viernes, 27 de septiembre de 2013

SUBTES: Dos viajes en la D

1) Subí en un subte demorado (hasta las pelotas) y vi que en la puerta opuesta estaba un flaco que nos tocamos un par de veces pero había mucha gente para llegar hasta él. Miré quien estaba adelante de él, y vi a un flaco que obviamente ya lo estaba sobando antes que arrancara el subte en Catedral. Mientras el subte seguía parado sin arrancar, sube de mi lado un lindo trajeado y me queda adelante mío (había cero espacio y yo estaba casi en el borde de la puerta).
Le rocé mi mano por su pija (tendría algo suelto abajo porque no se sentia una pija apresionada en un slip ajustado ni nada de eso). Un poco se le paró pero no fue la gran cosa. Sospeché que el flaco no era gay pero como tampoco hacía nada para evitar la tocada lo seguí rozando disimuladamente por algunas estaciones.
En una estación se bajan el trajeado y varias personas mas y quedo enfrentado con el que le sobaba la pija a mi conocido (para ese entonces mi conocido ya se había bajado). Le agarré la pija casi de una, porque ya sabía cual era su onda. Me encantó ese pedazo enorme... bien gordita y larga... La verdad que no se encuentran pijas asi todos los días en el subte... se la recorrí bien con la mano desde la base hasta la punta. La tenía bien para un costado así que pude llegar hasta la punta y comprobar el tamaño de semejante nutria jajaja. Lo sobé unas estaciones hasta que me bajé.

2) Subí a un subte que iba muy muy lleno. Apenas subo un pibe onda wachiturro (wachiturro bien digamos) me miró de una forma que me llamó la atención. Él estaba cerca de la puerta por lo que pude hacerme lugar rapidamente.
Como los wachiturros me calientan para que cumplan el rol de pasivos y/o chupa pijas, me imaginé apoyandolo y eso fue lo que exactamente hice. En cuanto pude me le puse atras. En un momento, entre la multitud, pude meter mi mano dentro de mi pantalón, correrme el slip y quedar con la pija suelta. Estando atrás de él empecé a apoyarlo y el flaco no dijo ni MU...
Para no hacerla mas larga: a lo último se la comió toda y durante varias estaciones. Como él estaba de pantalones de gimnasia era imposible que no sintiera mi pija recontra parada contra su culo. Encima con la cantidad de gente que había, la multitud me apretaba de una forma terrible contra ese culo que disimuladamente ante sus pares que lo rodeaban, quería una linda pija clavada.

Sebastian Radjanjopulus

5 comentarios:

Anónimo dijo...

ayer en la línea A tipo 18 hs entre lima y rio de janeiro, un lindo pibe de traje, alto, buen lomo, me ubico en en el primer vagon, mucha gente, todos apretados, quedamos con el flaco casi de frente, mi mano queda a la altura de su pija, la acerco con temor, pero en cada frenada, el apoya mas...parece que le gusta..., pongo mi mano como un puño, y el apoya mas!!! su pija esta redura, es un paloooo, la apoya en mi puñooooo, y me puso a fulll, mi pija era una piedraaaaa....como me calento!!!!
me recalientan estas tocadas!!!!!,ojala te encuentre de nuevoooooo abrazo! jorge

Anónimo dijo...

Yo siempre viajo en subte y nunca pasa nada jajaja

Anónimo dijo...

que suerte che, yo las veces q viaje nada de nada em q subt o estacion se tiene suerte???

Anónimo dijo...

mira man..una línea que uso yo es la A, en hora pico (tipo 5-6 de la tarde) se viaja apretado, yo lo tomo en estación lima hacia Carabobo, ubícate en el primer vagon, ahí seguido pasan cosas, ahí tenes que "observar" , ver que flacos están, por ejemplo ponete delante de un chavon, ver que pasa, si te va apoyando, pone la mano a la altura de la pija a ver si le gusta que se la toquen, como estamos todos apretados nadie se da cuenta man, anda probando, eso si después contá asi nos calentamos! ya veo que nos encontramos en el subte, abrazo!, jorge

Anónimo dijo...

El viernes 1325 subiste en Tribunales hacia Belgrano, de pantalon de gimnasia azul,campera gris y sin calzoncillo.
Ya la tenias parada y te la agarre con todo. Juntamos nuestras pijas hasta que sentí que acabaste en mi mano por adentro del pantalon.
Cuando llegue a mi casa vi que tu leche paso a mi pantalon y me la dejaste con una aureola blanca. Lastima que en ningun momento interactuaste y ni me agarrastes mi verga, que explotaba. No es la primera vez que nos cruzamos. Si lees esto, siempre viajo en ese horario.