FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Editorial: Sida, pedidos, robos y plagios.

 Agradecemos a todos los que esta semana se hicieron eco de la nota NOS ESTÁN ROBANDO . Nos ha quedado claro que nos pueden copiar, nos pued...

 Agradecemos a todos los que esta semana se hicieron eco de la nota NOS ESTÁN ROBANDO. Nos ha quedado claro que nos pueden copiar, nos pueden imitar pero somos los originales. Al final marcaremos tendencia.

Nosotros y los baños ha tenido también por esta semana un record en la cantidad de gente que visita la pagina de lugares que nunca llegamos a pensar que pudieran estar interesados en lo que hacemos en Buenos Aires y Argentina.

Por otro lado llegan mensajes que me piden (en el mejor de los casos), en otros me exigen que les haga tomar conciencia a Uds los lectores del peligro que existe de contraer alguna ETS (enfermedad de transmisión sexual) en los baños públicos o en los sitios de la vía pública donde nos gusta practicar el sexo.

Y digo… mi reflexión es la siguiente: ¿Es necesario? ¿Tendría yo que salir a advertirle a cada uno de los que visitan este blog o la página de Facebook los riesgos que existen por tener sexo de la forma en que lo tenemos? ¿No está el Estado para ello o los miles de ONG que cobran subsidios por informarnos y cumplir esa labor?

Y me refiero a los que usan preservativo y a los que eligen no usarlo, los que tal vez se tragan la leche y los que prefieren escupirla, los que se dejan romper el culo (con sangre y todo) por algún “bare” de los que tanto abundan en Internet pero que de ninguna manera esconden su preferencia. De la gente que tiene sexo sin forro “por cinco minutos de calentura” e ignora que son portadores. Todos habitantes con derecho de nuestra fauna urbana.

Y pienso que acá está el secreto. Reza el refrán que: “Cada cual haga de su culo un bonete”. ¡Nada mejor expresado! Siempre y cuando uno sepa a lo que se está exponiendo, o elija exponerse sin preguntar siquiera.

Acompañé hace poco a buscar un test de HIV a un amigo del que todos apostábamos lo que no teníamos a que era portador – saunero perpetuo, mamador en cuanta tetera sórdida encuentre, amante de la gente con olores hediondos (contado por el mismo) y realmente desde su propio relato daba para pensar que así lo era.
El mismo se imaginaba ya tomando la medicación (algo así como dos pastillas por día), menos de lo que toma un hipertenso –repetía- también se juramentaba que iba seguir haciendo la misma vida porque era la que él había elegido. El resultado dio negativo, o sea no era portador, calculo que por esa ruleta rusa del destino,  que le dijo: “hoy no”. Creo que acá es donde radica todo, el estaba preparado para enfrentar lo que viniera porque toda la vida anterior a ese examen era de su propia elección.

Hemos igualmente tomado la mano de Alex Freyre y la gente de la Fundación Buenos Aires Sida para que nos orienten y nos aconsejen en todo lo que tenga que ver con la convivencia con el HIV.

Igual creemos que somos gente grande y creo que todos sabemos a que nos arriesgamos cuando tenemos sexo sin protección pero estamos inmersos en esta cultura y en este sistema perverso que muchas veces nos obliga a ser como somos. No está bueno vivir con HIV pero en el caso de que te toque esa realidad lo mejor es hacerlo sin culpas ni remordimientos.


Nuestra postura es que cada uno debe saber elegir y también tiene derecho a informarse por las vías adecuadas, evitamos el paternalismo, más allá de que te podamos acercar una nota como la de las PENSIONES NO CONTRIBUTIVAS PARA HIV+, porque sabemos que mucha gente que nos lee puede ser portadora y no tener trabajo. 

Creemos como dice Ale K en su columna Activo, fashion y con Sida que: "Cuando los gobiernos que nos rigen son demagogos el culo te lo tenes que cuidar solito" 

Cada cual tiene –a nuestro criterio- total libertad para ejercer su sexualidad, recordando que muchas veces quedamos esclavos del sexo y que algunas conductas nos pueden traer dolores de cabeza (de la de arriba me refiero…) y ahora que lo pienso de la de abajo también.
 
Daniel Baños

ÚLTIMOS COMENTARIOS