viernes, 1 de noviembre de 2013

Así te quería tener... mamando


Nos fundimos en un beso, hasta que comienza a desabrocharme el pantalón y baja mi boxer para prenderse a mi chota, hambriento, mientras yo vigilaba que no viniera nadie, él seguía en su tarea, mamando y eventualmente nos besábamos, meto mi mano a través de su remera y comienzo a pellizcar sus pezones erectos, se masturba, y luego sigue mamando, así hasta que me hizo acabar...



Lautaro Anchorena

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lautaro: sos hermoso. Me gustaría mucho conocerte algún día. Me gustas loco!!!. Besos hermoso!!!