miércoles, 2 de noviembre de 2011

Fui al cine Box

CINE BOX. CINE XXX. Laprida 1423. Palermo. lun/sáb: 10 - 6 h

Me pude organizar y animarme a ir al cine Box el lunes.
Fui tipo 19 hs. Primero para llegar iba mirando la altura de la calle, ya que no tenía ni idea de como era la entrada. Por suerte estaba numerada la puerta, y en ella había un cartel que dice "Cine", tan chico que si venis apurado lo pasas de largo.
Entre, una persona me pregunta si quiero dejar mi campera, le digo que no y me indica donde pagar la entrada. Aboné la entrada, y seguí el único camino posible.

Encontré la sala hetero, en esta sala estaban pasando justo un "solo". Bastante aburrido, vi un flaco sentado junto a otro los dos sobándose las pijas. Había muy poca gente.
Como no atrajo para nada la situación subí una escalerita que hay a la izquierda de la sala, y ahí una vez que se acostumbraron mis ojos comencé a registrar el lugar. En el balcón frente a la pantalla había tres tipos, uno cogiendose a un flaco, mientras este le hacia un pete a otro.

Estaba tan oscuro que me costaba ver si hacia el final del pasillo donde estaba habia algo mas. En eso cuando quiero acordar aparece un flaco de la "nada" y me agarra el bulto, que ya lo tenia al palo del morbo que me causaba la situacion.

Me dice que buena pija tenes, querés que te la chupe? El flaco de unos 30 o 35 años, menudo de cuerpo. Le digo que si, me saca la pija del pantalón y me empieza a mamar, se sintió muy bien, no tanto porque fuese una gran mamada sino por la excitación de hacerlo por primera vez en un cine porno. Despues de eso, que no fueron mas de 5 o 10 minutos, me pregunta si me lo quería coger.

Obviamente dude un tiempo, que deben haber sido como 2 segundos, y le dije que si. El flaco tenia muy buena cola, asique se le me empece a meter, costo porque no estaba para nada dilatado, pero después del segundo intento entro toda lentamente, después de una deliciosa bombeada, que no fue muy extensa porque yo estaba extremadamente caliente, acabe. Pero antes de hacerlo aparece un pibe de unos 26 años con mochila, mira y se sienta en el banco que había junto a nosotros. En eso aparece el flaco al que le estaban tirando la goma cuando subí, me pone la pija en la cara al pibe que recien se sentaba y se la empieza a mamar.

Minuto mas tarde el pibe se da vuelta y se arrodilla sobre el asiento, y le empieza a hacer la cola. Para cuando yo acabe, ya había dejado de cogerlo y se la estaba chupando de nuevo. En eso el flaco que me acaba de coger, me dice; todavía la tenes dura, ponela por aca y me acerca la pija a la cara del flaco que estaba al lado mamándole la pija al otro tipo.

Pense que me iban a sacar cagando, pero no fue asi, el tipo al que se la estaban mamando le agarra la cabeza al pibe y se la lleva mi pija. Me la chupo, y debo decir que mucho mejor que el que lo había hecho antes.
Despues de unos minutos, el tipo que estaba de antes con él, me dice no sabes la cola deliciosa que tiene, no te la pierdas. En eso el pibe deja de chuparme la pija y me pone la cola para que le meta la pija y se lleva a la boca la pija del otro tipo.


Me lo cogí, realmente una cola hambrienta era esa. Estuve disfrutando un rato, pero como recien habia acabado, no me quede mucho, ya que el placer no era tan intenso.
Me quede ahí arriba viendo que había algo mas de gente, en eso se me acerca un flaco de mas o menos mi edad. Nada mal, cuerpo normal, pelo lacio a los hombros, creo que ojos claros y barba candado.
Me franelea la pija por afuera del pantalón, y me dice: "que buena pija" (no creo tener un gran pedazo, pero por lo visto tuvo buena aceptación) si te gusta es para disfrutar ... Y me dice, me la chuparías?? Le contesté: claro que si, siempre que yo también la pase bien.

Le saco la pija y se la empiezo a mamar, al flaco le gusto bastante, nos besamos, le bese el cuello, las tetillas; le lamí el orto y otra vez la pija. En el medio me hizo un pete breve, pero delicioso ...
En ese acto oral que no deben hacer sido mas de 15 o 20 minutos, quise cogerlo, cosa que no muy sutilmente no quizo. Pero lo que halago mi ego fue que acabo sin tocarse.

Después de eso estuve un rato dando vueltas, pajeándome un poco con la peli, ya que quería acabar por segunda vez. En medio de eso uno de los flacos que estaba sentado cuando llegue seguía ahí, tocándose de tanto en tanto; no estaba nada mal y al cual se le acerca al que le había hecho el pete, se ponen a conversar y le dice lo bueno que había estado el pete que le había hecho y que besaba muy bien.

Se para el que estaba mirando la peli,da una vuelta y me lo cruzo nuevamente en el pasillo junto con su amigo, que le vuelve a decir que besaba bien. En ese momento lo mira y le dice bueno ya que insistis lo voy a probar, y me agarra la cara y me parte la boca de un beso; y me dice es cierto besas bien, también es cierto es cierto que la mamas tan bien. A lo cual le ofrecí una muestra gratis ... que acepto jajajaja
Le hice un pete breve, pero que disfrute tanto yo como él.
Me gusto la experiencia .... tendré que volver

Eduardo T

Chris y Gabriel

Mariano manda data.

Hola gente...... quiero contarles que somos miles los homosexuales encubiertos en Buenos Aires. Somos masculinos, onda nada que ver, cuidamos que no se sepa porque nuestra flía., nuestro entorno no lo aceptaría y nos deja más tranquilos que no se sepa que si se sepa. Entonces..... tenemos rebusques en los baños públicos de Bs. As. y lamentablemente somos cada vez más "perseguidos".

En mi caso, soy de usar el baño como lugar de levante y después ir a un telo para hacer las cosas bien y tranquilos.


Busco siempre tipos con mi misma onda, con características que demuestren que viene de laburar o estudiar..... que no me voy a encontrar con un chorro encubierto.


Estaría bueno que nos pasemos datos de lugares y experiencias.... les paso algunos:

- Baño en el subsuelo del Paseo La Plaza, Av. Corrientes al 1600 más o menos.... después de las 17 hs. antes la puerta está cerrada y hay que pedir la llave. Ojo que a veces entra gente de seguridad, hacen que se van y después quedan en la puerta esperando para cagarte a pedos. Están con el típico unidforme de seguridad y otros con pantalón y camisa azul, más un Handy.

- Baño del Café La Paz, una esquina más allá del complejo La Plaza, yendo hacia el obelisco.

- Mc Donalds de Florida, de Corrientes, yendo hacia Retiro.

- Pizzería La Napolitana, en la otra cuadra de la estación Constitución.

Por supuesto, discretos..... y pasen datos postas..... Y experiencias....

martes, 1 de noviembre de 2011

RECOMENDADA: "De principio a fin"

"Si sabe qué tiene, conoce qué quiere"

Cuando de follar (coger, tirar) se trata, quien no se conoce a sí mismo no sabe qué puede dar, cómo puede hacerlo y mucho menos, qué desea recibir. El preámbulo de toda relación, ya sea que se esté haciendo el amor o "cogiendo", es el encuentro consigo mismo(a).

No hay una gran diferencia entre follar y hacer el amor, en última instancia la persona enamorado y la que se consigue "un polvo" ocasional, no espera pasarlo mal en su intercambio, sino obtener el máximo placer posible.

Así que cuando de sexo se trata, no es verdad que el amor todo lo perdone. Tarde o temprano, generalmente en medio de una airada discusión, le sacarán en cara su falta de tacto, interés, pericia, desenvoltura, cumplimiento, o simplemente el hecho de quedarse dormido/a, fumar en el momento menos oportuno, oler a todo menos a bueno o cualquier otro "detallito" que parecía pasar inadvertido. Hay algo que no se debe olvidar: lo que mal comienza, mal termina: una cosa es aguantarse y otra amar de verdad.

El preámbulo al preámbulo en toda relación sexual es el encuentro con sigo mismo/a. Es necesario conocer-se bien el propio cuerpo antes de lanzarse a la aventura de encontrarse con el cuerpo del/a otro/a.

Permítase suficiente tiempo para descubrir-se centímetro a centímetro toda la extensión de su piel. Ingéniese la posibilidad de tocar su espalda, sus nalgas, su cabeza, sus piernas, sus genitales, su pecho, su barriga…

Acaríciese de todas las formas posibles: suave, fuerte, con un dedo, con toda la mano, con algo frió y algo caliente, con una pluma y una uña; toque agresivamente, roce suavemente; sin tocar la piel, sienta el calor de su mano.

Descubra las múltiples posibilidades y especialmente qué zona, cuándo, cómo, dónde, con qué le gusta ser acariciado/a y la velocidad e intensidad con que lo prefiere. Cuando se sabe lo que tiene, se sabe lo que se quiere.

Es muy difícil darle a la pareja si no se ha experimentado con uno mismo lo amplitud de posibilidades, pero es también muy complicado solicitar algo si no sabemos qué es lo que deseamos; para saberlo, ese encuentro pleno y "egoísta" consigo mismo es la fuente del conocimiento y de la experticia con que llegamos a la piel y los sentidos de nuestra pareja.

Una buena manera de aproximarse a sí mismo es re-descubrir-se, aproveche ciertas situaciones cotidianas en las que ni siquiera se da cuenta que tiene cuerpo, para apropiarse de usted mismo/a. Hágalo en el momento del baño, de la afeitada, de la depilación, al vestirse y desvestirse, en la cama cuando está solo/a, viendo la televisión u oyendo música.

No sólo hay que tocarse, también hay que mirarse. Frente a un espejo, y algunas veces parándose sobre él, revise, observe, contemple, goce la mirada sobre su propio cuerpo.

No se cohíba. Al inicio la parecerá extraño darse un tiempo y lo es, ya que culturalmente el cuerpo es una cosa puesta al servicio de otros/as y no el espacio en que vivimos e intercambiamos. Autorícese a cambiar la percepción sobre sí mismo/a, a emocionarse con sus posibilidades y a gozarse el auto-re-conocimiento.

Masturbarse es igualmente otra forma de autoreconocimiento, pero esa práctica tanto en hombres como en mujeres, bien merece capitulo aparte.

Bueno, por otro lado si cree que no necesita mejorar le recomiendo leer el siguiente artículo que le permite autoevaluarse con relación a si es un buen polvo.


Manuel Velandia

Thalia - ¿Qué será de ti?

MARIANO MARTINEZ se estaría GARCHANDO a Franco Masini ?

MARIANO MARTINEZ se estaría GARCHANDO a Franco Masini ?
Hace CLICK en la foto

ULTIMOS COMENTARIOS