FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Con la moral bien alta, pero falsa.

Esta semana leo con mucho interés una nota que aparece en la pagina principal de este blog, enviada por Carlos,  titulada Buena figura, b...

Esta semana leo con mucho interés una nota que aparece en la pagina principal de este blog, enviada por Carlos,  titulada Buena figura, buena chota y (se pregunta) buena moral?

Carlos trata de preguntarse extrapolándose sobre otra nota que ha leído en el blog que ha traído mucha controversia. Nos habla de la violencia que a su vez ve en algo que a él le llama poderosamente la atención entre todas las cosas del blog. Los mensajes. Los mensajes de uds. Que tienen todo el derecho a opinar y que pueden hacerlo desde una óptica subjetiva sobre el tema que opinan y desarrollar…

Es que el blog en si nos moviliza mucho. Este blog destaca sobre todo la vida sexual de todos nosotros, la vida sexual de los otros. Es que para desarrollar nuestra vida sexual necesitamos de OTRO (así en mayúscula). Este OTRO aparece en nuestras fantasías cuando estamos solos transitando una paja, amasándonos la pija, viendo un video porno, (aunque no concretemos la eyaculación), o está al lado nuestro en una tetera, en una estación de tren vacía en la madrugada, en la Shell de Técnopolis, en un boliche, la facultad, un Burguer o donde nos pesque.

En esta vida sexual que parece tan privada y no lo es tanto involucramos a muchas más personas de las que imaginamos. De virtudes y morales diferentes.
¿Hay una sola moral?

Carlos nos habla desde un cura, un integrante de Caritas hasta un PUTO recalcitrante (tomando sus propias palabras) y abre de esa forma un abanico variopinto donde aparentemente entran todas las escalas de personalidades que puedan subirse a una cama. SU cama. No la NUESTRA, no es la TUYA, ni la MIA. Hasta aquí nos tendríamos que limitar a leer y listo, es su vida, NO ES LA NUESTRA, ni la mía.

Carlos nos abre la puerta al tema de la FALSA MORAL que hay en todo esto. En el sexo viene implícita una carga de FALSA MORAL por llamarla de alguna forma, es falsa -a priori-  porque es un concepto introducido por el propio hombre para delimitar el territorio. Viene de antaño. Para que yo no pueda tener acceso a la gente de mi propia tribu y por tanto un acceso enmarcado a los de la otra. En este punto nace la moral, los códigos y el Estado. 

Nos ha tocado en suerte (o desgracia) vivir en un mundo y una época que parece consecuencia de las encuestas. De los resultados de cualquier encuesta extraemos un rápido juicio de como nos comportamos (o somos). Somos una cultura exitista  ¿Reflejan las encuestas la realidad que nos toca vivir? ¿A que encuestas debemos hacer caso?
Por dar un ejemplo, según las encuestas "serias” en medios impresos alrededor de un 40% de las personas (hombre y mujeres por igual) han cometido infidelidad en algún momento de sus vidas, no obstante según otra realizada por internet (con el anonimato explicito que esto conlleva) alrededor de un 82% de las personas han sido infieles en algún momento de sus vidas.

¿Quién miente? Posiblemente nadie, posiblemente la falsa moral sea la que en muchos momentos nos hace decir que hemos sido fieles durante toda nuestra vida. ¿O es quizás un exceso de trivialidad? un exceso que mueve a gente (con una imaginación mas que desarrollada) a mentir y decir que han sido infieles cuando lo mas cerca que han estado de la infidelidad es decirle “hola” al vecino.
¿Somos infieles y lo ocultamos? Por supuesto que si. La infidelidad deja de serlo cuando es descubierta, es decir, pasa de ser de un acto privado y oculto a algo consumado y ante hechos consumados solamente queda una acción, el perdón o la culpa.
Pero sucede aquí que muchas personas no pretenden ser perdonados o señalados como culpables, prefieren cometer infidelidad y después ocultarla.
Y si además de todo eso negamos nuestra infidelidad y la atacamos con auténtico fervor entonces quedamos libres de toda sospecha. Sencillo ¿no?

¿Vivimos en un mundo de apariencias, de falsa moral? Preguntate eso cuando alguien defienda con fervor algo frente a vos, algo como puede ser infidelidad o cualquier otro hecho socialmente objetable.

 ¿Que hay tras ese fervor? ¿Falsa moral o la férrea convicción? Muchas veces me pregunto al escuchar las cosas que dicen mis pacientes en consulta, que defienden posturas políticas, culturales, morales y de moda con auténtico convencimiento si detrás de esa férrea moral se encuentra la falsa moral, es decir, sino están defendiendo algo para quedar libres de sospecha. Cuando uno introduce la pregunta, surge la duda y muchas veces la confirmación de que se debió obrar de OTRA manera “mas ética por llamarla de alguna forma” para quedar ajustado a la MORAL.

 La vida esta llena de contradicciones y eso significa que cada uno la interpretamos de una manera diferente. Este blog acepta todas las opiniones con la mejor de las sonrisas aunque pretendemos que la gente sea también sincera o al menos quite algo de hierro a esta vida llena de falsas morales.

Cierro con un mensaje de un lector del blog que resume en lenguaje llano lo que trate de explicar anteriormente. 
 Agus dijo...
Vivan y dejen vivir, o mejor dicho, cojan y dejen cojer. Loco, cada uno con su mambo... nadie esta en condiciones morales para cuestionar la vida del otro. Todos tenemos un muerto en el placard. Además, gran parte de la sociedad misma ya hace demasiado en discriminar a la comunidad LGBT, como para que encima nos demos el lujo de discriminarnos entre nosotros!
27 de septiembre de 2013 01:17


Free polls from Pollhost.com
En el caso de que fueras portador HIV. Lo dirías a tú compañero de cama?

NO   SI     

* Ale K es licenciado en Psicología y Abogado (UBA), psicoanalista y coordinador de grupos de reflexión. Trabaja con pacientes HIV, con parejas y varones gays. Es comunicador radial distinguido por divulgar la cultura lgtb. Para comunicarte con él escribe un comentario a continuación o escribile a su mail.

ÚLTIMOS COMENTARIOS