seguir por el lado de la fiesta y lo disfrutas sigas adelante, pero cuídate de vos… con lo que viene después… además de cuidarte del otro mientras tanto. El peor enemigo de uno... es uno mismo.

Te lo dice alguien que no tiene la vida resuelta, que fantasea y goza compulsivamente en un baño en un encuentro colectivo, pero que no deja de aguardar, en silencio, que lo tome por sorpresa, ese beso, que ilumine la mirada y que te hiele la sangre porque sabes que detrás de esa ternura la pasión en los sentidos dura el doble.

Y confío en que va llegar como llego un día sin siquiera imaginar que podía suceder.



Me paso una vez. Lo disfrute y compartí muchísimos años de mi vida. Sé que eso existe, y si no vuelve a aparecer, no es tan importante para mi ser “visible a los ojos de los demás” no voy a decir que no me halaga…. Pero lo importante es que pueda verme yo mismo y no compadecerme de mí…aunque me permito añorar y también porque no, tener algunos de esos que no son los mejores días. Es señal de que estoy vivo.

Te rebanco con la nota… y arriba el ánimo que si SOS el de la foto de los columnistas estas mas bueno que comer pollo con las manos…

Abrazo y beso…

Lisandro Torres

ÚLTIMOS COMENTARIOS