FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Un enema para empezar

Ante la cantidad de preguntas sobre la nota de Lautaro Anchorena sobre penetración, ponemos esta que es bastante explicativa.  Lautar...


Ante la cantidad de preguntas sobre la nota de Lautaro Anchorena sobre penetración,
ponemos esta que es bastante explicativa. 
Lautaro Anchorena se atrevió a hablar de algo que en general se evita, la parte escatológica del sexo anal. Eso dio pie a un montón de preguntas que muchos van a ver contestadas más abajo. Esperamos que sea de utilidad.

Daniel Baños. 


Antes que nada, se deben considerar algunas situaciones anatómicas: La región anal se encuentra perfectamente inervada por terminaciones nerviosas sensitivas y motoras. Asimismo, la irritación sanguínea y linfática es muy alta, de ahí que la aplicación de medicamentos por vía rectal sea tan efectiva (supositorios) por la facilidad de absorción e ingreso al torrente sanguíneo. Esto hace que un estímulo en dicha zona sea sumamente sensible (placentero o no, dependiendo de gustos), asimismo, está configurado con dos esfínteres, que son precisamente zona de alta recepción de estímulos.



Para tener sexo anal satisfactorio, la persona (hombre ó mujer) debe primeramente estar convencido. El aspecto psicológico es importante ya que deberá colaborar para un coito sin dolor relajando intencionalmente el esfínter. 

Es importante el aseo de la zona, puesto que una relación sexual anal dista mucho de ser solamente penetración, es decir, se acompaña de caricias, y estímulos placenteros en dicha región. El uso de LAXANTES está totalmente proscrito (Aceite de ricino, metamucil, senósidos, y demás ) puesto que producirán irritación en la mucosa de todo el colon y recto. Los ESTIMULANTES de la defecación (RAPILAX) no se absorben. Están fabricados con fosfato de sodio que estimula el esfínter anal y se logra una evacuación casi inmediata; sin embargo, no limpia el ámpula rectal DESPUES DE LA DEFECACION, y podrían quedar residuos molestos que se expulsen durante el coito.



Lo más fisiológico es aplicarse un ENEMA/ENEMOL con solución tibia. Esto puede realizarse incluso después de defecar con ayuda del RAPILAX asegurándonos ausencia de residuos.


Puede parecer tedioso decir esto hoy por hoy, pero siempre debe utilizarse un CONDON en el sexo anal, con cualquier pareja, de riesgo o conocida. Esto es porque se expulsa en esta zona material contaminado con bacterias (Clamidia, Amiba, Ascares, Pseudomonas, Salmonella, E. Colí, etc.) que podrían penetrar por la uretra masculina, con resultados catastróficos (la amibiasis de pene puede terminar en amputación del miembro, prostatis crónica, cistitis, pielonefritis) además de las enfermedades venéreas tales como Chancro, Linfogranuloma, Herpes, Sífilis, Gonorrea, SIDA, etc.


Se debe escoger un condón resistente; los sensitivos y ultrasensibles son muy delgados, además que fueron creados para sexo vaginal. Los mejores son los extrafuertes de Durex, son suficientemente gruesos para aguantar el roce. Siempre se debe utilizar, en sexo anal, un buen lubricante, incluso si el condón dice la leyenda "lubricado ". Las cremas dérmicas o para las manos (Lubriderm, Nivea) no son adecuadas, se absorben rápidamente en el recto dejando el condón seco. Los lubricantes grasos no son adecuados (Vaseline, etc.) que incluso podrían romper el condón. Los lubricantes vaginales son poco viscosos. Lo mejor es un lubricante de uso médico (Gel K-Y, Lubricaina, etc.). Hay también muchos geles para uso intimo (SEXO ANAL-NO VAGINAL) que sirven para este trabajo. Si te lo vas a aplicar vos mismo, compras la enema en la farmacia viene con todo para poder administrarla, lo que sí debés saber si es tú primera vez es que debes estar cerca de un baño porque actúa muy rápidamente. Tener un inodoro cerca se hace imprescindible. También puede ser parte de la previa del acto sexual que tu pareja te lo administre, algo para pensar, si les gusta jugar al doctor.


Por último, debemos recordar que el sexo es muy rico, en todas sus facetas, pero siempre con responsabilidad. Una persona infectada se convierte en un foco de contagio para los demás, aún sin intención de hacerlo.

              Dr. Gábriel Linares Vidal

ÚLTIMOS COMENTARIOS