jueves, 21 de marzo de 2013

Espiando en las teteras...


¡Qué lindo es mirar en baños públicos! Nadie podrá robarte, ni negarte ni reprocharte las imágenes captadas por tus ojos...

Podés entrar y mirarlo todo, así, sin más. Tenés el derecho de mirar lo que quieras mirar, y no lo que otros quieran que mires. Y si a alguien le molesta ser observado, que se encierre en un cubículo y deje de exponer su artillería. Así de simple.

No hay baño en donde esté escrito que mirar esté prohibido. Y si con esto ofendemos a alguien, desde ya le pedimos disculpas anticipadas, porque lo seguiremos haciendo.

Hmmm, nos encanta espiar! A veces uno se lleva una sorpresa al mirar, y otras, un sorpresón! Ciertos volúmenes nos dejan maravillados, pasmados o desconcertados. Desgraciadamente, y por esas ironías que tiene la vida, lamentamos que no siempre nos dejen "boquiabiertos"!

Tulipán

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me la paso paseando por la facultad de derecho todo el medio dia y no pezco una sola tetera. Los baños estan siempre bacio en el primer y segundo piso.